La moneda está en el aire

0

Por: Alejandro Govea Torres
Los siete aspirantes a la dirigencia estatal del PRI se reunirán hoy en la Ciudad de México para ver la posibilidad de que surja un candidato de unidad, sobre todo después de que en la recta final sólo quedan tres, es decir Oscar Luebbert Gutiérrez, Sergio Guajardo Maldonado y Alejandro Guevara Cobos.

El resto de los aspirantes, es decir Luis Enrique Arreola Vidal, Roberto González Barba, Juan Alonso Camarillo y Miguel Manzur Nader, ya se dieron cuenta que no tienen nada que hacer ante el apoyo logrado entre los consejeros por los antes mencionados, incluso se da por hecho de que declinen a favor de alguno de los tres para inclinar la balanza.

Se habla de que Arreola Vidal y Manzur Nader declinarían a favor de Luebbert Gutiérrez, mientras que González Barba y Alonso Camarillo apoyarían la nominación de Guajardo Maldonado.

En caso de que esta versión resulte ser cierta, el diputado federal con licencia Guevara Cobos se quedaría de nueva cuenta en “la rayita”, como cuando buscó ser candidato a la gubernatura con el cuento de que tenía todo el apoyo de su amigo Enrique Peña Nieto.

Por el contrario, el legislador mantense podría dar la sorpresa y propiciar que la designación del nuevo dirigente estatal se realice hasta la Asamblea Estatal programada para el próximo 26 de agosto.

Es por eso, que como dice el viejo refrán: “la moneda está en el aire”, sin embargo no se descarta la posibilidad de que surja un candidato de unidad para llegar a la 22° Asamblea Nacional del PRI en total armonía ante la necesidad de cerrar filas y fortalecer la estructura partidista con miras a la elección presidencial más competida de la historia reciente del país.

Y hablando del cónclave priísta de mañana, no hay duda de que el dirigente nacional del PRI, Enrique Ochoa Reza, sufrió para “romper los candados” que impedían la apertura del tricolor para la participación de ciudadanos como candidatos en los procesos electorales.

Los ex-gobernadores Ivonne Ortega Pacheco de Yucatán y Ulises Ruiz Ortiz de Oaxaca fueron quienes más se opusieron a “romper los candados” con el pretexto de tomar en cuenta a la militancia priísta, pero se les olvidó que ambos surgieron a través de la voluntad del llamado “fiel de la balanza”.

Se dice que la reforma de los estatutos fue hecha para favorecer a José Antonio Meade Kuribreña o a Aurelio Nuño Mayer, pero lo cierto es que abre la posibilidad de que se designe a un ciudadano alejado de la política y de una total solvencia económica y moral, como podría ser un empresario de la talla de Carlos Slim Helú, dueño del Grupo Carso.

También abre la posibilidad de que sea nominado un empresario que ha trabajado muy de cerca con la administración del Presidente Peña Nieto, como es el caso del ex-dirigente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) y actual titular de la Autoridad Federal para el Desarrollo de las Zonas Económicas Especiales (ZEE), Gerardo Guitérrez Candiani.

No fue gratis “abrir los candados”, pero bien valió la pena porque se logró acabar con el “chapulineo legislativo”, puesto que ahora se ratificará la prohibición de que algún senador o diputado salte de una cámara a otra por medio de las llamadas candidaturas plurinominales.

De esta forma, Baltazar Hinojosa Ochoa no podrá llegar al Senado de la República a través de una candidatura plurinominal porque en la actualidad ostenta una como diputado federal.

Ya no podrá “saltar de una cámara a otra”, como lo hizo Amira Gómez Tueme, amiga muy cercana de Manlio Fabio Beltrones Rivera, así como también la añorada Laura Garza Galindo.

En otro tema, continúa el calvario de Rafael Márquez Álvarez (Rafa Márquez) y de Julio César Álvarez Montelongo (Julión Álvarez), quienes se declararon inocentes de las acusaciones del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, cuya dependencia los involucró en el lavado de dinero del presunto narcotraficante Raúl Flores Hernández.

Por vía de mientras los cancelaron sus visas y sus cuentas bancarias tanto en los Estados Unidos como en México, además de poner en duda su honorabilidad que han logrado tanto el más famoso jugador de nuestro país, como el cantante de música norteña.

En caso de que las acusaciones resulten ser falsas, ambos tendrán la oportunidad de presentar una demanda millonaria en contra del Departamento del Tesoro por dañar su imagen pública y situación económica.

Correo electrónico: jagovea_53@yaoo.com

Compárte esta noticia:

Déjanos tu comentario