3.2 millones de niños trabajan en el campo, cuando deben jugar y estudiar: CCC

0

Mario Reyes Cantú

Ciudad Victoria, Tamaulipas.- Se hace necesario que la Administración Federal empiece a velar por el interés superior del niño en el campo, ya que México existen 3.2 millones de infantes de cinco a 17 años que trabajan, es decir, 11 por ciento de los 29 millones de menores que se tienen contabilizados, según cifras de 2017 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), los cuales solo deberían jugar y estudiar.

Mario Reyes Cantú, secretario general de la Central Campesina Cardenista (CCC) en Tamaulipas, destaco que esa cifra se incrementó de manera considerable con respecto a 2015, cuando había casi 2.5 millones de niños, niñas y adolescentes que realizaban alguna actividad económica, en las labores agrícolas, ganaderas, forestales, de caza y pesca se concentra más el trabajo infantil en México, con 30 por ciento del total, según las mediciones del organismo.

El líder, dijo que “es una cuestión paradójica, sobre todo en un país como México, donde el trabajo infantil está formalmente prohibido”, pero ese mandato hoy ha quedado en “letra muerta”, porque la crisis económica, la exclusión social y la creciente población han obligado a familias completas a trabajar para “poder sobrevivir”, enfatizó el líder en entrevista.

Reyes Cantú, destaco que el trabajo infantil está presente en casi todo el territorio mexicano y Tamaulipas, pero es más visible en los estados de Oaxaca, Chiapas y Guerrero por el elevado rezago social y económico en que viven, asegurando que es en las actividades agrícolas donde menos se respetan las regulaciones y los infantes acceden con mucha facilidad a estos puestos de trabajo, pues en algunos casos la mano infantil suele ser muy preciada.

Indico, “sus manos son apreciadas para la pizca de tomate o la recolección de algodón, pero en el corte de caña son expuestos a accidentes porque sólo les dan un machete para hacerlo”; los datos del Inegi muestran que la tasa de trabajo infantil fue más alta en las áreas menos urbanizadas, con 13.6 por ciento, a diferencia de aquellas más urbanizadas, con 7.6 por ciento de los menores de 17 años de edad.

Compárte esta noticia:

Déjanos tu comentario