Tula, Pueblo sin Ley y sin alcalde

0

Por: Felipe Martínez Chávez
Cd. Victoria, Tamaulipas.- La película ya se estrenó y le queda “como anillo al dedo”. Una comunidad de bárbaros del norte donde impera el gobierno del abuso y las balas.

Guión de sangre y violencia, pistolas, racimos de muertos y heridos alcanzados por balas que nunca se terminan en las armas.

Tula, Tamaulipas un “Pueblo sin Ley”, sin autoridad, tan cerca de Victoria y muy lejos de Dios en que el alcalde, alias Hermano Lelo, vive a 150 kilómetros y maneja el ayuntamiento a control remoto. De vez en cuando se viene a vacacionar.

En los últimos días Lenin Coronado Posadas ha dado de que hablar y no es en positivo.

Cuando vino el Presidente López Obrador –semana anterior-, la gente lo abucheó ahí en el evento (único) del IMSS. Ahora que rindió su primer informe el respetable le mentó la madre a discreción y sin límite de tiempo.

Entre el nueve y diez de septiembre, 48 horas seguidas, por sus calzones el muchacho prohibió estacionar vehículos en el centro histórico, día y noche porque le estorbaban para leer el documento en sesión de cabildo en el edificio del ayuntamiento.

Decenas de oficios fueron repartidos entre los vecinos de cinco cuadras a la redonda, a quienes amenazó con imponer hasta 36 horas de arresto (artículo 75 del Código Municipal y Séptimo del Bando de Policía y Buen Gobierno) o trabajos comunitarios por dos días seguidos, si violentaban la disposición.

La gente se molestó mucho. Cuando el Gobernador Cabeza de Vaca presidió sesión del Congreso en el mismo local de la Presidencia, no fueron cerradas las calles. Ni cuando López Obrador la última semana visitó la clínica del Seguro Social ¿qué quería el muchacho?.

Según los vecinos, las arterias libres para que se estacionaran los 60 alcaldes y sus comitivas que fueron invitados al evento. A cada uno se le mandó una identificación (coloreada) que marcaba el sector para parquearse.

Pero le fue mal. Al evento asistieron dos presidentes: El de El Mante, José Mateo Vázquez, y el de Gómez Farías, Pancho López.

Usted se preguntará ¿por qué 60 presidentes si en Tamaulipas hay 43 municipios?. La respuesta es que Lelo y compañía invitaron “parejo”, a sus colegas de San Luis Potosí y otras latitudes de la República.

La representación del Gobierno del Estado la llevó el jefe de turismo.

Sobra decir que los vecinos -ahí viven- y propietarios de comercios, a quienes también amenazó con cerrarles y multarlos, no hicieron caso a la instrucción del radiólogo.

Para el evento rentaron 450 sillas pero se ocuparon alrededor de 300 que se llenaron con los empleados municipales.

Un informe sin datos ni obras y acciones. Lo que más gustó fueron las lágrimas de cocodrilo que derramó el susodicho ahí frente a su abuelita, Doña María Amparo.

Sin embargo no fue la sensación esperada porque, si bien lloró, no le pidió perdón al pueblo tulteco por tantas barbaridades que ha cometido. Le faltó completar el guión circense.

Bueno, también le pegó fregadazos al Presidente López Obrador porque dijo que va a reducir en más de un 40 por cierto el apoyo para el sector turismo y los pueblos mágicos, en que va incluida Tula.

Un día antes del mentado “informe”, Lelo y sus amigos “presentaron” la película que creen que convertirá a esta comunidad en la meca del cine tamaulipeco: “Tula, Pueblo sin Ley”, del paisano Simón Villasana, alias “El Robavacas de la Sierra”.

Querido lector, usted debe estar pensando cuál es el tema de la película de Villasana.

Gira en torno (hace apología) a una ciudad sin Ley en que las diferencias entre dos familias de la región, se arreglaban a balazos, muerto por muerto, uno y uno, por decir los Acuña contra los Rosales.

Presuntamente está basada en hechos reales que se dieron medio siglo atrás, lo cual no ayuda mucho al prestigio de esta ciudad de pasaporteados que busca atraer visitantes.

Se estrenó en Tula y Coronado piensa que traerá carretillas de dinero a la ciudad, que se exhibirá en la mitad del globo terráqueo y le dará fama la región, por lo que pidió el apoyo del también cuerudo Rodolfo González Balderrama, titular de RTC del gobierno de la 4T.

Ignora que, tanto el la administración federal como el estatal de Francisco García Cabeza de Vaca, coinciden en sendos proyectos de alentar la paz y tranquilidad en los sectores, desalentar los corridos que hacen apología de balazos e inclusive eliminar hasta los juegos infantiles con armas bélicas.

Precisamente en este sentido, el Gobernador Cabeza de Vaca ordenó investigar hasta las últimas consecuencias una presunta “ejecución extrajudicial” realizada hace varios días en Nuevo Laredo, por parte de elementos de la Policía Estatal.

“La Unidad de Asuntos Internos de la secretaría de Seguridad Pública abrió su investigación y ha suspendido a los elementos que participaron en el operativo”, dijo el Gobernador, y comentó que ha sugerido al Fiscal General solicite asistencia técnica del FBI y otras agencias internacionales para dar mayor fortaleza y transparencia a las investigaciones.

Tamaulipas cumplirá con las medidas cautelares dictadas por la Comisión de Derechos Humanos y, si hay responsabilidad de funcionarios estatales, “se actuará con toda la fuerza de la Ley”.

Que renunció Patricio Edgar King López a la presidencia del Partido Verde Ecologista ¿y luego?. Seguro no se va a notar mucho en el escenario político estatal.

Las siglas han estado siempre en manos de Jesús González Macías, Humberto Rangel Vallejo, Marcelino Cisneros y el propio King, al servicio siempre del mejor postor.
En un tiempo le “rentaron” la franquicia a René Castillo de la Cruz, compadre y hombre de confianza de un ex Gobernador, para que llegara a diputado local.
Luego abundamos sobre el asunto.

Compárte esta noticia:

Déjanos tu comentario