Homenaje a Chavira en el Congreso

0

Por: Alberto Guerra Salazar
CIUDAD VICTORIA, (ASI).— Ricardo Gaviño Cárdenas tiene 32 años de edad, es licenciado en administración y mercadotecnia, con maestría en análisis político y medios de información, egresado de La Salle. Es el nuevo presidente estatal del Partido Verde.

Es su primera incursión en política, a invitación directa de Jorge Emilio González Martínez, en la Ciudad de México. Cubrirá un interinato que concluye en febrero de 2020, en sustitución de Patricio King López.

Gaviño es nativo de Ciudad Victoria, emparentados con los Cárdenas aunque no tiene vinculación frecuente con ellos salvo con su tío y padrino Enrique Cárdenas del Avellano; a Gustavo Cárdenas Gutiérrez lo ve ocasionalmente.

Experto en medios de comunicación, el joven profesionista incuriosa exitosamente en empresas y campañas en redes sociales. Tiene un portal, Posta, de mucha aceptación.

Ricardo no es ningún ingenuo, cándido o soñador y sabe que la política es una actividad de poco prestigio y el Verde un partido sin registro en Tamaulipas, sin oficinas, sin fondos, sin diputados, sin regidores. Sin nada.

Y sin embargo, está convencido que vale la pena hacer el esfuerzo por reconstituir esta organización, para tratar de darle otra orientación, otra dinámica, otra personalidad, ponerlo realmente al servicio de la sociedad.

¿Es una misión imposible?, él mismo se contesta: tengo que intentarlo, porque alguien debe emprender lo necesario para introducir un cambio en la manera de hacer política, dignificar su ejercicio, demostrar que es la mejor herramienta para servir, no sólo como instrumento de hacer dinero fácil y rápido, en el servicio público.

Gaviño Cárdenas se apoya en esta cruzada en otro joven, Arturo Sánchez Garza, El Borrado, ex candidato del Verde a diputado local por uno de los distritos victorenses, con quien comparte el proyecto de refundar el Partido.

El Borrado está convencido que puede conseguirse una transformación, a partir de la propia conducta personal. Cuenta que vecinos del ejido Mariposas y Magüiras se asombraron cuando lo vieron regresar para cumplirles el ofrecimiento de apoyo, en la reconexión del servicio eléctrico.

–“Pero si usted perdió la elección, para qué hacer el gasto”?, le preguntaron entre sorprendidos y agradecidos. “Era un compromiso y vine a cumplirlo”, respondió.

En otro tramo de la campaña, una persona lo rechazó cuando se presentó como candidato a diputado. “No quiero saber nada de la política”, dijo en un grito y se hizo para atrás.

El Borrado lo alcanzó y le dijo “yo tampoco quiero saber nada de política, por eso quiero ser diputado, para hacer las cosas diferentes, servir a la gente”. Tuvo un gasto global por 70 mil pesos en el proselitismo y obtuvo unos miles de votos.

Ricardo Gaviño Cárdenas se propone hacer actividades de afiliación, orientación y capacitación, impartir cursos de diferentes disciplinas y ofrecer servicios gratuitos, así como instalar en el Verde un observatorio ciudadano que vigile el desempeño de los servidores públicos.

No se trata de repartir premios y castigos, dijo, sino de atender que los servidores públicos cumplan con sus obligaciones y lo hagan en el marco de la ley, así como a hacerles observaciones cuando incurran en excesos o abusos.

No quiso el joven entrevistado entrar en temas futuristas, 2021, candidatos o alianzas. Lo primero es poner al Verde en pie de lucha, reencarrilarlo, fortalecerlo, recuperar confianza ciudadana, lo demás vendrá por añadidura.

En temas diferentes, hubo otra explosión de violencia en la carretera San Fernando-Reynosa apenas unos días después que el Gobernador Cabeza de Vaca presumió en presencia del Presidente López Obrador, que ya había vuelto la paz a Tamaulipas.

