Contra la corrupción y la simulación

0

Por: Alberto Guerra Salazar
CIUDAD VICTORIA, (ASI).— La designación del nuevo Secretario de Turismo de Tamaulipas, un señor Fernando Olivera Rocha, nos hizo recordar la anécdota atribuida a don Francisco Narro González, cuando fungió en Reynosa como director del Centro Patronal.

En alguna ocasión, ese sindicato de patrones publicó una oferta de trabajo y uno de los subalternos de don Francisco revisaba las solicitudes de los interesados y sus datos personales.

Mostró entusiasmado una de las hojas y le dijo convencido, que el autor era el que reunía las mejores prendas profesionales y merecía recibir el empleo. Superaba por mucho a los otros prospectos.

Francisco Narro González leyó el currículum y lo cotejó con otros. Lo hizo a un lado y ordenó que contrataran a alguien diferente, con apenas calificaciones decorosas, ordinarias, nada sobresaliente.

El subalterno se desconcertó y preguntó intrigado por qué prefería como nuevo empleado a uno del montón en lugar de a un super-dotado.

Don Francisco lo explicó en términos sencillos. Llevaría tiempo instruir y capacitar al nuevo colaborador, en las tareas que le tocarían desempeñar en el Centro Patronal, para que hiciera una función eficiente, responsable, satisfactoria.

Si optaran por contratar a un profesionista dotado de inteligencia excepcional, sería tiempo perdido enseñarle todo lo relativo a la función que cubriría en esa oficina, porque era tan buen empleado que pronto seria llamado a ocupar una posición mejor remunerada, en cualquier otro lugar.

Es lo que ocurre con el nuevo Secretario de Turismo de Tamaulipas. Tiene una preparación universitaria excepcional y cuenta con una rica experiencia en el ramo que resulta difícil entender cómo aceptó trabajar aquí.

Es previsible que pronto lo convoquen de alguna otra institución, nacional o extranjera, con mejores retribuciones económicas, y diga adiós a Tamaulipas.

Por lo que hace a la muchacha de Tampico que botó la chamba estatal, no hay nada qué decir. Sigue siendo opaco el manejo del fideicomiso alimentado por el impuesto sobre hospedajes y que serviría para el fomento del turismo.

Hicieron el anuncio espectacular de retomar el proyecto de Eugenio Hernández Flores, de convertir a La Pesca en un nuevo Cancun, pero hasta allí les alcanzó la imaginación. Fue una ficción de los vientos del cambio.

Abrimos un paréntesis. Francisco García Cabeza de Vaca utiliza recurrentemente tres circunstancias económicas para presumir que su gobierno ha conseguido sobreponerse a los efectos adversos de la narco-violencia:

La inversión extranjera directa, la concurrencia turística de temporada y la creación de nuevos empleos.

Tiene razón pero parcialmente. Pese a los baños de sangre, la pujanza económica en esos tres renglones no ha disminuido. Pero PERO no es ningún mérito del gobierno estatal, panista, debido a que son fenómenos espontáneos, no producto de la gestión gubernamental, y se vale decir que se han mantenido al alza a pesar del negligente, deficiente y mediocre desempeño de los funcionarios. Se cierra el paréntesis.

A propósito de economía, un especialista en el tema, el doctor Jorge Lera Mejía publicó en su más reciente colaboración que de los casi 50 mil millones de pesos del presupuesto del gobierno estatal de este año, apenas el 11.20 por ciento se dedica a la ejecución de obra pública.

El resto va para el gasto corriente. Lera es un profesionista pulcro, atinado, comedido, prudente, discreto y mesurado, enemigo de pendencias pero muy exacto. El aporta el dato duro y la interpretación corre por cuenta de los lectores.

En otros temas, la diputada local riobravense Copitzi Hernández García rindió su informe de actividades en una ceremonia donde tuvo como invitados de honor a los presidentes municipales de Reynosa, Maki Ortiz Domínguez, y de Río Bravo, Carlos Ulivarri, ambos del PAN.

