Yo no soy el diablo

0

Por: Óscar Jiménez Núñez
No es cierto lo que ustedes han escuchado en los pasillos. Esos son cuentos.

Yo no soy el diablo ni nada que se le parezca dijo el nuevo secretario de Bienestar Social del ayuntamiento de Nuevo Laredo Daniel Tijerina Valdez.

Así se dirigió a los empleados de esta dependencia municipal en las instalaciones de la dirección de Bienestar Social.

Dicha dirección está bajo el mando del Dr. Jaime Emilio Gutiérrez, un hábil político que seguramente hará una buena mancuerna con el secretario Daniel Tijerina.

Además, en su discurso de presentación con los empleados de esa área, el nuevo secretario hizo el anunció de dos cosas que le aplaudieron abundantemente.

Primera; que no despediría a nadie, que estuvieran tranquilos, porque él llegaba a sumar su esfuerzo a lo que ya se está haciendo y mejorar el servicio la ciudadanía.

Segunda; que dotaría de combustible (gasolina) a los empleados para que desarrollen sus tareas institucionales en mejores condiciones y con más productividad.

Esos dos anuncios provocaron, aunque ustedes no lo crean, la algarabía de los empleados que ya se sintieron más cómodos en sus tareas y más comprometidos con trabajo.

Daniel Tijerina puso hincapié en que se deben sumar esfuerzos en torno al liderazgo de Enrique Rivas Cuellar, presidente municipal de Nuevo Laredo.

Hay que decir que con la aceptación que tuvo entre los empleados municipales la llegada de Daniel Tijerina Valdez a la secretaría de Bienestar Social en tierras neolaredenses, su nombramiento de parte de Enrique Rivas es acertado.

Y cambiando de tema. Les digo que en el municipio de Victoria las cosas andan al revés.

Los regidores se quejan por lo bajito que no hay apoyos para que ellos ayuden a la ciudadanía para medicinas, por ejemplo.

Que Xicoténcatl González Uresti y su hija Tannya González y algunos otros colaboradores del círculo pequeño como el tesorero José Alfredo Peña Rodríguez cierran los espacios dentro del ayuntamiento victorense.

Vaya pues, que no les dan “chance” a los regidores ni siquiera para apoyar con el descuento de alguna multa de tránsito a los ciudadanos.

Pero eso sí, entre los regidores dicen que la “nomenclatura” del ayuntamiento de Ciudad Victoria, sí tiene dinero para mandar a sus incondicionales de viaje incluso fuera del país.

Pero lo más “curioso” de todo el desorden que se traen en el ayuntamiento de Victoria es que dicen que el super asesor del alcalde Xicoténcatl González es nada menos que un regidor.

¿No se imaginan quién es? No batallen. Se los cuento. Dicen los propios regidores que es nada menos que Eusebio Arellano Rodríguez.

Él es mejor conocido como Chevo, estilista, el mismo al que le atribuyen que dijo que él será presidente municipal de Victoria y Xico el nuevo gobernador de Tamaulipas. ¡Pum!

Este regidor es el que aconseja a Xico y señalan que el alcalde le cree todo y aplica lo que Chevo, el regidor gay, le dice.

¿Por qué? No lo sé, pero lo que sí se sabe es que tanto el presidente municipal Xicoténcatl González Uresti como el regidor Chevo comparten una misma afición con extrema fascinación.

¡No sean mal pensados! ¡No es la afición que están pensando! Se trata de el gusto por los caballos y bueno sí, de la montada también, pero de equinos ¡eeeeh! ¡Que conste!

MAQUIAVELITO
…La mamá de John M. Ackerman (él mismo se define como periodista de la 4T) dijo:

“Combatir la corrupción mediante el adelgazamiento de la burocracia y recortes al gasto público da pocos resultados, porque esas medidas crean incentivos para incurrir en actividades deshonestas, consideró Susan Rose-Ackerman, investigadora de la Facultad de Derecho de Yale”

¿Aquí se aplica eso que dijo Andrés Manuel López Obrador de “háganle caso a su mamá”? ¿O cómo fue?

osjinuf@gmail.com

Compárte esta noticia:

Déjanos tu comentario