Crónica de una renuncia

0

Por: Óscar Jiménez Núñez
El ambiente político electoral se puso interesante en Nuevo Laredo.

Y es que por un lado dos ex presidentes y un presidente en activo por primera vez en la historia pelearán en las urnas al mismo tiempo.

Daniel Peña Treviño (PRI), Ramón Garza Barrios (MORENA) y Enrique Rivas Cuellar (PAN), serán los protagonistas de esta pelea electoral en el municipio considerado la joya de la corona de Tamaulipas por su gran hacienda pública.

Por ello los movimientos que hacen las coaliciones electorales son interesantes. Aunque en realidad Daniel Peña Treviño (PRI) está noqueado antes de que inicie la campaña constitucional.

No tiene fuerza política ya, y su partido está disminuido y dividido, por lo que hay que ver qué papel jugará en las urnas y sobre todo con sus declaraciones y acciones a quién beneficiara de los otros dos candidatos ya que el PRI de Nuevo Laredo no levanta desde su derrota en el 2013.

La pelea se centrará en Enrique Rivas Cuellar y Ramón Garza Barrios. ¿Quien ganará? Seguramente quien llegue a mejores acuerdos con los grupos políticos y fuerzas económicas y sociales de Nuevo Laredo.

Por ejemplo les digo que el Dr. Jaime Emilio Gutiérrez Serrano, quien fuera candidato tricolor a diputado local en el 2016 por el distrito 03 de Tamaulipas ya s fue del PRI. Y les digo por qué.

El médico, aunque perdió la diputación local obtuvo poco más de 25 mil votos en las urnas, por lo que no es una fuerza electoral a la que se le puede hacer a un lado de un manotazo nada más.

Pero le cuento que el año pasado el Dr. Jaime Emilio llegó a ser secretario de organización del PRI Nuevo Laredo, y una vez ahí manifestó su interés en ser presidente del comité municipal de ese partido.

De hecho una vez que Viviano Vázquez Macías dejó la presidencia del CDM del PRI en Nuevo Laredo, hubo propuestas para ver quién sería el nuevo líder formal de los priístas neolaredenses.

Yahleel Abdala (actual candidata a senadora) propuso a Carlos Reséndiz González; Ramiro Ramos Salinas (candidato plurinominal a diputado federal) apoyó el nombre de su amigo Enrique Álvarez del Castillo Rojas; y Jesús Valdez Zermeño (regidor en funciones y candidato a regidor en la planilla de Daniel Peña, candidato a alcalde) empujó el nombre del Dr. Jaime Emilio Gutiérrez Serrano.

El delegado del PRI Estatal en Nuevo Laredo era Eliseo Castillo Tejeda, y como los grupos internos no se pusieron de acuerdo, el que fue presidente del CDM fue Eliseo Castillo por decisión del CDE del PRI.

Así fue el desarrollo de lo que podría llamarse la crónica de una renuncia anunciada. Ya que hace como un mes, silenciosamente, renunció a su cargo de secretario de organización del PRI Nuevo Laredo el Dr. Jaime Gutiérrez Serrano.

Porque una vez que llegó Daniel Peña Treviño como candidato a presidente municipal tricolor en Nuevo Laredo pactó con Yahleel Abdala y pusieron como presidente del PRI en ese municipio a Carlos Reséndiz González.

Es decir, ganó Yahleel la presidencia del PRI Nuevo Laredo y puso a Carlos Reséndiz. Y una vez que el Dr. Jaime Gutiérrez platicó con el candidato a alcalde tricolor Daniel Peña y no se pusieron de acuerdo, el médico renunció a su cargo de secretario de organización.

Daniel Peña no supo seducir, electoralmente hablando, a Jaime Emilio Gutiérrez Serrano y lo dejó irse del PRI como si fuera cualquier cosa. No pensó en los 25 mil votos que el doctor obtuvo en el 2016 y que puede jalar una parte de esos sufragios (los que corresponden a Nuevo Laredo) para un candidato a alcalde.

Quiero decirles que el médico, ahora está analizando opciones electorales. Porque tanto la coalición Por Tamaulipas al Frente como la de Juntos Haremos Historia, lo han buscado. Ya platicó con ambas coaliciones electorales.

¿A dónde se irá? Yo aún no lo sé, pero creo que Daniel Peña se equivocó. Pero la pregunta sería ¿se equivocó por error o porque así es su estrategia para estas elecciones 2018?

Compárte esta noticia:

Déjanos tu comentario