Un verdadero “delirio” las cuentas públicas

0

Por: Salvador Leal Luna
En este sexenio, pero más en la pasada legislatura, las cuentas públicas de los Ayuntamientos, de los organismos públicos descentralizados, como las del gobierno, han sido un verdadero “delirio” solamente, debido a que la Auditoria Superior del Estado, al mando del ingeniero mecánico, Jorge Espino Ascanio, sólo se ha dedicado a mandar “observaciones” únicamente, mientras muchos políticos y funcionarios, se siguen riendo del trabajo.

Se habló que se trabajaría y se haría cumplir la Ley, pero al pasar de tiempo, tanto el poder legislativo, como la comisión de Vigilancia de la Auditoria Superior del Estado, junto a la propia Auditoria Superior del Estado, siguen dando de qué hablar, luego de que en la admistración priista de Egidio Torre Cantú, hubo de todo, hoy la realidad es que luego de lo detectado y observado, estás autoridades le quedarán a deber a este ex gobierno del Estado.

Inclusive, también existieron cuentas públicas negativas que la legislatura local pasada recibió, pero no se procedió en contra de ellos, por el contrario, algunos ediles, siguen viviendo tranquilamente, pese al desfalco que se les detecto en tiempo y forma y que fue denunciado ante la propia Comisión de Vigilancia de la Auditoria Superior del Estado.

Ya que se habla de esta comisión, por cierto en esta 64 legislatura local queda como presidente el mismo, Joaquín Antonio Hernández Correa, quien en entrevista dijo que la Auditoria detecto en seis municipios irregularidades, pero no dijo que Ayuntamientos fueron, debido a que se viola el debido proceso, hágame usted el favor, esto es una vergüenza.

Digo esto, porque de nada han servido, las leyes y las comisiones legislativas en materia de transparencia y rendición de cuentas, como de anticorrupción en Tamaulipas, ya que estos políticos o funcionarios, tienen más vidas que los gatos, por lo regular, hoy en día caen parados, ya que las leyes los protegen, pese a que usan los recursos públicos a su antojo.

Esperemos que esta nueva legislatura que será de dos años, no se vaya a convertir como la anterior con respecto a las cuentas públicas, sino se pongan “truchas” y vigilen a fondo la revisión de estas cuentas, porque no es posible que por ello, ningún alcalde, tesorero, síndico, funcionario municipal, estatal o algún político actual no éste en alguna cárcel de Tamaulipas. Esto es increíble o para Ripley

Por lo tanto, la revisión de las cuentas públicas, han sido sólo un delirio, pero que ni ha persecución llegan, sino todo lo contrario, las malditas leyes a los que se acogen hoy en día, son a favor de ellos, pero a un ciudadano común y corriente, cuando toma algo de una tienda, lo hacen como quieren y quienes manejan los recursos públicos a su antojo, no sólo los protegen, sino los admiran, Ha ese grado han llegado las leyes de fiscalización de estas cuentas en Tamaulipas.

Veremos si hoy los nuevos diputados locales de todos los partidos, hacen por derogar algunas leyes de fiscalización, porque a mí mi juicio son más “proteccionistas” a quienes usan los recursos públicos como quieren y no son sancionados a la primera que se detecta la irregularidad, sino que les dan largas al asunto, por así convenir a las autoridades de la Auditoria Superior del Estado, al Congreso, como la propio gobierno en turno.

También es necesario que la comisión de Vigilancia y los diputados locales, estén atentos a la revisión de las cuentas públicas, porque en la legislatura pasada de extracción panista, sólo se dedicó aprobar cuentas que la Auditoria les mandaba, ellos (diputados) no tienen ninguna injerencia en los trabajos que se llevan a cabo de fiscalización, esto sin duda es incongruente.

En fin, las cuentas públicas en Tamaulipas, son y seguirán siendo un “delirio”.

Por hoy es todo.
HASTA LA PRÓXIMA.
Correo Electrónico.
leal6418-14@hotmail.com

Compárte esta noticia:

Déjanos tu comentario