Cuenta la ENCRyM con Laboratorio de Conservación de Patrimonio Metálico

0

Ciudad de México.- En la Escuela Nacional de Conservación, Restauración y Museografía (ENCRyM), del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), se conformó el Laboratorio de Conservación de Patrimonio Metálico, que permitirá un conocimiento a profundidad sobre este tipo de bienes culturales, destacó Andrés Triana Moreno, titular de esa institución educativa.

Durante el Primer Congreso de Conservación de Campanas Sonoras, que se enmarca en los 50 años de la ENCRyM, Triana Moreno comentó que esta reunión representa la primera acción y línea de investigación concreta del laboratorio, que tiene su origen en el Seminario–Taller de Restauración de Metales, que también continuará su andar aunque ahora de forma más exclusiva como espacio de formación académica.

Desde la década de los ochenta, la escuela del INAH puso en marcha la figura del seminario-taller que a lo largo de los años, se ha erigido, principalmente, como el espacio de formación, por lo que se vio la necesidad de que la investigación y colaboración con otras instituciones contaran con una figura institucional distinta y con objetivos más amplios.

Entre los trabajos de investigación realizados están los análisis de algunas colecciones de piezas prehispánicas hechas en metal, procedentes de El Teúl (Zacatecas), de Chichen Itzá (Yucatán) y de la Tumba 7 de Monte Albán (Oaxaca), examinadas en colaboración con el Laboratorio Nacional de Ciencias para la Investigación y Conservación del Patrimonio Cultural del Instituto de Física, y con el Instituto de Investigaciones Antropológicas, ambos de la UNAM.

Jannen Contreras Vargas, una de las organizadoras del congreso, profesora titular del Seminario-Taller e integrante del Laboratorio de Conservación de Patrimonio Metálico, mencionó que el nuevo espacio será un marco más amplio para la investigación, eventos académicos y colaboraciones con instituciones e investigadores nacionales e internacionales.

Otro de los trabajos a destacar como parte de un equipo interdisciplinario e interinstitucional, fue la recuperación integral de la Escultura Ecuestre de Carlos IV, conocida como El Caballito, en el que Jannen Contreras fungió como coordinadora operativa del proyecto.

Sobre el congreso, la restauradora recordó que hace años, a los integrantes del Seminario Taller de Restauración de Metales les preguntaban cómo se restauraban y conservaban las campanas, y al darse cuenta que no contaban con las herramientas para responder tales inquietudes, acudieron con gente que ya tenía más experiencia en el tema, principalmente en España “pero como no hay una forma única de resolver estas cuestiones, decidimos integrar un equipo de trabajo donde todos vertiéramos nuestros conocimientos y compartirlos”.

Fue así que en 2015 se tuvo el primer encuentro del Seminario Permanente de Conservación de Campanas Sonoras, donde se expusieron temas como el estado de numerosas campanas en el país que presentan daños severos por la forma en que se les ha tratado.

La importancia de las campanas como patrimonio cultural radica en su sonoridad, función para la que fueron creadas. También está la materialidad, y dependiendo de su forma y de los componentes con los que está hecha, se producirá un sonido específico; asimismo, destaca su valor social ligado a la parte histórica.

“Hemos tenido casos de piezas muy antiguas que han sido fundidas sin que se tenga un registro de las mismas, con ello se cambian no sólo los sistemas de agarre o de sonido, sino también de la forma; aunque se reutiliza el material no hay registro de la obra previa”, lamentó la restauradora.

En su ponencia ¿Refundir puede a llegar a ser una opción? Una reflexión sobre las posibilidades de restauración de campanas en México, Contreras Vargas consideró que no es la alternativa.

“No hay una respuesta única, hay muchas opciones, dependiendo del caso, se tendría que establecer si una campana dañada se puede ‘musealizar’ (convertir en pieza de museo), de ser así se tendría que hacer una reproducción, o si se puede soldar; refundir debería ser la última opción y la menos socorrida. En la medida en que como institución demos respuesta a las comunidades, creemos que será menos común”, puntualizó.

La restauradora Daniela Lira Pacheco, presentó la ponencia Análisis crítico de las posibilidades de intervención en campanas sonoras fracturadas, en la que ahondó en las restauraciones de estos instrumentos hechas en Inglaterra, y en lo relativo a las legislaciones en España para protegerlas. “En México, ante la carencia de una legislación y de criterios definidos para intervenirlas, cada caso debe ser tratado específicamente”.

Compárte esta noticia:

Déjanos tu comentario