Escuela católica en Estados Unidos reporta notables beneficios de introducir Dirección Espiritual

0

Escuela católica de St. Mary’s Ryken en Leonardtown, Maryland.

Washington, Estados Unidos, América.- (Gaudium Press) La escuela católica de St. Mary’s Ryken en Leonardtown, Maryland, Estados Unidos, lleva varios años prestando los servicios de Dirección Espiritual para los estudiantes, logrando que casi 250 alumnos del total de 700 participen voluntariamente en un proceso que promueve la oración personal, el recurso a los sacramentos y el desarrollo de una relación personal con Cristo. El éxito de la iniciativa ha motivado que sea necesario conseguir sacerdotes dispuestos a acompañar a los alumnos y ha generado al menos 11 vocaciones sacerdotales.

La idea de realizar este apostolado se generó en una visita organizada para los estudiantes a los seminaristas de la Universidad Católica en Washington, por iniciativa de un profesor de Teología. Tras recibir las impresiones y el entusiasmo de los jóvenes, consultó al Párroco Scott Woods sobre la posibilidad de dar continuidad a la experiencia con algo de dirección espiritual. Pronto se formó un grupo de estudiantes interesados y el sacerdote comenzó a visitar la escuela con este fin dos veces por semana.

El P. Woods y los demás sacerdotes ayudan a los alumnos a aprender “cómo discernir verdaderamente qué es de Dios de lo que es de sí mismos y de lo que es de Satanás. El discernimiento de los espíritus debe comenzar a ocurrir a una edad más temprana, porque nuestra sociedad tiende hacia la esclavitud, hacia las emociones”, explicó el párroco a National Catholic Register. También orientan sobre “cómo usar el intelecto, cómo ejercer la voluntad, desde el principio. Rechazar lo que es malo, elegir lo que es bueno y hacerlo en libertad, para que tengan una libertad cada vez mayor: para reconocer y elegir lo que es verdaderamente bueno”.

La escuela ha invertido en reclutar a más sacerdotes, contratar personal para organizar las reuniones de los estudiantes con sus directores espeirituales, además de llevar a la escuela a oradores católicos que animen a los estudiantes en temas espirituales. 20 graduados de la escuela ya se están formando en el Seminario y dos graduadas ya se encuentran en
conventos religiosos. Un grupo de estudiantes y profesores organizaron una Hora Santa seguida de Eucaristía y se ha promovido notablemente la participación en la Misa diaria. Muchos de los exalumnos continuaron la práctica de acudir a dirección espiritual, lo que los ha fortalecido en su vida espiritual en la universidad y en sus familias. Algunos regresan a la parroquia tras cursar sus estudios superiores, lo que ha permitido que la parroquia cuente con una comunidad activa de adultos jóvenes.

El P. Woods es testigo de la gran importancia de la dirección espiritual para los jóvenes. “Ahora sabemos que entre la escuela secundaria y la universidad es cuando la mayoría de los católicos dejan la Fe para no volver jamás”, declaró. “Entonces, si puedes entusiasmarlos en la escuela secundaria, ese encuentro con la persona de Jesucristo: cambiará su eternidad y afectará a todas sus amistades. Afectará todo”.

Con información de National Catholic Register.

Compárte esta noticia:

Déjanos tu comentario