Corea del Norte ultima sus planes para atacar Guam con misiles Hwasong-12

0

Pyongyang, Corea del Norte, Asia.- Después de considerar que la retórica ardiente de Donald Trump, prometiendo un infierno de “fuego y furia jamás visto” es “un montón de tonterías”, el régimen de Corea del Norte anunció que está ultimando sus planes de atacar Guam; plan que tendrá listo en breve y que consiste en lanzar cuatro misilazos a la estratégica isla norteamericana en medio del Pacífico.

Pyongyang confirmó así su intención de atacar la isla estadounidense de Guam, anunciada dos días atrás, y anticipó que evalúa “seriamente” el uso “en forma contemporánea” de cuatro misiles de alcance intermedio Hwasong-12 para golpear activos estratégicos de la Marina y la Aeronáutica de Estados Unidos. En Guam, en poder de los estadounidenses desde 1898, la marina norteamericana tiene la Base Aérea de Andersen con 6.000 soldados.

El plan esbozado por el general Kim Rak-gyom, jefe de la unidad balística especial, prevé su completa definición para mediados de agosto, a la espera de la ejecución de la orden del líder Kim Jong-un, según la agencia de noticias oficial Kcna.

De acuerdo al reporte, los misiles atravesarán el cielo de las prefecturas japonesas de Shimane, Hiroshima y Koichi para cubrir la trayectoria hacia el sur de “3.356,7 kilómetros en 1.065 segundos (casi 18 minutos, ndr) antes de tocar tierra en los 30-40 km de Guam”. La medida está destinada a las “fuerzas enemigas de las principales bases militares en Guam y enviar una advertencia crucial para Estados Unidos”, en respuesta al mensaje de “fuego y furia” enviado por Trump si Pyongyang no deja de lado sus amenazas nucleares hacia Washington.

“Un dialogo sano no es posible con una persona privada de razón y solo una fuerza absoluta puede funcionar con él”, dijo el general Kim Rak-gyom citado por la agencia.

Guam, una isla de 544 km cuadrados, dista a unos 3.400 km de Pyongyang: alberga miles de militares, en gran parte concentrados en la base Andersen con la 36° división aérea reforzada por bombarderos estratégicos B-52 e B-1B, además de sistemas sofisticados antimisiles Thaad, de reciente despliegue también en Corea del Sur.

Además de ser un activo militar estratégico, Guam es una joya turística donde viven más de 160 mil personas.

Dos B-1B, listos para alcanzar el Norte en apenas dos horas, realizaron esta semana maniobras de vuelo sobre la península junto a cazas de Seúl.

Corea del Norte reaccionó con estas amenazas ante las nuevas sanciones decididas por el Consejo de Seguridad de la ONU después de dos lanzamientos de misiles balísticos intercontinentales del mes pasado, uno de ellos el 4 de julio con el uso de un Hwasong-14 en el día de la independencia de Estados Unidos.

Según The Washington Post, la inteligencia estadounidense considera que Pyongyang obtuvo con éxito el proceso de miniaturización de una bomba atómica, pasaje crucial para emerger como potencia nuclear.

Tras las nuevas amenazas norcoreanas, Japón advirtió que está en condiciones de interceptar y abatir los misiles que el régimen norcoreano asegura estar dispuesto a lanzar contra la isla. Lo dijo en el Parlamento en flamante ministro de Defensa, Itsunori Onodera. Tokio, afirmó el portavoz del gobierno japonés Yoshihide Suga, mantendrá la máxima vigilancia porque “no podemos tolerar un tan claro acto de provocación para la seguridad de la región y de la comunidad internacional, incluido nuestro país”.

Además, invitó a Pyonagyang a ejercer el autocontrol. Onodera observó que un eventual ataque contra Guam rompería la disuasión estadounidense en relación a las acciones hostiles hacia Japón.

Se trata, dijo, de un escenario de gravedad y emergencia que pondría en riesgo la asistencia misma de la nación japonesa. Por ello, Tokio podría ejercer el derecho de “autodefensa colectiva” en la interpretación hecha del Parlamento hace algunos años, poniendo en campo los sistemas antimisiles Aegis.

Sería, de hecho, la reacción no solo ante un acto contra Japón sino contra un aliado.

También Corea del Sur prometió una “fuerte y resolutiva reacción” a cualquier ataque del Norte junto a sus aliados, en especial Estados Unidos.

El coronel Roh Jae-cheon, portavoz del Comando de Estado mayor militar conjunto, aseguró que, gracias a la sólida combinación militar Washington-Seúl, “estamos absolutamente listos para reaccionar con decisión a toda provocación del Norte”.

Compárte esta noticia:

Déjanos tu comentario