Inicia la carrera electoral del año 2018

0

Por: Ciriaco Navarrete Rodríguez
Una vez más se repite la historia de la carrera electoral, la cual concluirá el primer domingo del mes de julio del año 2018, fecha en la que lo mismo se habrá de relevar al Presidente de la Republica, así como a los legisladores federales del Congreso de la Unión, y a los integrantes del Senado de la República, en lo relativo a la renovación de los Poderes Federales.

Se trata del más oneroso y gigantesco gasto que pagaremos los mexicanos, porque ese dinero saldrá de nuestros impuestos, y son las millonarias sumas que necesitan los compatriotas privilegiados que ya se lamen los “bigotes”, para llegar a ser los triunfadores de esos quehaceres políticos, para que en nuestro nombre y representación puedan disfrutar de las millonarias prerrogativas económicas propias de las mieles del poder.

Eso de son supuestos patriotas, se debe a que casi a nadie, de quienes sean postulados para contender por los diversos caragos de elección popular los guía el verdadero interés por contribuir a resolver la gran problemática nacional que padecemos los mexicanos, y que tiene postradas a millones de compatriotas en las diversas formas y modalidades de la pobreza.

Porque hay que saber que existe pobreza jurídica, económica, financiera, industrial, comercial científica, tecnológica, educativa y cultural. Esta última en sus ocho áreas que son equiparables a las Inteligencias Múltiples descubiertas por el científico norteamericano Howard Gardner.

Por eso mismo hay graves deficiencias para entender las deficitarias culturas lingüísticas, las lógico-matemáticas, las geográfico-espaciales, las cinestésico-corporales, las artísticas, las intrapersonales, las interpersonales, y las naturalistas, y eso se evidencia porque casi toda la población reduce el concepto de cultura, al universo artístico.

Sin embargo, todos los candidatos, absolutamente todos, nos habrán de prometer conducirnos hacia ese mundo desconocido “de las mil maravillas”, el cual solamente existe en su personal imaginación, porque nos ofrecerán como grandes prioridades el “combate a la pobreza”, así como a la inseguridad pública, como si fuera una confrontación de guerra.

Porque en realidad, la pobreza y la inseguridad pública, se deben se debe erradicar y en su caso, reducir a su mínima expresión, tal como sucede en los Estados Unidos de América (EUA), Japón, Alemania, Canadá, Francia, Italia y el Reino Unido de la Gran Bretaña, que según su orden de poderío económico y financiero, son lklas únicas siete democracias verdaderas del mundo.

Y si bien es cierto que en esas democracias también hay familias pobres, se debe a dos motivos, el primero corresponde a los miles de migrantes que a diario llegan procedentes de los países subdesarrollados, y en segundo lugar, debemos entender que hay pobres que son el resultado de las debilidades del cerebro humano, muchas veces afectado por la drogadicción.

Los candidatos mexicanos, no tendrán ningún reparo en ofrecernos la creación de numerosos empleos, que además, nos habrán de asegurar que serán bien pagados, cuando en realidad serán remunerados con salarios de hambre, y por lo mismo será imposible igualarlos con los elevados pagos que reciben los trabajadores de las naciones desarrolladas o democráticas.

Esos son los cuentos de siempre, y se debe a que los políticos mexicanos solamente conocen la “Filosofía de las Conveniencias”, esa disciplina en la que se atrincheran en el compromiso “del yo, primero yo, y después yo”, pero ero ni por asomo piensan en el “tú, Ustedes y los demás”.

Esa es una penosa y muy triste realidad, porque además, la gran mayoría usa las veredas de la improvisación para alcanzar sus personales propósitos, pero jamás nos explican el concepto real, de lo que debe ser y hacer, un presidente, un diputado, un senador, un Secretario de Estado, y ni siquiera saben lo que debemos entender por democracia verdadera.

Y así sucesivamente, la improvisación sigue su curso hipotético hacia los cargos de elección popular, de los Estados y municipios, donde uso y la costumbre del “ahí se va” sigue su curso empático con los altos mandos nacionales, donde el Presidente de la República, alcanza esa super categoría, que es la más alta de la nación, y que lo convierte en único dueño legítimo del país entero.

Y aclaro que esa nos es una simple suposición, porque así está contemplado en el espíritu y contenido del Artículo 27 Constitucional, pero hay que leerlo e interpretarlo con minucioso rigor lingüístico, y sin dejarnos llevar por la creencia de lo qu siempre nos han asegurado nuestros políticos y gobernantes, que en materia de rigor lingüístico, sencillamente son improvisados.

INVITACIÓN:
A mis amables lectores, quienes me distinguen con publicar este trabajo editorial, les invito, para que cada domingo, en punto de las 10.30 horas, sintonicen la Estación de Radio Tamaulipas, para que escuchen mi gustado Programa Cultural: “Voces de la Experiencia”. Además, el él hago referencia a los medios que a diario públican a “PODER POLÍTICO”.
E ´mail: ciriaconavarrete_1941@yahoo.com.mx
Facebook: Ciriaco Navarrete Rodríguez

Compárte esta noticia:

Déjanos tu comentario