Genio y figura….

0

Por: Alejandro Govea Torres
La ambición por el poder acabará con el partido que creo el presidente Andrés Manuel López Obrador, puesto que la mayoría de sus militantes tienen ideas radicales y siempre buscan imponer sus intereses sectarios, como lo hicieron cuando estaban en el PRD, que esta en peligro de desaparecer a nivel nacional porque aquí en Tamaulipas carece de registro como partido político.

No necesitan tener adversarios porque ellas y ellos mismos se traicionan y se meten zancadillas para tratar de vencer al grupo contrario, como se puede constatar en la encarnizada lucha que hay entre Yeidckol Polevnsky Gurwitz y Alejandro Rojas Díaz Durán, quienes creen que con lanzarse descalificaciones e insultos mutuamente ganarán la dirigencia nacional de Morena.

Está visto que el dueño de este partido político tiene ya un candidato para guiar el destino de Morena los próximos 4 años, debido a que no fue gratuita la afirmación del coordinador de la bancada morenista en la Cámara de Diputados, Mario Delgado Carrillo, quien en respuesta a las críticas por la aprobación de las leyes secundarias de la reforma educativa, aseveró sin ningún recato que se harán todos los cambios legales que requiera el presidente López Obrador.

De nada sirve que los aspirantes a la dirigencia nacional de Morena, como fue el caso de Bertha Luján Uranga en Madero y Rojas Díaz Durán en Victoria, se reúnan con la militancia para tener su apoyo cuando la decisión ya esta tomada a favor de Delgado Carrillo.

No debemos olvidar que el dueño de Morena ya indicó que la elección del nuevo dirigente se haga a través de una encuesta, como lo hizo cuando impuso a Claudia Sheinbaum Pardo como candidata primero y luego como Jefa de Gobierno de la Ciudad de México.

En aquella ocasión participaron, además de la señora Sheinbaum Pardo, el diputado Delgado Carrillo, así como los senadores Ricardo Monreal Ávila y Martí Batres Guadarrama, cuyo método de elección fue duramente criticado porque se inclinó en forma descarada por la preferida del dueño del partido.

Y fue tan burda la encuesta que en el último lugar quedó Monreal Ávila, cuyo resultado nadie creyó y puso en serio peligro el proyecto presidencial de López Obrador en el 2017.

Luego de ver que todo se podría perder, el dueño de Morena no le quedó más remedio de negociar con Monreal Ávila para que no dejará este partido y a cambio le ofreció ser el presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado.

En este juego perverso de intereses políticos se encuentra la fracción de Morena en el Congreso Local, debido a que la designación de la diputada Edna Rivera López como coordinadora se concretó luego de una negociación entre la dirigencia estatal de Morena y el operador político de la administración estatal.

En contraste, la designación de Carmen Lilia Cantú-Rosas Villarreal fue una imposición que pretendió asestar la señora Polevnsky Gurwitz antes de dejar la dirigencia nacional de Morena, cuya burda maniobra fue rechazada por la mayoría de los integrantes de la fracción morenista en el Congreso Local.

La división interna se dio desde la asignación de las diputaciones plurinominales por parte del Instituto Electoral de Tamaulipas (IETAM), debido a que reclamaron la asignada a José Antonio Leal Doria (QEPD) cuando legalmente le correspondía a Roque Hernández Cardona como su suplente.

Nunca se lograron poner de acuerdo y ahora menos cuando están en juego intereses políticos para aprovechar la división interna y lograr sacar adelante importantes reformas en los próximos dos años.

Y hablando de iniciativas, todo parece indicar que les falta ingenio a las diputadas y diputados de la LXIV Legislatura Local, debido a que están tomando temas hartamente discutidos y debatidos en anteriores ocasiones, como es el caso de la legisladora panita Pilar Gómez Leal, quien preparara una iniciativa para tratar de evitar el embarazo en adolescentes.

Asimismo, el diputado morenista Ulises Martínez Trejo presentó una iniciativa para eliminar el cobro de cuotas escolares, cuyo tema ha sido arduamente discutido y nunca se logrará prescindir de este apoyo que brindan los padres de familia si el gobierno federal no otorga los recursos necesarios para que las escuelas públicas funcionen adecuadamente.

En fin, la división interna de la fracción de Morena seguirá porque como dice el viejo refrán: “genio y figura hasta la sepultura”, por lo que nada servirá ser la oposición más representativa cuando ni siquiera se tiene el consenso de los temas que presentarán a través de iniciativas y lo más grave es que no se dan cuenta que han caído en un juego perverso de intereses políticos.

Correo electrónico: jagovea_53@yahoo.com

Compárte esta noticia:

Déjanos tu comentario