Un regalo para Enrique Yáñez Reyes

0

Por: Alberto Guerra Salazar
CIUDAD VICTORIA, (ASI).— Una buena noticia emitió Andrés Manuel López Obrador en su conferencia matutina de prensa, al aclarar que no se reimplantará el impuesto sobre tenencia de vehículos, como lo había declarado un Sub-secretario de Hacienda.

Ni aumento de impuestos ni nuevos impuestos, dijo el Presidente de la República, para alivio de los mexicanos que tenemos en Tamaulipas el agobio de un gobierno estatal, panista, que revivió el impuesto sobre hospedajes y aumentó en un 50 por ciento el impuesto sobre nóminas, sin que la recaudación fiscal se refleje en mejores servicios.

Cabeza de Vaca prometió en campaña derogar el impuesto sobre tenencia de vehículos, pero se tardó dos años en cumplirlo, pues le resultó doloroso renunciar a ese dinero fácil.

El desmentido de AMLO nos hizo recordar aquella anécdota de José López Portillo, cuando le reprochó al Excélsior de Julio Scherer que sus reporteros sacaran de la basura sus notas de ocho columnas.

Ese día, el periódico chilango había publicado en su espacio principal de primera plana, la creación de un impuesto patrimonial, que pagarían los dueños de los grandes capitales, en un monto proporcional al tamaño de sus fortunas.

JOLOPO, Secretario de Hacienda en el Gabinete de Echeverría, explicó entonces, que era un mero proyecto desechado por inviable y que había terminado en el cesto de la basura. Por supuesto que era una mentira, pues alguien importante filtró a Scherer el documento para que lo publicara y produjera un alud de resistencias, que finalmente lo hizo cancelar.

Siendo Presidente de la República, López Portillo acuñó la simpática frase de “no pago para que me peguen”, al ordenar la cancelación de publicidad gubernamental en la revista de su primo Scherer, “Proceso”.

En temas políticos, pareciera que los partidos se pusieron de acuerdo para guardar silencio al mismo tiempo, a cinco días de que arranquen las campañas de proselitismo de los candidatos a diputados locales.

La vocería de MORENA recibe pero no atiende, las preguntas sobre lo que está haciendo el alto mando para resolver la controversia, que mantiene tomado, ocupado, invadido, su edificio sede estatal.

Yeidckol Polevnsy se olvidó de plano de Tamaulipas pues ni su delegado electoral Marcos Cruz Martínez mueve un dedo para poner las cosas en su lugar y permanecen petrificados, esperando que la providencia resuelva el conflicto.

PAN y PRI también tienen asueto anticipado. El Kiko Elizondo se tomó un descanso para reponer neuronas consumidas en su brillante intervención que le endilgó al médico Xicoténcatl González Uresti, una calificación de 9.5 de aprobación ciudadana.

Yahleel Abdalá Carmona está igualmente desaparecida de la escena. El secretario general del partido tricolor, José Benítez Rodríguez, asomó el rostro para anunciar que las campañas de sus candidatos serán austeras.

Ni había necesidad que lo dijera, pues el PRI padece bancarrota política y bancarrota financiera desde que Egidio Torre Cantú negoció el triunfo estatal del PAN en 2016, a cambio de lo cual, él sigue disfrutando una impunidad absoluta, en su mega-mansión de Nuevo León.

La mano del PAN-gobierno está metida de igual manera en MORENA y ni siquiera lo disimulan. Los emisarios que están posesionados del edificio sede de este partido, instalaron en la entrada una caricatura de gran tamaño donde ridiculizan a varios políticos, entre ellos, a Carlos Cantúrosas Villarreal.

De hecho, todas las candidaturas serán austeras, no solo en dinero sino en ideas, pues los candidatos de todos los partidos no son unas lumbreras, muchos tienen en puerta su primera vez y no saben ni siquiera las funciones que cumple el poder legislativo.

(Si muchos de los actuales diputados son ignorantes en la materia, imagínese el lector, los candidatos…)

Por cierto, el Grupo Reforma publicó que el gobierno municipal de Nuevo Laredo, panista, incurrió en graves irregularidades equiparables a fraude fiscal, al usar facturas falsas para justificar gastos por casi 20 millones de pesos.

Enrique Rivas Cuéllar, el presidente municipal de Nuevo Laredo reputado como inepto, corrupto, traidor y cobarde, ganó recientemente un lugar de privilegio en la encuesta de una empresa especializada, que lo etiquetó como muy honesto e íntegro.

También el edil de Tampico, del mismo sello azul, Chucho Nader, presume una encuesta donde casi todos los habitantes jaibos no acaban de felicitarse por tener al mejor presidente municipal del mundo.

Son maniobras de auto-complacencia que funcionarios y políticos usan para engañarse ellos mismos, pues la gente los tiene bien ubicados y por eso no hacen carreras largas.

A propósito de Nuevo Laredo, allá anduvo el famoso Señor de las Ligas, René Bejarano, trepado en una de las lianas de MORENA, desde la cual lanza anzuelos a incautos, cuerpeado por Jorge Valdez Vargas, Cuitláhuac Ortega Maldonado y Alberto Sánchez Neri.

Si se confirma que Nuevo Laredo será sede de la reunión del Consejo Nacional de Seguridad, con la asistencia del Presidente López Obrador, dos temas serán añadidos a las mesas de trabajo.

La investigación sobre las patrullas clonadas de la Marina, que Enrique Rivas Cuéllar usó en la campaña para la reelección, y el proyecto de Cabeza de Vaca, de privatizar la video-vigilancia en carreteras federales, con un costo mensual de 58 millones de pesos, durante un período de seis años.

También en Nuevo Laredo, el periodista Mariano Almanza Arrieta recibió un galardón con la firma de la asociación civil Periodistas y Comunicadores, en reconocimiento a su destacada trayectoria profesional.

Mariano fue director editorial de El Mañana de Ninfa Deandar Martínez en una de sus mejores épocas, solo comparable en calidad, cuando estuvo en el mismo cargo, José Luis de Anda Yancey.

Jaime Orozco Tey, presidente del grupo gremial, y su antecesor, Javier Claudio Gámez, encabezaron la ceremonia atestiguada por una nutrida concurrencia de compañeros, que felicitaron al veterano comunicador, por el merecido premio recibido.

En la nota roja tenemos la noticia de la aprehensión ejecutada en Jalisco, de un líder de infractores tamaulipecos de la ley, a manos de policías federales. Es la única manera de que la justicia local presente trabajo, aunque sea ajeno. Ya se volvió una costumbre.

Dos apuntes breves de salida. El Presidente López Obrador aclaró que la vigilancia militar autorizada para Vicente Fox, es por tiempo limitado, no permanente.

Y, El Niño Verde, propietario del PVEM, obtuvo licencia por tiempo indefinido para separarse de la diputación federal que ostenta. Entró como suplente, un amigo muy cercano de Peña Nieto.

No es para presumirse, pero Jorge Emilio González Martínez es nieto de Emilio Martínez Manautou. No trabaja desde hace 25 años, pues en 1994 debutó como representante de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, y desde entonces brinca de una diputación federal a una senaduría.

Cumplen años Matías Treviño Villasana y Enrique Yáñez Reyes, mañana. No le disgustaría recibir como regalo una candidatura de MORENA, porque además dedicó mucho esfuerzo y dinero en construirla.

Correo electrónico: albertoguerra65@hotmail.com

Compárte esta noticia:

Déjanos tu comentario