En Estados Unidos, ‘Florence’ deja 14 muertos en Carolina del Norte

0

Washington, Estados Unidos.- Mientras aumentaba a 14 la cifra de muertes provocadas por Florence y cientos de personas eran sacadas de viviendas inundadas, Carolina del Norte se preparaba el domingo para lo que podría ser la próxima etapa de un desastre que continúa desarrollándose y que podría causar desbordamientos de ríos generalizados y catastróficos.

Tras tocar tierra con la fuerza de huracán y con vientos de 145 kilómetros por hora, Florence se estacionó durante gran parte del fin de semana sobre las Carolinas, mientras se alimentaba de agua caliente del océano y la arrojaba a la costa.

Las marejadas, inundaciones repentinas y los vientos causaban destrozos y la Armada, la Guardia Costera, equipos civiles y voluntarios usaban helicópteros, barcos y vehículos pesados para realizar rescates el domingo.

La cifra de muertes por el paso del huracán, actualmente depresión tropical, aumentó a 14.

CON EL AGUA AL CUELLO
El nivel del agua en los ríos aumentaba hacia niveles récord, advirtieron los meteorólogos.

Miles de personas fueron evacuadas por temor a que en los próximos días puedan ocurrir las peores inundaciones en la historia de Carolina del Norte.

Los medidores de torrentes a lo largo y ancho de la región mostraron que los niveles del agua incrementaban constantemente, con pronósticos que indican que los ríos podrían llegar a su máximo el domingo y lunes o cerca de niveles récord.

Las autoridades ordenaron la evacuación inmediata de hasta 7 mil 500 personas que vivan dentro de 1.6 kilómetros de distancia de un tramo del río Cape Fear y del Little River, ubicados a 160 kilómetros de la costa de Carolina del Norte.

Más de 60 centímetros de lluvia ha caído en algunas zonas y los meteorólogos indicaron que podría haber un adicional de 45 centímetros durante el domingo.

Florence se debilitó a depresión tropical el domingo por la madrugada y avanzaba hacia el oeste a 13 km/h.

A las 05:00 de la mañana, su vórtice estaba a 35 kilómetros al suroeste de Columbia, en Carolina del Sur. Sus vientos habían disminuido a 55 km/h.

Compárte esta noticia:

Déjanos tu comentario