En la SEP, persiste el enfoque electoral

0

Por: Ciriaco Navarrete Rodríguez
Es Otto Granados, es el nuevo Secretario de Educación Pública del Gobierno mexicano, se trata de un experimentado político muy allegado al Ex-Presidente Carlos Salinas de Gortari, y aunque es experto en lides electorales, en el campo educativo no ha trascendido de su estatus de teórico y subdesarrollado.

Así lo demostró en sus comentarios vertidos durante la larga entrevista que le hizo el colega Raymundo Riva Palacio, durante su programa televisivo denominado “Estrictamente Personal”, y es que el nuevo titular de la SEP, como sabemos, Otto Granados, relevó en el cargo al inútil Gregorio Nuño Mayer, pero en la entrevista en comento, el Ex-Gobernador de Aguascalientes, incurrió en diversas imprecisiones.

Otto Granados intentó hacer una apología de la idiosincrasia propia de los mexicanos del sur, y los comparó como muy deficientes frente a los compatriotas que habitamos en los Estados norteños; el aguascalentense, dijo que quienes vivimos en las ciudades de las Entidades Federativas fronterizas con el Estado de Texas, se olvidó de Arizona, Nuevo México, y California, pero señaló que de alguna manera nos ha favorecido esa vecindad, lo cual fue uno de sus pocos aciertos.

Lo peor de sus explicaciones, es que las centró en paradigmas de naciones subdesarrolladas como Tailandia, Brasil y Portugal, terruño natal del actual Secretario General de la ONU, pero también hizo referencia positiva de la República de Chile, sin embargo, jamás mencionó a las únicas siete democracias del planeta, como lo son los Estados Unidos de América (EUA), Japón, Alemania, Canadá, Francia, Italia y el Reino Unido de la Gran Bretaña, en cuyos países, en realidad, se encuentran los más destacados avances científicos y tecnológicos.

Otto Granados, también incurrió en el error de asegurar que pasarán varias generaciones para que la Educación en México pueda alcanzar los niveles de esas naciones que usó como referentes muy avanzados en el campo formativo de la personalidad del ser humano de cualquier país del mundo.

Lo que realmente sucede es que los titulares de SEP, que han arribado ese cargo durante el Siglo XX, y en lo que va del actual, a excepción de Don Jaime Torres Bodet, todos los demás, han manejado la educación nacional como un verdadero “instrumento electoral”, la prueba irrefutable de esa triste realidad, la encontramos en el Nuevo Modelo Educativo, que fue “ideota” de Gregorio Nuño Mayer, y quien actualmente se desempeña como Jefe de la Campaña Presidencial del virtual candidato del PRI, José Antonio Meade Kuribreña.

En el trasfondo de esa engañosa realidad encontramos la deficiente formación del magisterio nacional, y aunque encontramos docentes con elevados grados académicos, sin duda los han logrado por propio esfuerzo personal, pero hay que decir también, que abundan “académicos balines”, porque han comprado sus respectivos títulos y cédulas profesionales, particularmente en Universidades Privadas, y en Expendios Especializados esa conocida y vigente corrupción.

Uno de le esos expendios es el conocido como “La Plaza de Santo Domingo”, de la ciudad de México, capital del país, donde en el año 2011, cuando yo era Director General de la Editorial Sondeo, hice una investigación con la ayuda eficaz de mi colaborador, y actual Licenciado en Administración, Víctor Tena, y no fue nada difícil encontrar a los oferentes de títulos Académicos y Cédulas Profesionales.

Y de manera casi pública encontramos a los vendedores especializados, en esas artes corruptas, los cuales nos ofrecieron un servicio garantizado y plenamente reconocido por la Dirección General de Profesiones de la SEP, y cuyas tarifas para los títulos de licenciatura tenían un costo de 12 mil pesos; los de maestría costaban 18 mil pesos , y los títulos de doctorado tenían costaban de 30 mil pesos; pero eso fue en el año 2011, sin embargo, con la crisis que padecemos, no dudo que los precios ya se elevaron.

Derivado de lo anterior, se sabe que muchos políticos, gobernantes y funcionarios anclados en el sector público, han escalado diversas categorías, utilizando títulos y cédulas profesionales hechas en la “Universidades Artesanales”, pero no solamente se trata de esa clase de documentos, porque también hay burócratas administrativos y que laboran como parte del personal de apoyo, y quienes, para ser admitidos compraron sus certificados de Primaria, Secundaria y de Preparatoria.

Esos actos de corrupción académica, los encontramos en todas la Entidades Federativas de la República Mexicana, pero no sólo eso, sino que hay muchos empleados municipales, estatales, y federales, que tienen empleos de diversos niveles y categorías, y además, sus plazas son pagadas con salarios elevadísimos, a pesar de que se trata de personas analfabetas.

Esa persistente corrupción en el ámbito académico, estorba mucho al desarrollo de la educación nacional, pero todo ello, es consecuencia del corrupto adoctrinamiento político mejor conocido como Presidencialismo, y que constituye el hontanar fáctico u origen del centralismo político, económico y gubernamental que seguimos padeciendo los mexicanos, y que se debe a la carencia del Régimen de la Democracia Verdadera, que ningún presidente mexicano ha querido adoptar.

Lo peor del caso, es que ningún aspirante a la Presidencia de la República Mexicana, ni siquiera nos ha insinuado que la democracia verdadera se encuentra como compromiso central de su proyecto de nación, al contrario, todos festinan la supuesta existencia de la democracia, muy a pesar de que está ausente en la estructura jurídica de la propia Constitución General de la República.

E ´mail: ciriaconavarrete_1941@yahoo.com.mx
Facebook: Ciriaco Navarrete Rodríguez

Compárte esta noticia:

Déjanos tu comentario