Enriquecimiento ambiental contrarresta deterioro de la memoria: Cinvestav

0

Ciudad de México.- Los problemas de la memoria no son exclusivos de la edad o de las enfermedades neurodegenerativas, estos pueden presentarse ante padecimientos como la hipertensión arterial o la diabetes mellitus cuando no son tratados, por lo que en estos pacientes se puede reducir su capacidad de recordar y aprender.

Alfredo Meneses Hernández, investigador del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav), explicó que el problema se agrava conforme el paciente envejece, llegando a producir alteraciones importantes, por lo anterior, dijo, la memoria está adquiriendo una importancia más relevante, más allá de las enfermedades neurodegenerativas o de que se olvide la información.

“Es necesario entender que, ejerciendo la memoria y realizando ejercicio físico, conocido como enriquecimiento ambiental, las personas que sufren de alguna alteración como estrés postraumático pueden disminuir los síntomas de las enfermedades que estén asociadas”, indicó el investigador.

El científico, adscrito al Departamento de Farmacobiología y líder de esta línea de investigación, aseguró que es necesario proteger y cultivar la memoria, para disminuir perturbaciones como la amnesia o el olvido.

“Memorizando información o dándole contenido emocional a un recuerdo, se mejora la memoria no sólo en adultos mayores, sino en pacientes con enfermedades que van desde hipertensión arterial, déficit de atención, estrés postraumático hasta alzheimer”.

Entre las causas más comunes que provocan la pérdida de memoria están el consumo y abuso de algunas drogas, el estrés emocional, infecciones del cerebro, golpes en la cabeza y la depresión profunda.

Esta línea de investigación, también ha demostrado que la combinación del ejercicio físico y mental con la administración de medicamentos promemoria, hacen más eficaz la acción de estos fármacos al modular las acciones de neurotransmisores, entre ellos, de la serotonina.

“El enriquecimiento ambiental acompañado de un tratamiento médico, mejora la cognición y la memoria a corto plazo de pacientes con déficit de atención e hiperactividad”.

El investigador destacó que otro de los resultados de su línea de investigación fue que esta combinación mejoró la salud de animales de laboratorio, reduciendo el deterioro asociado, a veces, con el envejecimiento neuronal, así como con la memoria y la coordinación motora en modelos preclínicos conductuales

En el laboratorio de Alfredo Meneses se estudian en modelos conductuales de memoria los mecanismos de la formación, la amnesia y el olvido con la meta de descifrar sus bases farmacológicas, fisiologías y neurobiológicas. “Lo que estamos tratando es encontrar marcadores en individuos sanos que sean utilizados para saber si hay alteraciones en la memoria, y que permitan detectar cambios que ocurren durante la formación de la misma e identificar blancos terapéuticos”.

Existe amplia evidencia que sustenta el potencial terapéutico del sistema serotonérgico para tratar disfunciones de la memoria y uno de los métodos que podrían ser útiles para mejorar el efecto de fármacos promemoria, es el enriquecimiento ambiental.

Datos de la Organización Mundial de la Salud aseguran que para el año 2030 la población mundial mayor de 65 años casi se duplicará, este hecho conllevará a un aumento en la aparición de enfermedades y trastornos mentales asociados a la vejez y disfunciones en la memoria.

Compárte esta noticia:

Déjanos tu comentario