II Debate Presidencial como pleito de niños

0

Por: Ciriaco Navarrete Rodríguez
Es muy penoso que además del pueblo mexicano, también la comunidad internacional hayan observado que en el II Debate los Candidatos Presidenciales hayan caído en un desangelado pleito de niños, porque se ocuparon mucho más de lanzarse acusaciones banales, y meramente infantiles, como si cada cual hubiera llevado lo necesario para jugar a “la liga ligazo”, con cascaras frescas de naranja.

Así deslucieron los cuatro candidatos presidenciales, quienes coincidieron en su ignorancia para dar respuestas correctas a las preguntas que hicieron las y los ciudadanos invitados, y aunque también los moderadores pretenden lucirse con una fina dialéctica interrogativa, también exhibieron su ignorancia del concepto de la democracia verdadera, en franca empatía con los candidatos presidenciales.

Unos y otros, se acusaron mutuamente de cuestiones baladíes, pero nadie acertó a contestar con precisión a ninguna de las preguntas que se les hicieron, y como si quisieran imitar la lépera comicidad de “Polo Polo”, se les notaban las ganas de espetarse “mentadas”, las cuales, por decoro obligado se abstuvieron hacer uso del más grosero lenguaje folclórico y genuinamente mexicano.

Esos esfuerzos notorios, hicieron que el debate se asemejara a una divertida comedia de aspirantes presidenciales, lo cual fue debido a que sólo se lanzaron “piedras de terciopelo” y en esa materia, pero fue Ricardo Anaya el que más destacó con su jocosa participación aderezada de sencillas propuestas que no trascendieron más allá de lo cotidiano, sin embargo, estoy enterado de que trae en el morral una propuesta ganadora, que le dará un impulso mayúsculo, para rebasar a Andrés Manuel López Obrador.

Y como dice aquella sabia conseja popular que “caballo que alcanza, gana”, de esa manera es posible que aseguré el triunfo electoral y que se pudiera convertir en el futuro relevo del presidente Enrique Peña Nieto, porque si es cierto el hecho de que se comprometa a innovar la Constitución General de la República, para erradicar la pobreza, yo no tengo duda de que el día uno de julio, los votantes mexicanos depositaríamos nuestros sufragios en favor del queretano Ricardo Anaya Cortés.

Lo curioso e irónico es que también los analistas que se presentaron en las mesas organizadas por las empresas televisoras, también se exhibieron como personas que desconocen las verdaderas causas de la problemática nacional, y por eso, solamente se concretaron a echarles inmerecidas porras a los Candidatos Presidenciales que cada cual representó en las referidas mesas de análisis, pues lo mismo sucedió en la Foro TV de Televisa, que en el Grupo Milenio, y lo mismo sucedió en TV Azteca, así como en la trasnacional CNN en Español.

En el debate presidencial apareció en escena el presidente norteamericano Donald Trump, a quien los candidatos le dedicaron varias intervenciones y en cada caso, se lucieron con pronunciamientos alejados de los saberes verdaderos, porque antes de referirse al Jefe de la nación que es la democracia verdadera más acabada del mundo, debieron haberse preguntado:

¿En qué se parece el centralismo antidemocrático de México, donde la pobreza es lo que crece exponencialmente, y en cambió en las dos naciones vecinas del norte, lod Estados Unidos de América y Canadá, el crecimiento de la riqueza está constitucionalmente asegurado?.

Por otra parte, es penoso señalar que ninguno de los cuatro candidatos acertó a explicar la manera de apoyar y salvaguardar la integridad de nuestros paisanos que residen en el extranjero, lo cual significa que se les preguntaba, en relación con la residencia de los mexicanos en cualquiera de las naciones del mundo.

En ese caso, los candidatos solamente hicieron referencias reiteradas a los compatriotas que habitan en los Estados Unidos de América, pero a los demás que viven en otros países: ¿Qué se los lleve el Chamuco? No se vale.

Porque no debemos olvidar que la sociedad mexicana es cosmopolita, lo cual quiere decir que en todos los países del mundo hay mexicanos, y lo mismo aquellos que emigraron temporalmente para trabajar en diversas áreas laborales, o como empresarios, como científicos, como estudiantes, y hasta hay quienes fueron flechados por el poderoso “cupido”, y sucumbieron en el cálido lecho de las mieles del amor, y viven felizmente casados, en otros países.

El doce de junio próximo, se llevará a cabo el III Debate Presidencial, y el pueblo mexicano, esperamos que por fin, los candidatos presidenciales se pongan las pilas de la solemnidad y dejen de andar jugando a las escondidas de sus deficiencias, como si fueran niños de kínder, ya es tiempo de que hables con seriedad, y que nos digan la manera en que gobernarían al país, en el caso de que ganaran la Presidencia de la República.

Y si es cierto que Ricardo Anaya nos trae una gran sorpresa que muy pronto nos dará a conocer, pues como dijo “mi tío Tacho”, ¡¡¡Pa´ luego es tarde y antes de que se pase de tueste!!!

Y como todos los días, termino el presente trabajo editorial, con la certeza de que: “La gran solución a la problemática nacional de México, solamente se podrá lograr mediante la adopción de la Democracia Verdadera como Régimen de Gobierno, lo cual es una verdad irrefutable; y mienten los que ofrecen falsas soluciones mesiánicas”.

E ´mail: ciriaconavarrete_1941@yahoo.com.mx… Facebook: Ciriaco Navarrete Rodríguez

Compárte esta noticia:

Déjanos tu comentario