¿Cómo hallaron los astrofísicos el nuevo planeta parecido a la Tierra?

0

© Foto: NASA’s Goddard Space Flight Center/Chris Smith

Washington, Estados Unidos, América (USputnik).- El telescopio espacial TESS (Transiting Exoplanet Survey Satellite) ayudó a detectar tres planetas cerca de la estrella GJ 357, uno de los cuales se parece mucho a la Tierra. Descubre qué táctica utilizó el equipo internacional de astrofísicos para descubrir estos cuerpos celestes.

En febrero las cámaras del TESS señalaron a la presencia de exoplanetas transitorios que pasaban en frente de la estrella GJ 357. En particular, el satélite detectó que la luz del astro, situado en la constelación Hidra, oscurecía cada 3,9 días. De esta manera, distintos astrónomos llegaron a la conclusión de que el paso de otros cuerpos celeste interrumpía el brillo del GJ 357.

El GJ 357 b fue el primer planeta que fue descubierto por TESS. El peso de este objeto espacial supera al de la Tierra en un 22% mientras que su temperatura alcanza unos 254℃.

“Lo describimos como la ‘Tierra caliente'”, declaró Enric Pallé, del Instituto de Astrofísica de Canarias y miembro del equipo que hizo el descubrimiento.

El segundo planeta descubierto por TESS, fue el GJ 357 c. Este cuerpo celeste es 3,4 veces más pesado que la Tierra y cuenta con una temperatura promedio de aproximadamente 127℃.

Y finalmente el tercer planeta detectado por el satélite de la NASA fue el GJ 357 d. Este planeta es especialmente intrigante.

“El GJ 357 d está localizado en el borde exterior de la zona habitable de la estrella mientras que recibe de ella el mismo volumen de energía que Marte obtiene del Sol. Si este planeta tiene una atmósfera densa, podría atrapar suficiente calor de su astro y contar con agua en su superficie”, declaró la científica Diana Kossakowski del Instituto Max Planck de Astronomía.

La ausencia de la atmósfera contribuirá a que el planeta tenga la temperatura de equilibrio de -53℃ y hará que sea más glacial que habitable. El peso del GJ 357 d es 6,1 veces mayor que el de la Tierra. Un mundo rocoso con esta masa podría ser uno o dos veces más grande que nuestro planeta, dice el comunicado publicado por la NASA.

Para confirmar la presencia del GJ 357 b y descubrir a sus vecinos, el estudiante de doctorado Rafael Luque, del Instituto de Astrofísica de Canarias, y sus colegas apelaron a las mediciones de velocidad radial que fueron hechas en la Tierra.

La velocidad radial suele reflejar el movimiento de un objeto celeste en línea con nuestra vista. Este movimiento puede observarse como pequeño cambio de color en la luz de una estrella. Esta táctica no es nueva ya que los astrónomos han buscado planetas con la ayuda del brillo de las estrellas durante varias décadas.
https://mundo.sputniknews.com/espacio/201908051088272006-como-hallaron-astrofisicos-nuevo-planeta-parecido-tierra/

Compárte esta noticia:

Déjanos tu comentario