Qué tiempos aquellos de la JFMM

0

Por: Alberto Guerra Salazar
CIUDAD VICTORIA, (ASI).— El PAN entró en el proceso de la renovación de su directiva nacional y algunos agudos observadores recomiendan no perder de vista al Gobernador Francisco García Cabeza de Vaca, pues no es una broma que pueda incorporarse a su manejo.

El nombre del mandatario tamaulipeco está en encuestas que ruedan en redes sociales, con números que lo hacen aparecer como favorito para la sucesión de Damián Zepeda, el actual presidente del partido.

Ayer, la columna política oficial del periódico El Universal destapó a Roberto Gil Zuarth como el candidato a la presidencia del PAN, llevando como secretario general al diputado electo de Coahuila, Luis Fernando Salinas.

No es ningún secreto que Gil Zuarth operó con Los Pinos que el PAN ganara siete gubernaturas en 2016, incluida la de Tamaulipas, de tal manera que Cabeza de Vaca “le debe” a él el favorcito y acata sus instrucciones.

El tamaulipeco podría ser nominado para ser el segundo de a bordo de Gil Zuarth en el nuevo PAN, en lugar del coahuilense. Sería una salida decorosa suya del gobierno de Tamaulipas, donde no ha podido consolidar un liderazgo social ni empezado un programa de obras.

Además, no tiene control sobre la seguridad pública y el clima social es de irritación porque no cumplió las promesas de campaña y padece un Gabinete de incompetentes que mantienen paralizadas actividades vitales como la economía, el desarrollo rural, la educación, la salud.

El gobierno de Estados Unidos volvió a recomendar a sus ciudadanos, no visitar Tamaulipas ni otras 4 entidades federales, por el alto nivel de violencia que las envuelve, especialmente con delitos como asesinatos, robo con violencia, secuestro, extorsión, agresión sexual.

Los propios funcionarios consulares radicados en México tienen prohibido visitar esos Estados y esto no es propaganda negra del PRI ni de otros paridos adversarios del PAN, sino expresiones de un gobierno extranjero preocupado por la seguridad de los suyos.

Ayer en Reynosa hubo otra explosión de violencia, con cuando menos tres abatidos en peliculescas persecuciones, bloqueos y balazos que afortunadamente, ahora no cobraron vidas humanas.

El periodista Carlos Peña Rojas fue una de las personas que se quedaron atoradas en una calle por culpa de vehículos, llantas y piedras, que atravesaron los violentos, para tratar de frenar la persecución en su contra.

Ayer, en la misma ciudad, rescataron del río Bravo el cuerpo de un adulto atado de pies y con un proyectil de plomo en la cabeza. También ayer pero en Ciudad Miguel Alemán hubo un topón de delincuentes con policías federales, en el centro, y mataron a tres de los infractores.

En Ciudad Victoria, una persona fue asesinada de tres balazos, en la colonia Luis Echeverría. Como siempre ocurre, el gobierno estatal, panista, omite la información, para simular que no pasa nada, que son rumores, sólo rumores.

Por cierto, ciudadanos que se oponen a la devastación de los árboles de la calle 17 entregaron en palacio de gobierno una Carta Abierta dirigida al Gobernador del Estado, pidiéndole ordenar el cese de la obra de relumbrón.

El licenciado Francisco Hernández entregó el documento con más de 500 firmas de ciudadanos, preocupados por la conservación de áreas verdes, emplazando al gobierno del Estado a emitir una respuesta perentoria y positiva.

En otros temas, el anunciado coordinador del nuevo gobierno federal en Tamaulipas, José Ramón Gómez Leal, está preparándose para asumir el cargo en diciembre, estudiando el manual de operación de la dependencia de nueva creación.

Existe un antecedente indirecto del manejo de presupuestos federales en municipios fronterizos tamaulipecos, unas llamadas Juntas Federales de Mejoras Materiales. Nacieron en 1947 por decreto del Presidente Miguel Alemán, y las suprimió López Portillo en 1980.

En Reynosa, el más fructífero presidente de la JFMM, fue un forastero de nombre Pablo Aldrete Cuéllar, fumador de puro y usaba tirantes sostener los pantalones, muy cordial y atento.

La dependencia federal tenía autonomía financiera, pues se nutría del cinco por ciento de ingresos generados por importaciones y exportaciones de la aduana así como de los ingresos totales de las cuotas de peaje del puente internacional.

Bajo la tutela de don Pablo, la Junta firmaba convenios de colaboración con los sucesivos presidentes municipales, para la construcción de obras que requerían cuantiosas inversiones. Se hizo el parque deportivo López Mateos, los pasos a desnivel, la primera planta potabilizadora, así como pavimentaciones, alumbrado, drenaje.

Eran tiempos de gran pujanza económica en Reynosa, con la presidencia municipal como sede política, y la aduana y PEMEX como productoras de enormes derramas periódicas de dinero.

En Matamoros, don Jorge Cárdenas González fue una vez, presidente de la JFMM, en 1975.

Ahora, JR Gómez Leal será coordinador de programas federales en Tamaulipas, pero no necesariamente influirá en la asignación de presupuestos, obras y contratos, sino sólo los aterrizará debido a que las decisiones en esas materias se toman en la Ciudad de México.

Luego abundaremos en detalles, para tranquilizar a funcionarios locales que temen una competencia política.

Cumplen años el periodista Felipe Angel Burnes Ríos, de Nuevo Laredo, y Marcela Flamarique, hijita del periodista Cuauhtémoc Flamarique y de su esposa Marcela.

En la villa de Nuevo Progreso, municipio de Rio Bravo, hay luto por el fallecimiento de la luchadora social y empresaria de la masa, doña Olvido González.

Correo electrónico: albertoguerra65@hotmail.com

Compárte esta noticia:

Déjanos tu comentario