Emprenden viaje por la música y sueños de Cri-Crí en el El Teatro Helénico

0

Ciudad de México.- Música, canto y baile son los ingredientes principales del espectáculo Que dejen toditos los sueños abiertos, un viaje por la música y sueños de Francisco Gabilondo Soler Cri-Crí que el próximo domingo 15 de octubre iniciará temporada en el Teatro Helénico del Centro Cultural Helénico.

Los detalles de la temporada de este espectáculo se dieron a conocer en conferencia de prensa realizada en el Teatro Helénico.

Que dejen toditos los sueños abiertos tiene el objetivo de celebrar el 110 aniversario del natalicio de este autor de música y cuentos extraordinarios, y es también una obra que invita a imaginar y penetrar en el fantástico mundo de Francisco Gabilondo.

A través de esta obra, el público será sumergido en un universo de aventuras -lleno de historias que se realizan en lugares lejanos y desconocidos- en donde conocerán los datos más importantes de la vida y obra de Cri-Crí.

Podrán descubrir, entre otras cosas, el nombre y sonido de instrumentos musicales como el violín, flauta y el tambor; los años de trabajo y estudios realizados por este “compositor alegre y cascabelero”; sus diversos viajes para conocer bailes y lenguas “de otras tierras”; sus pasiones; su gusto por el baile; su breve momento como novelista y algunas de sus más importantes inspiraciones.

Quienes acudan a ver esta pieza también escucharán versiones únicas de canciones icónicas y celebres de Cri-Crí como Marcha de las letras, Caminito de la escuela, Che araña, El negrito bailarín y el Ratón vaquero pero también de las pocas conocidas o difundidas como La sirenita o Los sueños.

Mario Iván Martínez, actor y cantante, destacó que se trata de un espectáculo emotivo que hilvana canciones y textos luminosos de un creador sin comparación.

“Se trata de un espectáculo que enfatiza al Cri-Crí viajero, al que decide viajar para iluminarse y crear música única. Al autor de 226 canciones cuya imaginación e inspiración viene de arriba y es prolífico”.

Que dejen toditos los sueños abiertos tiene una duración de 60 minutos y es un espectáculo para los niños, pero también para las mamás, papás y abuelitos que fueron niños con la magia de este compositor inusitado.

En la conferencia de prensa también estuvieron presentes Tiburcio Gabilondo, hijo del compositor, José Posada, coreógrafo del espectáculo y los actores y cantantes Jimena Parés y Luigi Vidal.

Que dejen toditos los sueños abiertos se presentará los domingos, del 15 de octubre al 17 de diciembre, a las 13:00 horas, en el Teatro Helénico del Centro Cultural Helénico ubicado en Avenida Revolución 1500, en la colonia Guadalupe Inn, Álvaro Obregón. Costo 150 pesos.

Compárte esta noticia:

Déjanos tu comentario