Varios muertos en Venezuela tras operativo contra ex policía rebelde

0

Caracas, Venezuela.- Un intenso operativo en Venezuela para capturar al ex policía Óscar Pérez, quien en 2017 atacó desde un helicóptero edificios gubernamentales, dejó este lunes varios muertos –dos de ellos policías–, heridos y cinco detenidos.

Al cierre de esta edición no había informes oficiales sobre la suerte que corrió Óscar Pérez, aunque fuentes policiales aseguraron a Sputnik que habría muerto en el enfrentamiento.

“Estoy seguro de que lo sacaron muerto”, declaró una fuente que formó parte del operativo.

El Ministerio del Interior informó: “los integrantes de esta célula terrorista que hicieron resistencia armada fueron abatidos y (otros) cinco criminales fueron capturados”, sin precisar qué sucedió con Pérez.

El presidente Nicolás Maduro, durante su mensaje anual desde la Asamblea Nacional Constituyente, dijo que en el enfrentamiento fallecieron dos policías a consecuencia de disparos en la cabeza que recibieron cuando se encontraban esperando la entrega de los rebeldes y que fue abatida “gran parte del grupo terrorista”, pero no dio más detalles.

El mandatario indicó que otros seis policías resultaron gravemente heridos y más de cinco miembros del grupo quedaron detenidos.

“Nos enteramos de que tenían preparado un carro bomba para hacerlo estallar frente a la embajada de un país querido y prestigioso”, aseguró.

Piloto y actor, de 36 años, Pérez quedó acorralado con sus hombres durante la madrugada en una casa en la carretera hacia El Junquito, 25 kilómetros al noroeste de Caracas, y en una docena de videos que difundió en su cuenta de Instagram acusó a las autoridades de querer matarlos pese a que estaban dispuestos a entregarse.

Según la nota oficial, el ex agente policial y sus hombres estaban “apertrechados con armamento de alto calibre y abrieron fuego contra las fuerzas de seguridad”, lo que dejó dos policías muertos y cinco heridos.

“Los efectivos fueron atacados por los violentos cuando estaban negociando las condiciones para su entrega y resguardo”, subrayó el Ministerio del Interior, que agregó que el grupo intentó “detonar un vehículo cargado de explosivos”.

Las fuerzas de seguridad montaron un bloqueo en la carretera, donde dispersaron con algunas bombas lacrimógenas una protesta en favor del piloto y en contra del presidente Nicolás Maduro que hicieron unos 30 vecinos de la zona.

En un video que difundió en una cuenta de la red social Instagram, el ex policía Óscar Pérez acusó a las autoridades venezolanas de querer matarlo pese a que estaba dispuesto a entregarseFoto Tomada de Instagram

“Que se vaya”, “Libertad”, gritaban algunos, al referirse a Maduro, mientras quemaban llantas y basura, constataron periodistas de la agencia de noticias Afp. También coreaban: “Óscar, Óscar”.

En medio de una ola de protestas contra Maduro que dejó 125 muertos entre abril y julio de 2017, Pérez y otros hombres no identificados sobrevolaron Caracas el 27 de junio en un helicóptero de la policía, lanzaron cuatro granadas contra el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y dispararon contra el Ministerio de Interior, sin provocar víctimas.

En el operativo de detención participaron comandos especiales de la policía y la fuerza armada, que fueron apoyados por un tanque del ejército. Varias ambulancias también fueron enviadas al lugar.

En diciembre pasado, Pérez, quien perteneció al Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, se atribuyó la autoría de la Operación Génesis que terminó en el asalto a una base militar en Laguneta de La Montaña, población del norteño estado de Miranda, donde fueron robados 26 fusiles Kalashnikov y tres pistolas.

Maduro acusó entonces a Estados Unidos de estar detrás del ataque y pidió a las fuerzas armadas “tolerancia cero con los grupos terroristas” y ordenó repelerlos con “plomo”.

El piloto, quien desde el ataque a las entidades oficiales publicó varios videos en los que decía luchar contra la “narcodictadura y tiranía” en Venezuela, era buscado por las autoridades acusado de “terrorismo” y tenía orden de captura en Interpol.

Antes de su sonado ataque, Pérez ya era conocido por los venezolanos, pues protagonizó en 2015 la película Muerte suspendida, un filme de acción basado en el famoso secuestro de un comerciante portugués en Caracas, en 2012.

A la par, los accesos del complejo militar más importante de Venezuela, Fuerte Tiuna, fueron cerrados.

Por otra parte, Maduro pidió investigar al obispo Víctor Hugo Basabe, de San Felipe, quien rezó hace poco para que Venezuela quede libre de la “peste corrupta” que lleva a sus ciudadanos a comer de la basura, según reporte del diario El Nacional. También solicitó a la justicia que investigue al obispo Antonio López Castillo, de Barquisimeto, que en misa pidió que el país sea salvado de la corrupción, según El Nacional.

Compárte esta noticia:

Déjanos tu comentario