La llorona

0

Por: Óscar Jiménez Núñez
Mientras a la presidenta del PRI Tamaulipas la llenan de apodos, crece la inconformidad en las filas del tricolor tamaulipeco en su contra.

¿Cuáles son algunos de los apodos que ya le pusieron a Aída Zulema Flores Peña? Ahí le van al menos tres:

1).-La llorona: porque se la pasa de puerta en puerta en el CEN del PRI…llore y llore, diciendo que ella es inocente de todo y que trabaja mucho…pero la raza priísta dice que sí trabaja mucho, pero para Egidio Torre Cantú.

2).-La Mesa de Barandilla: porque Aída Zulema tiene muchas denuncias acumuladas en la mesa. Y…

3).-La Sepulturera: porque fue la que enterró al Movimiento Territorial (M.T.) de Tamaulipas. Ya no les pagó la renta de sus oficinas frente al edificio del PRI Estatal en Cd. Victoria…los enterró.

Así las cosas en contra de Aída Zulema, a quien los emetistas no la pueden ni ver en pintura debido a que los echó a la calle.

Incluso Humberto Valdez Ruchaud, líder estatal del Movimiento Territorial, me dijo que ya se cambiaron de oficina, que ahora se ubican a poca distancia del domicilio habitual.

Y que la renta por lo pronto la estará pagando de su bolsillo y de las actividades que este organismo haga para recaudar fondos.

Por lo que de plano sentencia Humberto Valdez que el M.T. no cuenta para nada con la presidenta del PRI Tamaulipas, misma que mantiene secuestrado al comité directivo estatal y apoyando en sus aspiraciones a Sergio Guajardo Maldonado que viene de una estirpe de profesionales de la nómina pública.

Y si este escenario no basta como para ahuyentar a los verdaderos priístas, hay que ver los esfuerzos que hacen los de La Banda del Botox para quedarse con el PRI Tamaulipas, y así disponer del presupuesto de ese partido y de las candidaturas plurinominales.

¿Quiénes son los de La Banda del Bótox? Se les ve a lo lejos. Entre ellos podemos contar a Eugenio Hernández Flores, Óscar Luebbert Gutiérrez, Chuchín de la Garza, Egidio Torre Cantú y Lupita Flores. Todos ellos rinden culto a través de su rostro al bótox.

Todos ellos quieren dominar los destinos del priísmo tamaulipeco para seguir pegados a la ubre presupuestaria. Y de todos los seguidores del bótox hay uno que es el que se la está pasando de lo lindo… de rechupete.

Me refiero a Egidio Torre Cantú, ex gobernador del estado, quien se pasea libremente por la zona metropolitana de Monterrey y otros lugares de la república.

Vive como rey y nadie lo investiga, a pesar de que destrozó el presupuesto público de nuestro estado. Y tal parece que el nuevo gobierno estatal lo exoneró debido a que no le han puesto si quiera un recargo en el pago de tenencia vehicular, menos una denuncia ¿por qué será? ¿qué le deben?

La última fiesta que se aventó el ex gobernador fue nada menos que la boda de uno de los hijos del su jefe de prensa Guillermo Martínez en la Ciudad de Monterrey.

La boda fue a principios de este mes de Junio y estuvo con todo. Solamente que esta vez Memo Martínez pretendió ser discreto y casi no invitó a nadie de Ciudad Victoria.

Pero no faltó a la boda su jefazo Egidio Torre Cantú, también asistieron algunos secretarios de gabinete que fueron sus compañeros en el gobierno anterior de Tamaulipas y algunos colaboradores suyos.

Me da la impresión que el jefe del último gobierno priísta estatal trató de no llamar la atención con la boda de su hijo, pero como quiera la reseña social dice que estuvo “bonita”.

O sea, ellos, “los mamalones del gobierno pasado” se la pasan con máuser, de fiesta en fiesta, gaste y gaste, y aún así quieren seguir en el presupuesto público.

¿Y nosotros en Tamaulipas? No pues nosotros viviendo entre balas, sangre, ulular de las ambulancias y patrullas, persecuciones a toda velocidad, amenazas, levantones, ejecuciones, etc., pero por lo demás todo bien.

MAQUIAVELITO
…”Habría que reconocerle a Rafael Moreno Valle el mérito al primer libro en el mundo en tener más espectaculares que lectores” (Twitter).

osjinuf@gmail.com

www.elfrancotirador.net

Compárte esta noticia:

Déjanos tu comentario