También pasaron lista de presentes Alejandro Etienne Llano, Rafael González Benavides, Mónica González García, Sergio Guajardo Maldonado, Porfirio Flores Vela.

Otro diputado local, del PAN, Ciro Hernández, también presentó su informe anual pero en un formato que produce ternurita pues lo grabó en video-conferencia y ofrece premios y dinero a quienes lo reproduzcan para que tengo amplia difusión.

Ciro, de Altamira, se ahorró el gasto de renta de un salón social para sus invitados, sonido, canapés, hospedajes y otras atenciones inherentes, y prefirió emplear ese dinero en regalos para sus representados de Altamira y Aldama que le comprueben que copiaron y distribuyeron el video de su informe.

Hará un sorteo entre sus repetidores, de una sala, un refrigerador, una estufa, una lavadora y un aparato acondicionador de aire, de una tonelada de capacidad, así como la entrega directa de tres mil pesos, a quien consiga acreditar que consiguió hacer el mayor número de reproducciones entre su lista de direcciones.

Nos hizo recordar a los periódicos que regalaban casas, vehículos y otros premios, para conseguir o mantener cautivos a sus lectores. Su propio valor no era suficiente para conquistar simpatías y recurrían al soborno encubierto.

Está muy devaluada la función legislativa y ni siquiera lo disimulan. Son los tiempos del cambio.

En Nuevo Laredo, periodistas pusieron el grito en el cielo cuando les negaron el acceso a la sala de regidores, pues el presidente municipal Enrique Rivas Cuéllar no quiere más indiscreciones que pongan en entredicho a su gobierno.

Se acabó el libre acceso al recinto edilicio y ahora los periodistas tienen que llenar una serie de requisitos para que les franquee la entrada, un guardia que maneja celosamente el sello electrónico que abre la puerta.

Ley mordaza, le llaman los comunicadores, y amenazan con hacerle un enérgico reclamo al jefe del Cabildo, por impedirles las entrevistas con síndicos y regidores. ¿Si no tienes nada qué esconder, para qué les tapas las bocas?, le preguntan.

Cambiamos de tema para comentar que el Presidente electo de México Andrés Manuel López Obrador hizo pasar momentos incómodos al Gobernador Francisco García Cabeza de Vaca, ayer en ciudad Victoria, pues se pronunció en conferencia de prensa contra la corrupción gubernamental y contra la persecución de políticos bajo cargos de corrupción.

Como si estuviera hablando del caso Tamaulipas, López Obrador aseguró que meter a la cárcel a 2 o 3 chivos expiatorios es puro circo, una farsa, de parte de gobiernos que terminan manchados de corrupción.

Agregó que con él en Palacio Nacional, se va a abolir la corrupción y que los funcionarios a los que se compruebe que roban en sus cargos, los van a meter a la cárcel, así sean compañeros, amigos o hasta familiares.

En otra parte de su mensaje, Andrés Manuel repitió que él no perseguirá a nadie “porque no es mi fuerte la venganza”, pero aclaró a renglón seguido, que hay instancias que se encargan de hacer ese trabajo.

Dijo además, que el amparo de la justicia federal promovida por Enrique Peña Nieto no es más que espectáculo, circo, amarillismo, pues actualmente, el Presidente de la República tiene impunidad y sólo puede ser juzgado por traición a la patria.

Cabeza de Vaca estuvo a un lado del Presidente electo de México y su rostro no pudo evitar gesticulaciones que reflejaron su incomodidad.

En Nuevo Laredo, agentes de la PGR hicieron pesquisas en instalaciones del C-4 donde estaban escondidas dos camionetas pintadas con los colores de la Marina y que eran usadas por el presidente municipal Enrique Rivas Cuéllar.

Por su parte, el empresario victorense Bernabé Uribe Mora es coordinador del foro estatal del tema salud convocado por el Senado de la República, que se celebrará el 26 de octubre, en el auditorio de la facultad de medicina de la Universidad La Salle.

Mañana le seguimos con los mensajes de López Obrador, emitidos en Tampico.

Correo electrónico: albertoguerra65@hotmail.com.

Compárte esta noticia:

Déjanos tu comentario