Todos quieren ser corrupción

0

Por: Felipe Martínez Chávez
Cd. Victoria, Tamaulipas.- En una elección constitucional todos tratan de ganar algo, los operadores partidistas y hasta los electores quieren ser parte de la corrupción. A tanto se ha degenerado el tema.

Transcurridas las elecciones y con la documentación de los fiscalizadores, hoy tratamos de armar lo que costaron los representantes generales y de casilla.

A los cocineros más inexpertos se les fueron chiles enteros.

El árbitro cotizó en Tamaulipas –según la matriz de precios- un promedio de mil pesos por cada “casillero”. Es el promedio entre la cotización más alta y la más baja. Sobra decir cual fue la de más arriba.

De las seis entidades en que hubo elecciones el dos de junio, el promedio más bajo fue Puebla, entre 500 y 600 chuchos. En general la vida es más bara.

Volviendo a Tamaulipas, el día de la elección Morena pagó 500 pesos por los servicios de cada uno y el doble a los generales, pero cometieron errores de principiantes.

Por ejemplo, solo por mencionar uno, no reportó al INE los mil pesotes que les hizo llegar a tres representantes del distrito 14, Ciro Mireles Chaires, Jaime Enrique Azúa Villa y Angel de Luna, y en el distrito 21 a Gildardo Rivera Vázquez, lo cual es motivo de una sanción económica.

En general los datos no cuadran. Les faltan ingenieros electorales.

Pagaron cuatro millones 225 mil pesotes a ocho mil 971 mil “casilleros”, según el dato que mandaron al Instituto.

Sin embargo la cantidad no coincide con el registro de representantes, cuyo pago debó haber sido por tres millones 476 mil. La diferencia es de 749 mil del águila ¿en dónde quedaron?.

En los mejores tiempos del PRI, cuando perdía un candidato la versión más aceptada era que, el día de la elección, para hacer la movilización de votantes, la lana se quedaba “atorada” entre los operadores medios. Si lo decimos con manzanitas entendemos mejor: Del partido salían mil pesos por cabeza, pero llegaban 500 a la estructura.

Otra irregularidad que ya irán aprendiendo a resolver sobre la marcha para evitar exhibiciones. Pagaron en efectivo un millón 990 mil, cuando debieron hacerlo por el sistema financiero (tarjetas).

Por su parte Don PAN trató de mandar al Instituto un paquete de gratuidad, es decir, que sus representantes no cobraron y firmaron el respectivo documento. Pero se les “olvidó” pedir 67 contratos por 67 mil pesotes (promedio de precios).

Pudo acreditar 442 que hicieron la chamba de a gratis. A los otros casi ocho mil 500 ¿sí se les pagó?.

Como decíamos líneas arriba, el problema es de corrupción. En los últimos años, ya nadie quiere hacer tareas cívicas de “gorra”, ni para los partidos ni las instancias electorales.

Los panistas ya conocen la mecánica de gastos. Sin embargo, se les “perdieron” documentos de casilleros por otros 97 mil devaluados.

El otrora ex invencible PRI entregó a su gente seis millones 237 mil. También andaban “perdidos” 166 mil, pero solventaron el punto.

Bueno, otros 815 mil devaluados se quedaron “sin dueño”. Resulta que había duplicados de a mil 500 pesotes por cabeza, lo cual, según el Instituto, quedó superado ante el informe del PRI.

El Verde omitió informar de pagos por 150 mil de sus casilleros. Otros 25 mil se le cargaron a gastos de campaña porque no se supo si cobraron, o no, por ir a “vigilar” el día de la elección.

Luego continuamos sobre el asunto. La intención es señalar hasta donde ha llegado la corrupción entre electores y militantes de los partidos. Ya nadie quiere realizar trabajos gratuitos. El día de la elección todo tiene un costo, por lo general en efectivo.

Pareciera que todos quieren ser corrupción.

Las anteriores cifras son las que dejaron “huella”. Deben haberse realizado pagos millonarios a los que le INE perdió el rastro. Se hicieron en efectivo y sin testigos.

Dejamos el asunto de los “casilleros” y hablamos ahora del PANAL, el partido de los maestros que está en liquidación por haber perdido su registro. Pasó a la historia. Ya no lo necesita Elba Esther Gordillo, la cacique del magisterio. Ya tiene otro (en formación).

Según la resolución publicada este lunes en el Diario Oficial de la Federación, el comité en Tamaulipas deja una deuda de 543 mil pesos con la secretaría de Hacienda y 130 mil por concepto de multas de fiscalización. En total 671 mil que no se podrán recuperar porque no dejaron propiedades inmuebles.

En otro tema, no deben andar mal los sondeos que colocan a Alejandro Cárdenas Moreno como el favorito para ganar la dirigencia nacional del PRI.

Según encuesta realizada por el periódico El Universal, Alito aventaja con 15 puntos a su opositora Ivonne Ortega. Un 48 por ciento menciona que él tiene más probabilidades de ganar, contra un 27 de ella y el 10 mantiene la opinión en secreto.

¿Cómo andamos en Tamaulipas? La diferencia puede ser mayor a favor del campechano. Aquí no se conoce una coordinación a favor de Ortega y no se sabe cuando tendrá actividades por estos rumbos.

Pero mientras son peras o manzanas, en Jaumave Don Antonio Uvalle Gallardo está listo para tomar la dirigencia local del Revolucionario. Espera los tiempos. Es un municipio donde ya no existe el tricolor y lo más posible es que, en el 2022, gane la presidencia Don José Gadiño Cardiel, esta vez por el Partido Acción Nacional. Allá se encamina.

Hay vacaciones en el gobierno estatal pero las oficinas no están paralizadas. La Comisión Permanente del Congreso del Estado, bajo la presidencia de Glafiro Salinas Mendiola se reunió este lunes para desfogar asuntos. Anunció asimismo que, como homenaje a Tamaulipas, los billetes de la Lotería Nacional para el sorteo del viernes dos de agosto, llevarán impresas alusiones a la instalación del Primer Congreso Constituyente el 7 de julio de 1824, en Padilla.

Compárte esta noticia:

Déjanos tu comentario