Cierra otra vez el gobierno federal de Estados Unidos por falta de presupuesto

0

Washington, Estados Unidos.- La batalla en el Congreso sobre el gasto federal provocó otro cierre temporal del gobierno a partir de las primeras horas de este viernes con el debate empantanado entre objeciones tanto de algunos conservadores como de liberales, pero todo indica que en un eventual consenso, los inmigrantes –especialmente los llamados dreamers– serán sacrificados.

Una propuesta elaborada por el Senado que contempla un gasto federal adicional de aproximadamente 500 mil millones de dólares durante los próximos dos años –incluyendo un incremento al gasto militar de más de 160 mil millones de dólares– había alcanzado un consenso bipartidista al dejar fuera, entre otros asuntos, el tema migratorio. No incluye un acuerdo sobre los jóvenes indocumentados conocidos como dreamers, pero tampoco financiamiento para el muro fronterizo.

Senadores demócratas señalaron que apoyaban la medida a cambio del compromiso del liderazgo republicano en el Senado de abrir el debate sobre una reforma migratoria enfocada en los dreamers la próxima semana. Sin embargo, el líder republicano de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, ha rehusado hasta el momento ofrecer el mismo compromiso, y este jueves reiteró su posición de sólo considerar una solución que cuente con el apoyo del presidente.

Tanto la oposición de demócratas en la cámara baja que insisten en la inclusión de una solución para los dreamers, como la oposición de republicanos conservadores fiscales, quienes indicaron que era inaceptable el déficit fiscal que implicaba este acuerdo, obstaculizaron la aprobación de esta propuesta en el transcurso del día.

Ante esta situación, horas antes de la medianoche, la Casa Blanca giró instrucciones a las agencias federales para que estuvieran preparadas, una vez más, para suspender operaciones, sólo tres semanas después del anterior cierre del gobierno federal que duró tres días. De hecho, el Congreso ha estado aprobando medidas temporales durante meses para mantener abierto al gobierno sin poder alcanzar un acuerdo más duradero sobre el presupuesto, y a partir de anoche tuvo que hacer lo mismo. Es posible que el Congreso reanude debates para reabrir el gobierno en el transcurso de la madrugada de este viernes.

Los demócratas han sido muy criticados en estos días por los defensores de inmigrantes, que los acusan de ceder ante los republicanos sin obtener una solución concreta para los cientos de miles de dreamers que cada día pierden la protección que tienen contra la deportación gracias al programa ejecutivo implementado por Barack Obama, conocido como DACA. En septiembre Trump ordenó anular el DACA a partir del 5 de marzo, retando al Congreso a buscar una solución para los jóvenes.

La líder de la minoría demócrata en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, marcó un récord el miércoles al tomar el micrófono ante el pleno durante más de ocho horas, en una maniobra para presionar al liderazgo republicano a comprometerse a abrir el debate sobre una solución. Ella, como otros, están cada vez más presionados por agrupaciones inmigrantes y sus aliados para lograr un acuerdo en esta negociación presupuestal, cuando cuentan con cierto poder porque se requiere por lo menos de algunos de sus votos para aprobar el gasto federal.

Algunos demócratas no desean ser acusados de condicionar su voto para programas federales y, claro, para las fuerzas armadas –siempre el tema más delicado para un político estadunidense– para defender a “extranjeros”. Pero representantes como Luis Gutiérrez insistieron en que “cualquiera que vota por el acuerdo presupuestal en el Senado está en colusión con este presidente y este gobierno para deportar a dreamers. Así de simple”.

En el Senado, Bernie Sanders comentó en un tuit que votará en contra de la propuesta porque “no aborda el gran tema moral de nuestros tiempos; el hecho de que en tres semanas 800 mil dreamers perderán su estancia legal y estarán sujetos a la deportación”.

Los demócratas intentaron usar un cierre de gobierno hace tres semanas en torno al asunto de los dreamers con el cual lograron obtener el compromiso del liderazgo republicano en el Senado de considerar soluciones legislativas a partir de la semana entrante. Hace unos días, Trump amenazó que tal vez se necesitaba un cierre de gobierno para lograr que el Congreso aprobara su propuesta de legalizar a los dreamers a cambio de expulsar a sus familias, reducir la inmigración legal y construir el muro. Sin embargo, este puede ser un juego políticamente caro, ya que también incluye el riesgo de alimentar aún más la imagen entre el público de una cúpula política ineficaz y disfuncional.

Mientras se contemplaba el cierre federal en Washington, el desplome de más de mil puntos del índice industrial Dow Jones de la Bolsa de Valores de Nueva York sacudió otra vez a los que insisten en que las bolsas bursátiles son medidores claves de una economía. La palabra del día fue “volatilidad”.

Hablando de volatilidad, el secretario de Estado Rex Tillerson aclaró el miércoles que “los tuits del presidente no definen la política” exterior de Estados Unidos. En comentarios ante reporteros en Jamaica, donde concluyó su gira hemisférica, señaló que el tuiteo presidencial “no dicta” las políticas estadunidenses. Éstas se elaboran entre los dos –Trump y Tillerson– y que mientras el canciller hace lo suyo para implementarlas, “el presidente se comunicará de la manera que le guste comunicarse. Tiene poco impacto sobre lo que realmente estoy haciendo allá afuera”, reportó CBS News.

Pero seguramente un veterano podrá ayudar a resolver las cosas y dejar a todos más tranquilos: Trump informó, por tuit, que este jueves se estaría reuniendo con Henry Kissinger para discutir, entre otras cosas, sobre Corea del Note, China y Medio Oriente.

Y para los que aún dudan de la estabilidad del mandatario, un nuevo documental Expertos de Salud Mental de Trump, de Brave New Films, ofrece un llamado sobre la urgencia, para bien del mundo, de una evaluación de la capacidad mental del comandante en jefe

Compárte esta noticia:

Déjanos tu comentario