El señor que “no tiene vergüenza”

0

Por: Felipe Martínez Chávez
Cd. Victoria, Tamaulipas.- Nació en marzo de 1971 en un ejido de Pánuco, Veracruz, donde hizo los “pininos” de su oficio: Mecánico automotriz.

De pronto, por un descuido de los priístas de Tamaulipas, ya lo tenemos como funcionario y candidato a regidor en San Fernando, donde “hizo roncha”, llegó a alcalde y, cuando se fue a la gran ciudad, dejó la comarca oliendo a azufre.

Pues bien, el jovenazo Tomás Gloria Requena está más puesto que un calcetín para disputar la presidencia del CDE del PRI en las siguientes semanas.

Sin embargo sus empeños no han caído bien en la estructura y los notables del ex invencible. Se carga una fama de pillo de siete suelas, amante de la corrupción que podría llevar a la extinción definitiva del tricolor, si es que lo dejan llegar.

Lo menos que se dice es que, si estuvo a punto de vender el municipio con todo y bienes y “usos y costumbres” ¿que le puede faltar para ofertar al PRI?.

Bien se lo manifiesta una damita de nombre Mary García (en la propia cuenta de “feis” del ex alcalde), originaria de SanFer y ahora residente de Matamoros: “Nos dejó en las ruinas, no hizo nada, nomás para él compró propiedades, nomás para él…. Depositamos la confianza en él y defraudó a todo sanfernandense.. x eso no lo recomiendo xq es una… más. Al parecer el sr. no tiene verguenza, ni la ha de conocer”.

Hay un dato que afirma que Tomás se apropió del terreno y construcción en que funcionaba la preparatoria “Ponciano Arriaga”, una obra del gobierno de Don Enrique Cárdenas González.

Por triquiñuelas el jarocho se lo quedó para su peculio. Es parte de lo que no le perdonan. “Se la robó”, dicen.

Igual, cuando fue alcalde se la pasaba en borracheras y jalando del gatillo de armas de alto poder,
en los tiempos de la cresta más alta de violencia en esa región.
En el 2010, en su campaña por la alcaldía, se mostró muy liberal y prometió que convertiría el municipio en un paraíso sexual de sabores y colores, homosexuales, lesbianas y bisexuales, como decía su propaganda, e incluso crearles empresas y fuentes de empleo exclusivas, que al final no les cumplió. Se los echó de enemigos.

No hubo las prometidas bodas gay.

Si SanFer tiene fama de ser “un pueblo de locos”, en la época de Tomás se fortaleció.

Se aventó la ocurrencia de escribir 500 compromisos para con los sanfernandeses, que desde luego ninguno cumplió, como: Construir un hospital de atención de segundo nivel, un mercado para productos del mar, viviendas para todos e instalar bufetes jurídicos gratuitos en cada colonia del pueblo.

Para no extendernos mucho, en septiembre del 2012 el flamante presidente de la ciudad de los columpios vino a ciudad Victoria donde anunció la quiebra del ayuntamiento. A partir de octubre haría “paros técnicos” por falta de presupuesto. Dijo que debía 40 millones de tepalcates, y no tenía ni para pagar la nómina del municipio.

Le funcionó el teatrito. El Gobernador y el tesorero Alfredo González Fernández le mandaron lana para que siguiera gastando. Nunca le hicieron auditorías.

Pues bien, sin hacerla tanto de cuento Tomás Gloria ya se apuntó para disputar la dirigencia tricolor a Enrique Cárdenas del Avellano y Edgardo Melhem Salinas, otros de los tiradores que son serios y tienen trayectoria real, sin cola que les pisen.

Esto no tiene nada que ver con la asamblea distrital que el fin de semana se realizó en Ciudad Victoria, para dar forma a lo que será el Parido Político México. Se reunieron en el Centro Cívico Gubernamental y acreditaron una afiliación de dos mil 072 almas.

El partido es auspiciado por la asociación Grupo Social Promotor de México, que pretende participar en las elecciones federales del 2021. El INE dio fe de la asamblea y designación de los delegados a la nacional constitutiva.

Lo tenían muy guardadito. No se sabía de un evento que reúne a miles y por tanto requiere de fuerte inversión. La Ley exige un mínimo de 300 asambleístas por distrito, y ellos reunieron más de dos mil ¿quien los patrocina?. Nada menos que los profesores que perdieron con su PANAL. Ahí estuvo el líder de la sección 30, Rigoberto Guevara Vázquez.

Simplemente se llamará Partido México (PAM).

Es necesario saber que los “maistros” se dividieron. Por un lado se quedaron los institucionales, los que van con el SNTE, y en contraparte los elbistas que tratan de integrar el Partido Redes Sociales afín a López Obrador.

No tardan en aparecer por aquí los yernos, hijas y nietos de Gordillo para dar forma a las distritales de su nueva propiedad. Se han tardado.

Por los dos lados hay lana. Los dos alcanzarán el objetivo.

Compárte esta noticia:

Déjanos tu comentario