Se enoja Egidio y comete errores

0

Por: Alberto Guerra Salazar
CIUDAD VICTORIA, (ASI).— Una aberración jurídica, política y moral se cometió ayer en la ceremonia conmemorativa del 269 aniversario de la fundación de Ciudad Victoria, pues presentaron al pastor del Congreso local, como representante del Gobernador del Estado.

Todo mundo sabe que Francisco García Cabeza de Vaca tiene bajo su dominio a los poderes legislativo y judicial, pero no se declaraba públicamente como ocurrió ayer en la llamada capital del crimen.

Gerardo Peña Flores es titular del poder legislativo, es par de Cabeza de Vaca, son iguales ante la ley, inclusive, el presidente de la junta de coordinación política del Congreso local tiene atribuciones constitucionales para llamarlo a cuentas.

En los hechos, el pastor de los diputados ha estado supeditado al Gobernador de turno, por una sencilla razón: es el que los pone como diputados. Es el jefe, el que manda, el que paga, el que ordena.

Siempre ha sido así, la diferencia es que antes cuando menos se disimulaba la dependencia, se cubrían las apariencias, se daban su lugar. Carlos García González y Glafiro Salinas Mendiola le sirvieron de alfombra a Cabeza.

Peña Flores tiene esa misma vocación. Lo demostró ayer en la sesión plenaria, pues fueron instrucciones de aquel, poner como secretario general del Congreso local a un panista que provocó una severa crisis en el IETAM. También ordenó instalar cuanto antes una Comisión Instructora, a modo, para auto-blindarse.

La Comisión Instructora tiene la encomienda de hacer el procedimiento de juicio político así como de abrir el camino para juicios penales contra funcionarios gubernamentales corruptos.

Esta Comisión la integran siete diputados y dura en su encargo, tres años. Por supuesto, la maneja la mayoría del PAN, pero además, incluyeron a la coordinadora usurpadora de la bancada de MORENA, Edna Rivera.

En la misma sesión dominical, Peña Flores hizo elegir, por unanimidad de votos, al abogado Alfonso Torres Castillo, como secretar general del Congreso, equivalente a gerente, administrador, manager o regente.

Este Alfonso Torres es el mismo que Cabeza de Vaca impuso como secretario ejecutivo en el IETAM en 2017, pero destituido por el INE cuando atendieron las denuncias del PRI, PT, MORENA y PANAL, de que pertenecía al PAN.

El principal requisito para merecer ese cargo electoral, es no tener militancia ni compromisos partidistas y Torres Castillo mintió al asegurar que era ajeno a cualquier organización política.

En su misma toma de posesión, los representantes de partidos de oposición se opusieron a su llegada, pero el entreguismo de los integrantes del IETAM hizo posible que entrara en funciones.

Sin embargo, el INE dictó desde la Ciudad de México fulminante destitución, por incumplir Alfonso el requisito mencionado. Al poco tiempo también le cortaron la cabeza al consejero presidente del IETAM, por complicidad, encubrimiento y tapadera.

Luego renunció el nuevo presidente y desde entonces lo maneja una consejera, de manera interina.

Tan enchufado está Alfonso Torres Castillo al PAN-gobierno, que fue subalterno de Gerardo Peña Flores en la Secretaría de Bienestar Social, donde cobraba como secretario técnico.

Ahora vuelven a juntarse, para chupar de la ubre legislativa.

Lo extraño de esta designación de Torres como secretario general del Congreso, es que la propuesta la hizo Patty Pimentel, del Partido Movimiento Ciudadano, que parecía iba a mantenerse distante de este foco de corrupción.

Y hubo unanimidad de votos, como si hubiera habido también unanimidad de moches.

Otra nota de escándalo la aportó el sábado Francisco Chavira Martínez, con el reparto de ¡28! doctorados honoris causa en una misma ceremonia, a nombre de una universidad de su propiedad, de la que presume una antigüedad de 30 años.

Los doctorados honoris causa son títulos honoríficos, sin valor académico, que se otorgan a personas que destacan en actividades diversas, pero existe una normatividad que debe cumplirse para no relajar su seriedad.

