La girita

0

Por: Óscar Jiménez Núñez
El Rey del Moche anda de gira por Tamaulipas…desesperado.

César García Coronado, delegado de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) en San Luis Potosí y acusado de alta corrupción quiere ser presidente del PRI Tamaulipas.

Ya fue a Nuevo Laredo y Matamoros. Sus visitas han sido desangeladas. Por ejemplo, apenas en la tierra de Rigo Tovar junto a 10 priístas.

Además de que algunos conocidos priístas de varios municipios tamaulipecos han dicho en lo bajito que si este señor llegara a quedar como líder formal del PRI renunciarían al partido.

Pero hay que decir que los desesperados intentos de César García por tomar por asalto al comité directivo estatal del tricolor pueden ser infructuosos.

Porque el nuevo dirigente estatal del PRI en nuestra entidad debe ser nombrado a más tardar al día último de Agosto de 2018. Y es que al año electoral 2018-2019 empezaría el 09 de septiembre próximo, pero al parecer se cambiaría de fecha al 01 de septiembre. Por eso la urgencia.

¿Y qué con eso? Que el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PRI se tomará la atribución (lo puede hacer) de nombrar por designación a un nuevo presidente interino del tricolor en este Estado.

Incluso entre los priístas interesados se habla de que sobre el escritorio de la presidenta nacional del PRI Claudia Ruiz Massieu hay una lista de prospectos.

Esa lista de prospectos está prácticamente conformada por los aún diputados federales, aunque no se descarta una sorpresa en la designación.

Por lo que es innecesario hacer giritas para convencer a la mayoría de los 600 consejeros estatales priístas, porque será designación y no elección y el nuevo presidente y secretaria general habrán de llevar el proceso de selección de candidatos a diputados locales para el 2019.

Y concluyendo esa elección llamarán a elecciones internas para elegir a un presidente del PRI para un período legal. Entonces ¿por qué la urgencia de César García Coronado de ser presidente del PRI Tamaulipas?

Y es que anda desesperado el Rey del Moche. Él fue el que se promovió en Tamaulipas, sobre todo en redes sociales y hasta un personaje del Grupo Victoria lo apoya siendo el puente para comunicarse con parte de la dirigencia del PRI Tamaulipas (no con Sergio Guajardo).

Y para colmo se anda promoviendo en horas de trabajo (debería estar trabajando en la SCT San Luis Potosí) en municipios de Tamaulipas, como los citados líneas arriba…Nuevo Laredo y Matamoros, constituyendo esto una irregularidad.

Por su urgencia de querer trepar al barco priista de esta entidad, El Rey del Moche, pareciera que tiene miedo del siguiente gobierno federal, el que encabezará Andrés Manuel López Obrador a partir del siguiente diciembre.

Y es que César García Coronado se siente desprotegido ahora que los viejos inquilinos de la secretaría de gobernación ya se fueron. Me refiero a Miguel Ángel Osorio Chong y su séquito.

Porque él, Cesar García, siempre dijo que no le debía su minita de oro, digo la delegación de la SCT San Luis Potosí a Eugenio Hernández Flores, sino que se la debía al ex secretario de gobernación y ahora senador Miguel Ángel Osorio Chong.

Pero eso siempre fue una verdad a medias, porque en realidad no fue El Chino Chong el que apoyaba a César García Coronado, sino que trasciende que fue Jorge Francisco Márquez Montes, quien fuera oficial mayor de la Secretaría de Gobernación con Miguel Ángel Osorio Chong el que lo hizo delegado en el vecino estado aprovechando su cargo.

Es el mismo ex oficial mayor Jorge Márquez que en Marzo de 2018 tuvo que negar, aunque nadie le creyó, que él o la dependencia en que trabajaba, “le haya ofrecido dinero a Santiago Nieto Castillo para que este guardara silencio luego de su destitución como titular de la Fiscalía Especializada para la Atención de los Delitos Electorales (FEPADE) como se publicó en una nota de The Wall Street Journal (Periódico digital 24 Horas).

Este mismo ex oficial mayor de la Secretaría de Gobernación, al parecer es el mismo que instaló a José Carlos Rodríguez (Coché) como titular de la API Altamira un organismo de los que más manejan dinero en la zona noreste del país.

Casualmente El Coché y César García Coronado trabajaron en el staff personal de Eugenio Hernández Flores gobernador de Tamaulipas, aunque el que sí fue cercano a Geño es el ahora titular de la API Altamira.

MAQUIAVELITO

… Una más de Andrés Manuel López Obrador. Ahora es el investigador Raúl Trejo Delarbre quien opina así:

“Dice AMLO que promoverá el regreso a la radio de José Gutiérrez Vivó y Carmen Aristegui.

Siles hiciera ese servicio (en caso de que ellos quisieran) estarían en deuda con el presidente. Perderían independencia.

El gobierno no debe poner ni quitar periodistas en los medios”

osjinuf@gmail.com

Compárte esta noticia:

Déjanos tu comentario