34 fieles del Opus Dei son ordenados sacerdotes

0

Roma, Italia, Europa (Gaudium Press).- Procedentes de 16 países, 34 fieles del Opus Dei fueron ordenados sacerdotes el sábado 4 de mayo. La ceremonia ocurrió en la Basílica de San Eugenio en Roma y fue presidida por el Cardenal Antonio Cañizares, Arzobispo de Valencia. Con la ordenación, los nuevos presbíteros se han incorporado al clero de la Prelatura del Opus Dei.

Al iniciar la homilía de la celebración Eucarística de ordenación, que contó con la presencia del prelado del Opus Dei, Mons. Fernando Ocáriz, el Cardenal recordó a los fieles presentes:

“‘Os daré pastores según mi corazón’: ¿Qué quiere decirnos Dios a través del profeta? Se trata de una promesa de esperanza en unos momentos muy difíciles para el pueblo de Israel. Sin embargo, Dios siempre promete futuro. Hoy también sigue anunciándonos que Él nunca dejará de mandarnos pastores y que la ayuda del ministerio sacerdotal nunca nos faltará”.

Luego, dirigiéndose a los nuevos sacerdotes, les habló sobre la figura del Buen Pastor:

“Queridos ordenandos: estáis llamados a identificaros con este buen pastor, con este pastor que es Cristo, que da su vida hasta entregarla en la Cruz. Esta entrega no está encerrada en un pasado lejano, sino que cada día se actualiza en la Santa Misa. En la Sagrada Eucaristía, Jesús se nos entrega mediante las manos del sacerdote. Por eso, en el centro de la vida de cada uno de nosotros, sacerdotes, se encuentra la celebración de este sacramento”.

Luego, reiterando la invitación a tomar siempre como modelo al Buen Pastor, el Cardenal Cañizares insistió a los ordenandos:

“No lo olvidéis: el buen pastor es el que, como Cristo, piensa siempre en el bien de las almas antes que en sus intereses personales. Y para esto es capaz de los sacrificios más grandes, porque sabe amar”.

A ellos, el Arzobispo de Valencia también les invitó a ser pastores cercanos, para que los fieles se acerquen al corazón de Jesús:

“En este camino de cercanía a nuestros hermanos, en este buscar que conozcan y se vinculen al corazón de Jesús, resulta de particular importancia el sacramento de la Penitencia. Al respecto, nos sirve meditar esas palabras que san Pablo dice con fuerza a los cristianos de Corinto: ‘Todo proviene de Dios, que nos reconcilió consigo por medio de Cristo y nos confirió el ministerio de la reconciliación (…). Somos pues, embajadores en nombre de Cristo'”.

Concluyendo la homilía, el Cardenal Cañizares tomó palabras de San Josemaría Escrivá de Balaguer, fundador del Opus Dei, quien animaba a ‘sentire cum Ecclesia’, es decir a vivir en sintonía con la Iglesia, para llamar a los neo presbíteros para que procuren “ser buenos hijos de la Iglesia”, ayudando con la oración al Papa “en su misión de ser principio visible de la unidad de fe y comunión”.

El purpurado también dirigió unas palabras a las familias de los ordenandos, invitándolos a no cesar en la oración:

“No dejéis de pedir por los nuevos sacerdotes para que sean siempre fieles, piadosos, entregados y ¡alegres! Encomendadles especialmente a Santa María, madre de la Iglesia, que extrema su solicitud de Madre con aquellos que se empeñan, para toda la vida, en servir a su Hijo, Nuestro Señor Jesucristo, Sumo y Eterno Sacerdote”.

Con información del Opus Dei.

Compárte esta noticia:

Déjanos tu comentario