Dos autobuses de Transpaís fueron alcanzados por proyectiles de plomo y algunos pasajeros fueron bajados por la fuerza por delincuentes. Dos tramos de la carretera fueron bloqueados con traylers y camionetas, convertidos en gigantescas hogueras.

El reporte de la vocería gubernamental se refiere a informes preliminares de los sucesos, haciendo destacar que no existen personas heridas ni abatidos. El día previo, un jefe policiaco de Méndez fue emboscado y resultó herido. El sicario fue muerto a balazos.

Otro problema para el gobierno estatal, panista, es que el propio Presidente de la República Andrés Manuel López Obrador, anunció en la conferencia de prensa mañanera, que no habrá impunidad en la masacre extra-judicial ocurrida en Nuevo Laredo.

Confirmó que la fiscalía general de la República ya investiga el hecho, imputado a la policía estatal, con una carga de pruebas que incluyen testimonios de personas que sobrevivieron, videos y fotografías.

La Comisión Nacional de Derechos Humanos intervino directamente, enviando a Nuevo Lardo a investigadores y emitiendo una recomendación para que cese el acoso de patrullas policiacas en torno de los domicilios de los testigos, a quienes quieren asustar para que no declaren.

Cabeza regresó intempestivamente de Washington para tratar de apaciguar esta crisis y sugirió que le pidan ayuda al FBI para que realice la investigación. Otra desafortunada declaración suya, fue que si se comprueba que los policías asesinaron sin provocación alguna, recibirán el castigo que merecen.

El FBI no tiene nada qué hacer aquí, los agentes de la fiscalía general de la República tienen la capacidad suficiente de comprobar si se dio o no la masacre extra-judicial, y si resultan ser culpables de asesinato los policías estatales, nadie le pedirá permiso al Gobernador, para enjuiciarlos y sentenciarlos.

El periodista de El Universal Salvador García Soto escribió en su columna “Serpientes y escaleras”, que la investigación federal que se practica en Tamaulipas, tiene una vertiente que alcanza a Ciudad Victoria, por la presunción de que el ataque a balazos hecho en la torre bicentenaria, fue un auto-atentado.

Se tardó pero la Cuarta Transformación empieza a aterrizar en nuestro territorio, y actuará sin lugar a dudas cuando confirmen el rostro siniestro y terrorista del gobierno de los vientos del cambio.

En temas políticos, la ex diputada local y ex diputada federal de Ciudad Madero, Monserrat Arcos Velázquez le ganó otro raund a su enemigo histórico Esdras Romero Vega, pues ella es la nueva presidenta de la Organización Nacional de Mujeres del PRI, y él tiene puesto un pie en la antesala de la cárcel.

Beatriz Paredes Rangel sigue teniendo peso político, desde el Senado de la República.

Por su parte, Yahleel Abdalá Carmona guarda obstinado silencio frente a los problemas sociales que el gobierno estatal no atiende ni resuelve, pero no pierde ocasión para tirarle piedritas con resortera al gobierno federal de MORENA.

Hubo una matazón de personas en Nuevo Laredo a manos de policías estatales y existe una investigación federal para comprobar que actuaron sin provocación de por medio, es decir, que dispararon a sangre fría contra personas indefensas.

Se repiten las balaceras, asaltos, incendios en las carreteras, pero Yahleel no se inmuta ni se da por enterada, a pesar de que su partido presume ser un defensor de la sociedad.

En otros temas, Francisco Chavira Martínez recibirá un homenaje en el auditorio del Congreso local, en reconocimiento por su aportación a la educación y a la sociedad. Organización Rotarios mesa redonda, una Barra de Abogados de Tamaulipas y la propia universidad de su propiedad.

Chavira incurre en delito al anunciarse como doctor pues usurpa profesión ya que no se trata de un título universitario, sino honorario. Anda en campaña propagandística prematura.

Cumplen años Baltazar Hinojosa Ochoa, Rafael Luque Castillo, Francisco Puchetta González, Ernesto Gutiérrez y Susana Alvarez.

Correo electrónico: albertoguerra65@hotmail.com

Compárte esta noticia:

Déjanos tu comentario