Desgarriate financiero en Morena

0

Por: Felipe Martínez Chávez
Cd. Victoria, Tamaulipas.- Ya como candidato a la Presidencia, el cinco de abril del 2018 Don Andrés Manuel López visitó Nuevo Laredo –luego se descolgó a Reynosa y Matamoros-, donde presentó sus proyectos a cumplir en caso de ganar.

Todo bien, pronunció un discurso de 50 minutos en que dijo que nunca fallaría ni traicionaría al pueblo y que, en su gobierno, “van a ganar más los maestros, los médicos, las enfermeras, policías, soldados y aumentar el jornal de los campesinos”.

La verdad es que sí está fallando porque esos grupos de la burocracia no ganan más y, al contrario, los están despidiendo.

Pero el asunto no es ese. El hecho es que el evento costó 214 mil 250 pesillos que se pagaron con el subsidio del gobierno y los líderes no lo reportaron al INE. Se les “olvidó”. Fueron gastos por adquisición de lonas impresas y renta de mobiliario diverso para recibir al candidato.

El “chistecito” le trajo al partido una multa por 321 mil del águila, es decir, el “cuerpo del delito” más un porcentaje.

Con mucho dinero en el morral, el Movimiento de Regeneración Nacional trae un desgarriate en sus finanzas. En 2020 dejará de percibir buena cantidad de subsidio para pagar sus errores y omisiones.

En 2018 manejaron en Tamaulipas 18.8 millones de pesillos. Debe 8.7 millones por concepto de sanciones económicas, que se le descontarán del subsidio que viene del Gobierno del Estado (de los causantes en realidad).

Hay borlote en el ejido. Sus gerentes pensaron que, al ganar “la grande” serían impunes ante cualquier fiscalización. Se equivocaron rotundamente. Pagarán las consecuencias.

Según los fiscalizadores la danza de lana es mucha, hablando tan solo de la tierra cueruda.

Don Enrique Torres y su jefe de finanzas, José Luis Mederos, omitieron informar de contratos por la prestación de servicios por una cifra promedio de 750 mil varos. Tampoco documentación de gastos de prensa por un importe de 98 mil 600 del águila.

Otra multa, esta por 770 mil devaluados, se le aplicaron por no destinar el gasto exclusivo para eventos de desarrollo de la mujer.

Don “Quique” y su gente enfrentan la acusación de que no informaron del origen de 50 mil pesos provenientes de militantes y, por otro lado, superaron en 118 mil el “tope” que tenían autorizado recibir de sus afiliados.

Esa lana, toda, deberá ir a parar al Instituto Tamaulipeco de Ciencia y Tecnología para apoyar a estudiantes becarios, según decreto del Congreso del Estado. Es dinero que dejarán de recibir en el 2020.

Si hablamos del Partido Encuentro Social, que no conservó su registro, mismo que en esta tierra es propiedad de los hermanitos Pineda Morín, también recibirán sus multas. Entre otras causas, “olvidaron” comprobar los gastos por concepto de arrendamiento por un monto de 313 mil pesillos.

Se entiende que le rentaban un edificio a Don René Castillo de la Cruz, el socio inmobiliario del ex Gobernador Eugenio Hernández Flores.

Los del Verde Ecologista que maneja el cacique Jesús González Macías, omitieron presentar registros contables en 234 operaciones en tiempo real, por cuatro millones 234 mil pesotes.

Dejamos el tema. Son muchas las irregularidades que detectó el Instituto Nacional Electoral. Desafortunadamente nadie paga las multas de su cartera, se descuentan del erario y a nadie duela.

Por otro lado, a los diputados federales se les acaba el tiempo. Tienen hasta la medianoche de este 15 de noviembre para aprobar el Presupuesto de Egresos de la Federación del 2020.

Sabemos que la presidenta de Reynosa, Maki Ortiz Domínguez, se sumó a la lucha de presidentes afiliados a la Asociación Nacional de Acaldes para conseguir más presupuesto. Habrían asegurado 42 mil millones más.

Sin embargo, si dividimos esa cifra entre las casi dos mil 500 municipalidades, les tocará algo así como 17 millones a cada uno (si es que hay piso disparejo con eso de “primero los pobres”, como quiere AMLO).

Y el martes en la Cdmx se reunieron los integrantes de la respectiva comisión del Congreso del Estado con sus homólogos federales, para tratar el tema de un mejor reparto del pastel fiscal.

Pero no van por un paquete de obras, sino por el porcentaje adicional de ingresos federales que el gobierno del Estado consiga en Tamaulipas. Se trata de un “ganar ganar” según sus palabras.

Nuestra entidad ya recibe el ciento por ciento de los cobros que generan incomodidad, es decir, los que se hacen a los morosos (o contrabandos) a través de Finanzas del Estado.

Creen que no se necesitan cambios sustanciales al Convenio de Coordinación Fiscal con Doña Fede, y todos felices y contentos.

La Convención Nacional Hacendaria de la que ya se habían dado algunos pasos, parece estar cada día más lejos. No hay la voluntad política de quien toma las decisiones.

Nos confirman que Juan García Guerrero, viejo panista, está por darse de baja del padrón de Acción Nacional después de una militancia de 18 años. Se afilió el 23 de julio del 2002. Va en busca de nuevas oportunidades en otro partido.

Por su parte el Rector de la UAT, José Andrés Suárez Fernández, encabezó la delegación de nuestra casa de cultura en su participación en la Expo Internacional “El Futuro de la Energía”, que se realiza en Boca del Río, Veracruz.

Durante la apertura, la secretaria de Energía, Rocío Nahle, constató los servicios que presta la Universidad y otorgó su reconocimiento por su liderazgo nacional para el sector energético, medio ambiente y oceanográfico, entre otros.

Nahle y el Rector hicieron un recorrido por el área destinada a la UAT, en compañía además de Marco Antonio Osorio Bonilla, Director General del Instituto Mexicano del Petróleo.

Y apareció la convocatoria del PRI para renovar presidencia y secretaría general del CDE. La asamblea de delegados deberá realizarse el 15 de diciembre.

Si hay candidatura de unidad, por formula, el nombre de los dirigentes se conocerá desde antes.

Compárte esta noticia:

Déjanos tu comentario