En el caso de la UAT, por ejemplo, la facultad de proponer candidatos a un doctorado honoris causa, está reservada al Rector, que deberá dirigirse para el caso la Asamblea Universitaria, entregando los documentos que prueben que se cumplen los requisitos de rigor.

El reglamento de reconocimientos al mérito universitario de la UAT exige que los doctorados honoris causa se resuelvan por votación, no por designación, recomendación o compadrazgo.

El más reciente doctorado de la UAT registrado en redes sociales, data del año 2015, autorizado para Angel Gurría Treviño, dos veces Secretario en el Gabinete del Presidente Ernesto Zedillo Ponce de León.

Y no hay información de que ocurrió la entrega del homenaje.

Chavira Martínez ha entregado en el pasado un montón de doctorados y en la última tamalada, incluyó uno para Alejandro Rojas Díaz Durán, el senador suplente de MORENA, que defiende a Carmen Lilia Cantúrosas Villarreal porque la desconocieron como coordinadora de la bancada parlamentaria, siendo Chavira uno de los que la boicotearon.

El propio dueño de esta universidad privada recibió un doctorado honoris causa, e incurre en delito al anunciarse como doctor pues usurpa una profesión.

En temas políticos, Arturo Núñez Ruiz anunció formalmente su decisión de competir por la presidencia estatal del PRI, porque se propone ir por el rescate de la credibilidad de esta organización.

Núñez fue dirigente estatal de los jóvenes con Homero Díaz Rodríguez como presidente del PRI, en el sexenio de Tomás Yarrington. Alienta la esperanza de introducir cambios que liquiden las viejas prácticas como el dedazo, la cerrazón, la anti-democracia.

Es partidario de una elección abierta, pero no le haría el feo a una asamblea de delegados, a condición de que no se practique una votación a mano alzada, porque es sinónimo de línea, consigna, orden.

Tampoco le asusta la posibilidad de una candidatura única, de unidad, siempre y cuando surja de consultas entre los mismos aspirantes, y para tal eventualidad, ya ha conversado con otros pre-candidatos, sólo le falta Emilio Grimaldo.

Arturo Núñez cree factible la resurrección del PRI y quiere participar en ese proyecto, contando con el apoyo de un numeroso grupo de amigos, entre ellos Luis Enrique Arreola, Anto Tovar, Homero Díaz Rodríguez.

Por su parte, el delegado general tricolor José Luis Garza Gómez, emitió un mensaje donde revela la nueva lista de consejeros, integrada ahora por 439 personas, listos para hacer la elección, si la convocatoria que emita el CEN así lo decide.

Egidio Torre Cantú está furioso porque eliminaron del consejo estatal del PRI a un gran número de sus incondicionales, y cometió el error de ordenarle a su ahijada Mariana Rodríguez Mier y Terán, hacer una ardorosa defensa pública del voto a mano alzada.

Mariana es una inteligente abogada que fungió como magistrada del poder judicial, gracias también a Egidio, pero ignora los temas del PRI y se vio obligada a complacerlo y tronar públicamente contra una elección abierta del nuevo presidente.

Egidio quiere en el cargo a Tomás Gloria Requena y sabe que la única forma de entregarle el manejo del PRI, es a través de una elección amañada del consejo político estatal.

Rematamos la colaboración con condolencias para la familia del periodista Cuauhtémoc Díaz Martínez, por su fallecimiento ocurrido el sábado en ciudad Victoria. Tenía 63 años de edad.

También pasó a mejor vida en la misma fecha, el ex diputado local de Ciudad Mante, don Eduardo Espronceda Galindo.

Cumplen años Jesús Cavazos Reyes, Renato Lucio Alvarez, Nancy Carretero.

En Reynosa hubo otra feria de las balas y cayeron abatidos entre tres y cinco delincuentes, en tanto que en Ciudad Miguel Alemán, dos rancheros fueron asesinados.

En el casco urbano de Alemán reaparecieron mantas con mensajes comprometedores para el presidente municipal Servando López Moreno, del PRI.

Correo electrónico: albertoguerra65@hotmail.com

Compárte esta noticia:

Déjanos tu comentario