Reconoce Cabeza de Vaca que algo malo pasa

0

Por: Alberto Guerra Salazar
CIUDAD VICTORIA, (ASI).— Gerardo Peña Flores tuvo un buen debut como diputado local electo (sujeto a confirmación), pues ofreció a sus colegas de otros partidos no aplicar el mayoriteo o la aplanadora del PAN, sino que usará el diálogo, la concertación, los consensos.

Gerardo está anunciado como presidente de la junta de coordinación política de la Legislatura entrante, y este pronunciamiento suyo, ocurrido ayer en la sede estatal del partido blanquiazul, rompe el esquema usado por sus antecesores, Carlos Alberto García González y Glafiro Salinas Mendiola.

Falta sin embargo, primero, confirmar que Gerardo sea sincero en estos propósito, y segundo, que sean auténticos pero no lo obligue a hacer lo contrario su amigo y patrón, Francisco García Cabeza de Vaca.

Un mal presagio para este cambio anunciado es la presencia en la ceremonia, de Ismael García Cabeza de Vaca, pues es un muchacho renuente a las prácticas democráticas aunque más bien por tradición consanguínea, pero es mala señal.

También estuvieron allí Glafiro, que quiere ascender al Gabinete estatal aunque se conformaría con ser presidente municipal de Nuevo Laredo (candidato, más bien dicho), Joaquín Hernández Correa, repetidor, y Arturo Soto Alemán, el insaciable.

El ex sub-secretario sigue mandando galleta en la Secretaría de Finanzas y le atribuyen la autoría de los operativos centaveros de San Fernando y otros municipios, donde empleados de esa dependencia revisan los papeles de vehículos sospechosos de ser chocolate, sin regularización.

“No les vamos a fallar”, dijo en su mensaje Peña Flores, con una afirmación que huele a gardenias bañadas en estiércol: “los invito a cerrar filas por Tamaulipas, no por intereses personales” (quiso decir, intereses de grupo, del PAN, de Cabeza).

Démosle el beneficio de la duda para que en el desempeño de su encargo, pruebe que quiere dignificar el ejercicio de la política azul, o si simplemente nos despachó taquitos de lengua.

Las diputaciones plurinominales repartidas por el IETAM son susceptibles de modificación, pues están sujetas a cambio si así lo ordenan los magistrados del tribunal electoral del poder judicial de la federación.

PRI y MORENA pueden pedir la revocación de resultados electorales convalidados por el IETAM y el tribunal tamaulipeco, lo que incidiría en reacomodo de los números y de diputaciones de mayoría relativa.

Es poco probable que se caigan algunas plurinominales, pero todo puede ocurrir en la política a la mexicana.

Tal vez porque está próxima la presentación de su tercer informe de gobierno, pero Francisco García Cabeza de Vaca también está modificando su discurso pues desplaza la Realpolitik, entendida ésta como una estrategia marcada por la astucia y la falta de escrúpulos que se impone a todo criterio ético.

Cabeza clausuró un Taller de Seguridad Ciudadana que supuestamente tuvo una duración de dos días, con la participación de representantes de la SEDENA, SEMAR y otras dependencias excepto la Guardia Nacional y el delegado federal José Ramón Gómez Leal.

En mensaje, el Gobernador hizo a un lado su clásica versión del panorama color de rosa, al reconocer con cruda franqueza, que el clima de inseguridad que se padece impide que haya condiciones para hablar de inversiones, creación de empleos.

Admitió así mismo, que los nuevos programas sociales que alienta su gobierno tienen problemas de implementación, porque la situación de violencia es grave.

El mandatario estuvo acompañado en la ceremonia por el secretario general de gobierno César Verástegui Ostos y del jefe de la oficina del Gobernador, Víctor Sáenz Martínez, quien también tuvo una intervención ante los micrófonos.

Sáenz, a quien algunos de sus amigos conocen como “El mandados cortos”, desconcertó con una enigmática expresión de su discurso. Dijo que las propuestas servirán para abonar al plan 2030.

Difícilmente puede hilvanar el funcionario, soluciones para problemas del día siguiente, mucho menos tendría visión para mirar a largo alcance.

Mención aparte merecen dos chilangos que son presentados en el boletín oficial de prensa como asesores del Gobernador, aunque cobran como miembros de un supuesto consejo consultivo ciudadano de seguridad pública de Tamaulipas.

Se trata de Guillermo Valdez (Castellanos) y Alejandro Hope. El primero fue confidente de Felipe Calderón Hinojosa y su director del CISEN y más recientemente, fue presidente de la empresa GEA-ISA, la encuestadora de cabecera del PAN.

Hope es analista especializado en temas de seguridad y tiene una columna en El Universal. Trabajó en el proyecto presidencial de Margarita Zavala de FECAL. Es decir, son panistas de hueso colorado.

El mismo día de la clausura de este evento, la región ribereña volvió a incendiarse, con desfile de caravanas de vehículos provistos de pertrechos bélicos que se dispararon entre sí, desencadenando a los demonios.

Hubo muchas bajas incluidas de policías federales y de inocentes, pero el gobierno todavía no se atreve a abrirse al escrutinio de la sociedad en este tema. Ni en ningún otro.

Hasta las redes sociales, anónimas, tuvieron miedo de subir cifras, sólo fotografías espeluznantes y una alfombra en las calles de proyectiles percutidos, casquillos y esquirlas metálicas.

El presidente municipal de Ciudad Miguel Alemán Servando López Moreno se escondió donde mejor pudo y en un arranque de desesperación renunció a invocar la presencia de la Guardia Nacional o cualquier otra fuerza federal que ponga orden, y simplemente se puso en las manos de Dios.

El Gobernador tuvo un gesto insólito por la tarde de ayer, pues viajó a Ciudad Alemán para hacer anuncios desconcertantes, pues lamentó que hayan suprimido un retén federal que él mismo pudo hacer sustituir con policías estatales.

También se refirió al cuartel militar construido en Ciudad Mier, insinuando que no ha servido de nada.

Pero lo que más sorpresas produjo fue su declaración de que se acabó el viejo discurso de que “aquí no pasa nada”, porque realmente está pasando algo. Muy buena auto-crítica.

Reveló que sostuvo una conversación telefónica con el titular federal de Seguridad pública Alfonso Durazo, según él, para alertarlo de lo que ocurre en Tamaulipas. Le pidió más presencia en el Estado.

Algún día tenía que ocurrir. Bienvenido a la realidad.

Por supuesto, una burbuja impenetrable de protección envolvió a Cabeza y a su comitiva en su incursión por la llamada frontera chica.

Edgar Melhem Salinas cumple años y en la víspera recibió una andanada de lodo azul, cumpleaños anticipado de sus amigos de los vientos del cambio.

Correo electrónico: albertoguerra65@hotmail.com

Compárte esta noticia:

Déjanos tu comentario