Brasil quiere reducir en un 90 por ciento las normas de seguridad y salud del trabajo vigentes

0

Brasilia, Brasil.- El gobierno federal revisará todas las Normas Reguladoras de seguridad y salud en el trabajo del país – conocidas como NRs – con el objetivo de simplificar las reglas y mejorar la productividad. La idea es reducir en un 90% las normas vigentes. La información fue confirmada el lunes por el presidente Jair Bolsonaro, a través de su cuenta en Twitter.

El secretario especial de Previsión y Trabajo del Ministerio de Economía, Rogério Marinho, ya había anunciado la semana pasada que la idea es hacer el ambiente más propicio a quien quiere emprender y “traer inversiones a Brasil”, mejorando la capacidad de competición con otros países, en el intento de reanudar el crecimiento.

De acuerdo con el Ministerio de Economía, todas las Normas Reguladoras del país serán revisadas. La primera será la NR-12, que trata de la reglamentación de maquinaria para sectores que van desde panaderías a hornos siderúrgicos. En este caso, la expectativa es que la nueva norma sea entregada en junio.

: Brasil no logra vaga formal después de los 28 años

En el caso de Brasil, en la actualidad, la mayoría de las personas que viven con el VIH / Además, no hay una uniformización de los procedimientos, lo que resulta en acciones de fiscalización distintas que varían de acuerdo con cada estado.

El pasado jueves, el secretario especial de Previsión y Trabajo del Ministerio de Economía, Rogério Marinho, anunció que las NRs de seguridad y salud en el trabajo van a pasar por un amplio proceso de modernización. Según él, toda la normatización en esas dos áreas está siendo revisada, con foco en la desregulación y la simplificación.

Lo que se revisará

La primera norma a ser revisada será la NR-12, que trata de la reglamentación de maquinaria, abarcando desde panaderías hasta hornos siderúrgicos. La previsión es que la nueva NR del sector esté lista en junio.

La modernización alcanzará todas las NR y otras reglas, aseguró el secretario. Destacó que hay casi 5 mil documentos infralegales, decretos, instrucciones normativas e incluso decretos de 1940 que aún se utilizan en la fiscalización, de forma arbitraria. Con los cambios, también deben ser uniformizados los procedimientos, para evitar diferencias en la fiscalización entre los estados.

De acuerdo con Marinho, un pequeño empresario, por ejemplo, llega a ser sometido a 6,8 mil reglas distintas de fiscalización. Esta situación actual perjudica directamente la productividad de las empresas y la capacidad de Brasil para competir con otros países, agregó el secretario.

Compárte esta noticia:

Déjanos tu comentario