Piden a Magdalena no favoritismos

0

Por: Alberto Guerra Salazar
CIUDAD VICTORIA, (ASI).— No somos en este espacio, expertos en asuntos internacionales, pero si la renuncia del Presidente de Bolivia Evo Morales es festejada, aplaudida y convalidada por Donald Trump, el presidente nacional del PAN y la prensa fifí, indudablemente que se trata de algo inmoral, sucio, reprobable, indebido.

Algunos puristas del lenguaje patalean, se echan al suelo y maldicen en todos los idiomas, descalificando a los observadores que califican la caída de Evo Morales como un “Golpe de Estado”, porque en su docta opinión, ese evento no ocurrió.

Seguramente querrían ver una acción endemoniada, desquiciada, aterradora, como el bombardeo al Palacio de la Moneda, en Chile 1973, perpetrada por Pinochet para echar del poder al Presidente Salvador Allende.

Fue un Golpe de Estado incruento. Los militares de Bolivia que juraron lealtad a su Presidente, no se mancharon las manos de sangre para expulsarlo del país; fue algo más sucio todavía, de acuerdo a las versiones extraoficiales: recibieron millones de dólares estadounidenses.

Todo estaba preparado para deponerlo mediante la violencia, al grado de que tenían listo un Plan B que consistió en librar en su contra una orden de aprehensión y atacar e incendiar su casa y las de sus familiares.

La represión mediante la violencia alcanzó a los integrantes de su Gabinete, al grado de que tuvieron que encontrar refugio en sedes diplomáticas, incluida la de México, donde el propio Evo está protegido.

El Grupo Reforma, cabeza de la prensa fifì, hizo publicar en primera plana, que “Cobran factura a Evo tras su fraude electoral”, sin dejarle el beneficio de la duda.

Por supuesto, los fanáticos que le apuestan al fracaso de la Cuarta Transformación, incluido el obispo victorense Antonio González Sánchez, echan las campanas a vuelo regocijándose de su propia predicción, de la inminencia de un evento igual en México.

Cambiemos a temas menos macabros, como la pugna que afloró entre la dirigencia de la Sección 30 del sindicato de maestros de Tamaulipas, y la Sub-secretaria de educación básica, Magdalena Moreno.

Por la grabación subrepticia de una conversación entre Rigoberto Guevara Vázquez y la Sub-secretaria Moreno Ortiz, se supo que se enfrascaron en una agria discusión por una maniobra de intimidación contra el gremio.

El profesor Guevara Vázquez reclamó que la Sub-secretaria emprenda una supuesta cacería anti-aviadores pero de carácter selectiva, para afectar a sólo personal identificado con el sindicato, y dejando a salvo a los favoritos de la propia dependencia.

Pidió el dirigente gremial, que la campaña sea pareja y que se descubra a personas que cobran sueldos sin presentarse a trabajar, para que se corrija esa deficiencia y se apliquen las medidas disciplinarias que correspondan.

Pero, insistió Guevara, que no haya favoritos ni protegidos e inclusive, mencionó nombres concretos de funcionarios y docentes que tienen el apoyo de la dependencia, a pesar de las pruebas aportadas en su contra, de indolencia, incompetencia, deficiencias.

–“No hagan quedar mal al Gobernador del Estado y cumplan su trabajo en términos de ley”, pidió el secretario general de la Sección 30 del SNTE.

Cambiamos de rumbo para referir que el director general de Radio, Televisión y Cinematografía, Rodolfo González Valderrama, visitó el fin de semana la ciudad de Matamoros, para entablar conversaciones con grupos de empresarios, funcionarios, políticos.

Los temas abordados fueron de diferente índole, desde la promoción económica, hasta las estrategias de seguridad pública, llamando el funcionario federal, a corresponder en lo particular, a los esfuerzos del gobierno federal, por salir adelante.

Rodolfo se declaró preocupado por la problemática fronteriza y esbozó algunas ideas generales de cómo se pueden afrontar los retos, especialmente en materia de maquiladoras y las relaciones contractuales.

Otro funcionario federal, Héctor Garza González, El Guasón, también anduvo en la frontera en sus días de asueto, para repetir reuniones con grupos interesados en el quehacer político del futuro inmediato.

