Música y letras llenaron Bellas Artes en homenaje a León Portilla

0

Ciudad de México.- Como parte del Homenaje Nacional al historiador Miguel León-Portilla, la Orquesta Sinfónica Nacional (OSN), bajo la dirección de Eduardo García Barrios, realizó la noche de este lunes el concierto escénico La voz del tlamatini, en el Palacio de Bellas Artes.

Organizado por la Secretaría de Cultura, a través del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL), La voz del tlamatini —hombre que sabe mucho en náhuatl—, es parte del programa de actividades que este año rinden tributo al trabajo del académico y humanista, quien ha hecho contribuciones importantes al rescate de la lengua y literatura náhuatl.

La OSN y las coordinaciones nacionales de Literatura y Teatro del INBAL prepararon esta celebración, que tuvo lugar en la Sala Principal del Palacio de Bellas Artes, ubicado en el Centro Histórico de la Ciudad de México y a la que se dieron cita familiares, amigos, colegas, alumnos y público en general.

Antes de que iniciará el concierto, se proyectó un video en el cual la poeta indígena Cruz Alejandra Lucas Juárez recitó un poema titulado Florido, en lengua totonaca, y traducido al español.

En tanto que el repertorio estuvo conformado por cinco piezas musicales de compositores nacionales: el primer movimiento de La noche de los mayas y Janitzio, de Silvestre Revueltas; la Sinfonía India, de Carlos Chávez; Dios nunca muere, de Macedonio Alcalá y el Huapango, de José Pablo Moncayo. La música se seleccionó con el objetivo de incluir obras relacionadas al mundo indígena.

La interpretación de las piezas musicales estuvo intercalada con la lectura dramatizada de textos de León-Portilla —como La visión de los vencidos y Cuando muere una lengua— y poemas en náhuatl, traducidos simultáneamente al español, que el intelectual ha rescatado de autores como Nezahualcóyotl, Macuilxochitzin y Aquiauhtzin de Ayapanco, a cargo de los actores Jennifer Moreno y César René Pérez.

La OSN fue dirigida por Eduardo García Barrios quien, antes del último número musical, dedicó unas palabras emotivas al historiador: “Al maestro León-Portilla, que está delicado de salud, porque ha mostrado una profundísima alegría por vivir y descubrir. Muchos de nosotros lo leímos hace muchos años y nos cambió la vida porque nos enfrentó a otro mundo, otra realidad”, dijo.

Tras presentar la última canción, el Huapango, la gente ovacionó de pie a la OSN, mientras el público gritaba expresiones como “¡Viva México!” y “Viva León-Portilla”, después, la orquesta volvió a interpretar la composición de José Pablo Moncayo para cerrar con broche de oro.

Miguel León-Portilla es un destacado antropólogo, historiador y filósofo mexicano. Centró su interés en los pueblos del México prehispánico. En toda su obra recoge y estudia las creencias y el pensamiento de esas culturas. Uno de sus libros más destacados es La visión de los vencidos, publicado en 1959, texto que relata los acontecimientos de la conquista de México desde la perspectiva indígena.

El investigador emérito del Instituto de Investigaciones Históricas, también ha sido profesor en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México desde 1957. Es consejero de la Sociedad Mexicana de Antropología y de la Academia de Investigación Científica. Como reconocimiento a su destacada labor en el rescate y preservación de la cultura náhuatl, León-Portilla ha recibido diferentes premios nacionales e internacionales, entre los que destacan 16 Doctorados Honoris Causa.

El Homenaje Nacional a la labor de León-Portilla se vincula con el programa de trabajo de la Secretaría de Cultura que busca preservar, conservar, impulsar y restaurar el patrimonio cultural histórico del país.

Compárte esta noticia:

Déjanos tu comentario