De “Chuchín” la blindada

0

Por: Felipe Martínez Chávez
Cd. Victoria, Tamaulipas.- Ya salió. El candidato que utilizó una camioneta blindada en su campaña es Don Jesús Juan de la Garza Díaz del Guante, priísta que buscó la reelección por Matamoros.

Bienvenido el propósito porque es la seguridad personal del candidato. Sin embargo le fallaron sus asesores contables y solo reportaron un costo de 18 mil pesillos, cuando la renta de 45 días anda en los 750 mil.

En un documento firmado por el propio Díaz con fecha 12 de julio (ya había pasado la elección), hace saber cual fue el problema de la subvaluación que a la postre le costó al PRI una multa de un melón y medio de pesos.

-Previa realización de investigación de mercado, se pudo constatar que solo una empresa pudo cotizar el arrendamiento de un vehículo con las características similares a las que se utilizó en la campaña, razón por lo cual se anexó la única cotización, la cual sirvió de base para expresar el valor real de mercado al momento de la operación, importe que fue registrado en la contabilidad. Se utilizó el criterio de prestador de servicio único para valuar.

Respecto de la otra multa por no dar a conocer con anticipación los eventos que realizó en la campaña, que también le generó multa al tricolor.

-Por motivos de seguridad y salvaguarda de los ciudadanos que acuden a los eventos. Sin dolo alguno se incurrió en la observación, pero reiterar que para nosotros es primordial e importante la seguridad de la ciudadanía”,.

El propio “Chochín” firma el oficio dirigido a Lizandro Núñez Picazo, jefe de fiscalización del INE.

Algo tiene de razón, lo más importante es la seguridad de la gente y, al hacer el anuncio previo, puede llegar algún terrorista fedayín a detonar bombas ¿quién lo duda?.

En el propio INE no justifican que el candidato haya omitido el gasto de la camioneta. Tenía un “tope” por 17.5 millones de pesos. Utilizó el 15.2 por ciento, ya contando el precio real del servicio del vehículo.

Le quedaban libres 13.3 millones para gastar sin que hubiera problema con los fiscalizadores.

Los contadores hicieron la corrección pero el delito ya estaba.

En página de Internet gastó la suma de 232 mil pesos, la más alta en publicidad, pues en producción de mensajes para radio y televisión destinó 31 mil.

Ahora bien, ¿quién es el candidato que subvaluó el vehículo en el que hizo su campaña? Daniel Peña Treviño, de Nuevo Laredo.

Alegó en su defensa que fueron los precios que encontró en Internet.

Textual el oficio enviado por Abel Alejandro Fresnillo Caballero, representante de Don Daniel.

“El valor dado al vehículo se tomó del portal de Internet de Mercado Libre, en donde aparecen vehículos similares al que utilizó el candidato para su traslado en diferentes partes de la República. Se acompañaron tres cotizaciones con valores conocidos a los considerados para ese vehículo”.

La unidad tiene un valor de 200 mil pesos con tasa anual de depreciación del 25 por ciento (en cuatro años se acaba el vehículo), lo que da una quita de 136.98 pesos por día, que se multiplica por los 45 días de campaña.

Así pues, lo que reportaron los señores de la campaña tricolor neolaredense fueron seis mil 164 pesotes en depreciación.

Que les sirva de experiencia –para la próxima-, como dice el corrido de Laurita Garza, la maestra de la escuela.

Hay otros asuntillos en que los señores aspirantes tricolores cometieron irregularidad, como es el caso del victorense Oscar Almaraz Smer, cuyos operadores tuvieron que echar reversa y corregir algunos cheques porque “aportaron más lana” de la permitida por la Ley.

Por igual no reportaron el uso de una ambulancia con logos de Protección Civil, que es del servicio público y por tanto se pagó con los dineros de los causantes.

Además “olvidaron” enviar información del uso de un grupo musical integrado por 12 personas, el cobro del espectáculo de Payasónicos y otros grupos.

Luego abundaremos.

En otros temas, la luna de miel entre los electores y AMLO comienza a deshacerse antes que llegue a Palacio Nacional (que no Los Pinos que se convertirá en parque cultural).

Nada bien ha caído entre el respetable la anunciada consulta para decidir sobre la realización o no del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

La primera pregunta que se escucha es: ¿Le va a preguntar a quienes jamás han viajado en avión y menos usado ese aeropuerto ? ¿Qué sabe el ciudadano común de aeropuertos?.

Pareciera un candidato acorralado. No halla que hacer, si tragarse las promesas que le hizo al pueblo de México y por las cuales ganó la presidencial, o aceptar en una mea culpa que andaba mal con sus ocurrencias.

Las prometidas consultas y foros son atole con el dedo.

Para nada sirven ni servirán las consultas sobre seguridad pública que ha iniciado por el país, y donde algunos sectores de Tamaulipas pelean que aquí se organicen tres. La pregunta es ¿que vamos a ganar con ellas?. Que se sepa nada, todo está dicho sobre el tema.

La luna de miel parece acabarse antes de comenzar. Anticipamos que este sexenio no terminará bien.

Y una más, aparte de cargar el peso de pillastres que llevó al Congreso de la Unión, la reivindicación de Elba Esther Gordillo le traerá más puntos malos que buenos. Nadie se traga que la mujer es una inocente palomita víctima de Enrique Peña Nieto.

Por lo pronto el señor López respondió a la prensa que Elba no ocupará cargo en su gabinete. Lo que no dijo es si retornará al SNTE como parece su intención. Se colocaría en el segundo aire de su cacicazgo.

El primero fue de casi 25 años. Se había nombrado como la “presidenta vitalicia” de los profesores de México ¿va por otros 25?.

Cuando los políticos no hallan cómo evadir un problema y enfrentar una solución, prometen u organizan una consulta, foro, crean una comisión, grupo de análisis o consulta.

¿Cómo andamos en Tamaulipas? El instrumento para que Elba regrese al poder serían los grupos Redes Sociales Progresistas y Maestros por México, cuya máxima exponente en tierra cueruda es Erika Crespo Castillo ¿Puede llegar a la dirigencia de la sección 30 del SNTE? Lo analizaremos más adelante, o bien organizaremos un foro o una consulta ¿qué le parece?.

Compárte esta noticia:

Déjanos tu comentario