Historia de una infamia

0

Por: Alejandro Govea Torres
Luego de desechar la reforma educativa impulsada por el gobierno de Enrique Peña Nieto que trató de acabar con los nocivos cotos de poder de los sindicatos del magisterio nacional y de implantar un sistema de evaluación para que maestras y maestros mejor capacitados estuvieran frente a los grupos de alumnas y alumnos de educación básica, hoy se inicia el registro de personas interesadas en participar en las audiencias públicas organizadas por las Comisiones de Educación del Congreso de la Unión, a fin de realizar propuestas y recomendaciones durante la reglamentación de las leyes secundarias de la disque reforma educativa del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Con el argumento de que la anterior reforma educativa era punitiva por separar a maestras y maestros que después de tres oportunidades no lograron aprobar las evaluaciones de conocimientos mínimos para estar frente a grupos de primarias y secundarias, López Obrador inició su campaña presidencial y se comprometió a eliminarla para satisfacer las demandas de maestras y maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) y de los seguidores de la maestra Elba Esther Gordillo Morales.

En la nueva reforma educativa no será obligatoria la evaluación de maestras y maestros, incluso recientemente la Secretaría de Educación Pública (SEP) a cargo de Esteban Moctezuma Barragán, les devolvió sus plazas a 48 maestras y maestros que no aprobaron las evaluaciones de la anterior reforma educativa, entre los cuales algunos no sabían que se celebra el 5 de mayo en México, otros no se acordaron los nombres de las capitales de varios estados, además de otras deficiencias y así regresarán a sus grupos en las escuelas públicas del país.

También se eliminó el examen de conocimientos y habilidades que era aplicado el sexenio anterior a los recién egresados de las escuelas normales para tener derecho a una de las plazas magisteriales, pero ahora sólo será necesario acreditar que culminó sus estudios y acudir a un curso integral para entrar al sistema educativo nacional.

La eliminación del Instituto Nacional de Evaluación Educativa (INEE), que tan sólo el año pasado tenía a 250 mil maestras y maestros registrados para tomar cursos de capacitación y actualización educativa, fue considerada como un verdadero retroceso del Sistema Educativo Nacional, sin embargo para acallar las críticas de especialistas y expertos en sistemas de enseñanza a nivel mundial se creará el Sistema Nacional de Mejora Continua de la Educación.

Y lo más grave de toda esta infamia será la entrega del 50% de las plazas a la CNTE y a los seguidores de la maestra Gordillo Morales que buscan recobrar la dirigencia del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).

Se habla de que en la discusión de las leyes secundarias de la reforma educativa de López Obrador se definirá la admisión, promoción y reconocimiento de maestras y maestros, incluso varios legisladores de la oposición alertaron acerca de que existe “mano negra” para favorecer a las organizaciones sindicales a través de la Ley Reglamentaria del Sistema para la Carrera Magisterial.

De ahí, la importancia de las audiencias públicas que han organizado las Comisiones de Educación del Congreso Nacional, que se realizarán del 24 al 26 de junio y en donde se espera la participación de personas interesadas en mejorar la reforma educativa de López Obrador que privilegia los intereses de organizaciones sindicales y condena a niños y jóvenes a la mediocridad.

Los interesados podrán registrarse desde hoy y hasta el próximo miércoles 19 en la siguiente página de internet: www.diputados.gob.mx/leyessecundariaseducación

Por otra parte, aunque toda la atención se ha centrado en la llegada de la Guardia Nacional a la frontera de México con Guatemala para tratar de frenar la oleada de migrantes centroamericanos a nuestro país con rumbo a los Estados Unidos, resulta de vital importancia que el gobierno federal tome en cuenta el grave problema que enfrentan las gobiernos estatales en la frontera norte del país, como es el caso de Tamaulipas, en torno a la expulsión de miles y miles de indocumentados de la unión americana.

La administración estatal ha proporcionado ayuda humanitaria a poco más de 150 mil indocumentados repatriados de Estados Unidos entre el 2016 y 2018, cuya situación se agrave hoy luego de que el presidente Donald Trump insiste en que México se convierta en el llamado “tercer país seguro” para asistir a todos aquellos realizan trámites de asilo en la unión americana.

Aunque el canciller Marcelo Ebrard Casaubón se niega aceptar que México se convierta en “tercer país seguro”, no debemos olvidar que Trump ya les agarró la medida y seguramente lanzará una nueva embestida en contra de nuestro país para ganar más adeptos en su lucha por ganar la reelección como presidente de los Estados Unidos.

Correo electrónico: jagovea_53@yahoo.com

Compárte esta noticia:

Déjanos tu comentario