En Estados Unidos el Alcalde de LA lanza lucha nacional en defensa de dreamers

0

Washington, Estados Unidos.- Un esfuerzo bipartidista a escala nacional para defender el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés), destinado a jóvenes indocumentados que fueron traídos por sus padres a Estados Unidos siendo niños, fue lanzado este martes por el alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti.

En tanto, el consejo municipal de Denver aprobó una ordenanza para proteger a inmigrantes, mientras la Casa Blanca amenaza con retirar fondos federales a las ciudades santuarios.

Garcetti, presidente de la Alianza Latinoamericana de Alcaldes de Estados Unidos (USCM, por sus siglas en inglés), encabezó una jornada nacional de acción de alcaldes del país en defensa del DACA.

Anunció que ampliará las salvaguardias de acuerdo con la Orden Especial #40 de la policía de Los Ángeles, que impide a agentes del orden realizar funciones propias de las autoridades migratorias.

De igual forma anotó que estará con los defensores de los inmigrantes para comprometerse en su defensa ante la Casa Blanca y el Congreso.

Esta acción es preventiva, ante la posible eliminación del programa lanzado por la administración de Barack Obama y que de acuerdo con filtraciones de la Casa Blanca, el presidente Donald Trump planea eliminar.

Garcetti encabeza el esfuerzo bipartidista a escala nacional para defender la DACA y llamó al gobierno de Trump a preservar un programa federal compasivo que ha permitido a cerca de 800 mil jóvenes permanecer en el país.

El presidente de la USCM pidió a la Casa Blanca abandonar cualquier idea de derogar el programa destinado a los jóvenes conocidos como dreamers, y apremió al Congreso a aprobar una reforma integral de inmigración que podría poner un fin a la ansiedad que ha impactado a las comunidades de inmigrantes en Estados Unidos.

“El sueño americano pertenece primero a nuestros hijos”, dijo Garcetti. “DACA ha dado a cientos de miles de jóvenes ambiciosos y trabajadores una nueva esperanza de construir vidas en Estados Unidos y evitó a sus familias el desgarramiento de la separación”, indicó.

A su vez, el Consejo Municipal de Denver aprobó una medida para proteger a los inmigrantes indocumentados de la ciudad, aunque no declara formalmente la capital de Colorado como ciudad santuario.

Una de las grandes prioridades de Trump es revocar los fondos federales a las ciudades santuarios, definidas como lugares que limitan su cooperación con las autoridades federales de inmigración.

Chicago ha presentado una demanda federal contra las nuevas condiciones para recibir la ayuda de Washington. En San Francisco, Seattle y otras ciudades también se han presentado querellas por cuestiones constitucionales.

Compárte esta noticia:

Déjanos tu comentario