En sentido opuesto, llama la atención la pertinaz ausencia en el panorama político tamaulipeco, del delegado JR y del senador Américo Villarreal Anaya, también llamados a ocupar posiciones más relevantes.

Mientras tanto, los lectores habituales de periódicos metropolitanos se sorprendieron del despliegue que El Universal le dio ayer en su primera plana, al extenso reportaje sobre la ejecución extrajudicial perpetrada por la policía estatal, en Nuevo Laredo.

Se cumplieron dos meses desde el descubrimiento del homicidio colectivo que cometió el gobierno panista en Nuevo Laredo, sin que el fiscal especial informe de los resultados de las pesquisas, ni tampoco de la aprehensión de los culpables.

No se trata de simples agentes policiacos, sino los del área de espionaje del gobierno de los vientos del cambio, y es un misterio el móvil de la matanza que costó la vida a ocho personas inocentes.

El Universal dedicó grandes espacios en páginas interiores, a la recreación de la historia de terror que vivió esa ciudad el 5 de septiembre, cuando los policías de un grupo especializado en espionaje, hicieron un montaje para dar la apariencia de un enfrentamiento, cuando en realidad fue una ejecución contra gente desarmada.

Siete de los policías identificados como asesinos están escondidos desde que libraron ordenes de aprehensión en su contra y los familiares de las ocho personas sacrificadas creen que cuentan con la protección del gobierno de Cabeza de Vaca.

A propósito de la violencia, el dirigente empresarial del sur del Estado, Luis Apperti Llovet reveló que los índices delictivos han crecido en un 30 por ciento y lamentó que la falta de coordinación entre las corporaciones de seguridad impida dar mejores resultados.

Apperti, también presidente de la mesa de seguridad y justicia, dijo tener información de que 700 elementos de la Guardia Nacional han sido desplegados en los municipios tamaulipecos.

Otro empresario, Abraham Rodríguez Padrón, presidente de la CANACO de Matamoros, lamentó que los ciudadanos no denuncien delitos cometidos en su contra, debido a que no tienen confianza en las autoridades.

Anunció que el sector empresarial busca algún mecanismo que regrese al comercio organizado la certidumbre de que los investigadores gubernamentales se toman en serio su trabajo, para que recuperen la fe y vuelvan a denunciar a los malhechores.

Confirmó que ha sido necesario que los empresarios inviertan dinero en dispositivos de seguridad, tales como video-cámaras y vigilancia privada, por la falta de resultados del gobierno en esta materia.

En temas políticos, Francisco Chavira Martínez volvió a cambiar de camiseta partidista, pues ahora es del PT y tal vez de la coalición con MORENA y PES, y como primer paso, instaló a su hermano o primo Sergio Chavira, como presidente del PT en Nuevo Laredo.

Chavira perteneció al PRD, luego fue candidato independiente a Gobernador, declinó en 2016 a favor del candidato del PAN Cabeza de Vaca, anduvo enamorando a últimas fechas a MORENA por el rumbo del territorio de la Columna Armada “Pedro J. Méndez” y ahora se declaró abiertamente del PT.

Alejandro Ceniceros Martínez y Arcenio Ortega, dos forasteros llegados de Monterrey para regentear en Tamaulipas el PT, estuvieron en Nuevo Laredo, para darle posesión a los Chavira. Empiezan a atisbar el futuro.

La sangre no deja de manchar el territorio tamaulipeco. Dos nuevos cadáveres fueron recogidos en lugares diferentes de Reynosa, y un muchacho expiró en un hospital de Matamoros luego de una semana de agonía. Fue golpeado en la vía pública por desconocidos.

Cumplen años Enrique Martínez y Martínez, ex Gobernador de Coahuila, ex delegado general del PRI en Tamaulipas, ex Secretario de Agricultura, muy amigo de Felipe Garza Narváez.

Día de fiesta para René Avilés Rosales. Y también para El Guasón de Reynosa.

Correo electrónico: albertoguerra65@hotmail.com

Compárte esta noticia:

Déjanos tu comentario