Trump cancela el acuerdo unilateral de Estados Unidos con Cuba

0

Washington, Estados Unidos.- El presidente estadounidense, Donald Trump, endureció ayer la política de su predecesor Barack Obama hacia Cuba, prohibió hacer negocios con los militares en la isla y prometió apoyar al pueblo cubano en su lucha contra su “brutal” Gobierno.

Atendiendo una promesa de campaña, Trump complació al exilio cubano al urgir a La Habana a respetar los derechos humanos, pero en la práctica los cambios anunciados fueron moderados.

“A partir de ahora, estoy cancelando completamente el acuerdo unilateral con Cuba”, dijo Trump en un pequeño teatro en la Pequeña Habana de Miami, al anunciar al exilio cubano las modificaciones.

“No queremos que los dólares estadounidenses vayan a parar a un monopolio militar que explota y abusa a los ciudadanos de Cuba (…) y no levantaremos las sanciones hasta que se liberen los presos políticos”, prometió Trump.

Principalmente, la nueva política impide cualquier transacción financiera con el Grupo de Administración de Empresas (GAESA), un holding estatal cubano que de acuerdo con Washington, beneficia directamente a altos jefes de las Fuerzas Armadas.

El apoyo a esta medida es monolítico, porque fuerza a los inversores extranjeros a entenderse directamente con los nóveles empresarios en la isla.

Trump también fijó medidas más estrictas para los viajes de los estadounidenses a la isla; pero las relaciones diplomáticas se mantienen y los cubanos conservan su derecho de viajar y enviar remesas.

El director asociado del Instituto de Investigaciones Cubanas de la Universidad Internacional de Florida, opinó que “El cambio no es radical. Trump no revirtió la política de Obama, sino que hizo ajustes”, dijo, y añadió que “son ajustes simbólicos, aunque con un componente práctico, que es el de evitar que el dinero vaya a manos del Gobierno”.

DENUNCIAN MEDIDAS, PERO REITERAN VOLUNTAD DE DIÁLOGO
Cuba denunció el endurecimiento del embargo estadounidense con las nuevas restricciones dictadas por Donald Trump, pero reiteró su voluntad de continuar el diálogo “respetuoso” con Washington.

La Habana rechazó “la manipulación con fines políticos y el doble rasero en el tratamiento del tema de los derechos humanos” y señaló que Trump “otra vez mal asesorado, toma decisiones que favorecen los intereses políticos de una minoría extremista de origen cubano del estado de Florida”.

Advirtió que cualquier estrategia dirigida a cambiar el sistema político, económico y social en Cuba, estará condenada al fracaso.

Cuba y Estados Unidos reanudaron sus relaciones diplomáticas en 2015, tras medio siglo de enfrentamientos políticos.

En una declaración difundida simultáneamente en todos los medios estatales, el Ejecutivo de Raúl Castro respondió a los anuncios realizados en Miami por el presidente estadounidense, Donald Trump, quien endureció las políticas de Estados Unidos hacia la isla.

Compárte esta noticia:

Déjanos tu comentario