Melhem, candidato de unidad

0

Por: Alejandro Govea Torres
Todo parece indicar que el exdiputado federal Edgardo Melhem Salinas será candidato de unidad luego de que ha sostenido negociaciones con otros aspirantes a la dirigencia estatal del PRI, es decir con Enrique Cárdenas del Avellano, Tomás Gloria Requena, Arturo Núñez Ruiz y Emilio Grimaldo Hernández, quienes coinciden en la necesidad de integrar una sola planilla para recuperar la tradicional unidad partidista del tricolor.

Se espera que entre hoy y mañana salga la convocatoria respectiva tras el acuerdo alcanzado en la pasada Asamblea del Consejo Político Estatal, por lo que a más tardar a mediados de la próxima semana se confirmará que Melhem Salinas sea el candidato de unidad para la renovación de la dirigencia estatal del PRI.

Se habla de que Alejandra Cárdenas Castillejos podría ser la compañera de fórmula de Melhem Salinas, sin embargo no se descarta la posibilidad de que sea otra mujer priísta, cuyo liderazgo sea conocido y reconocido en la zona conurbada de Tampico, Madero y Altamira.

Y es que ahora más que nunca se requiere presentar un solo frente para tratar de recuperar la confianza de la ciudadanía tamaulipeca, sobre todo ahora que crece día con día el enojo social ante la política errática tanto del gobierno federal y estatal.

A propósito, hoy vence el plazo para la aprobación del Presupuesto de Egresos de la Federación (PREF) 2020 sin llegar a un acuerdo entre los grupos inconformes, como es el caso de campesinos, ganaderos, alcaldes, entre otros, con los integrantes de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de la Cámara de Diputados, por lo que no se descartan acciones contundentes para lograr cambiar las asignaciones presupuestales para el próximo año.

Los coordinadores parlamentarios de la Cámara de Diputados lograron ayer por la tarde entrar para llegar a un acuerdo, por lo que se espera la reasignación de varias partidas económicas a favor de los grupos inconformes a fin de cumplir con el plazo estipulado para aprobar el PREF 2020.

De regreso con la candidatura de unidad de Melhem Salinas, no hay duda de que se requiere presentar un solo frente para evitar enfrentamientos estériles entre los distintos grupos del PRI, especialmente ahora que se puede aprovechar el descontento social porque el cambio prometido no ha cumplido con las expectativas de la sociedad tamaulipeca.

No será una tarea fácil de que el PRI recupere la confianza de la ciudadanía, pero se puede lograr sí desde ahorita se trabaja bajo el liderazgo de Melhem Salinas, quien como delegado estatal de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), ahora Secretaría de Bienestar Social (Sebien), conoció muy bien las necesidades de las personas de escasos recursos económicos, además estableció alianzas con los dirigentes naturales de cada comunidad para lograr mejorar la economía social de grupos desprotegidos, entre otras acciones.

Por otra parte, conforme pasa el tiempo se descubren varias tropelías, que en caso de que se respeten las normas legales vigentes, podrían echar abajo la imposición de Rosario Piedra Ibarra como presidenta de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

Resulta que ayer el periodista Ricardo Raphael de la Madrid, autor de la columna Política Zoom, reveló que la señora Piedra de Ibarra mintió cuando dijo que no era dirigente de un partido político, por lo que el también investigador se dio a la tarea de revisar el sitio web del Instituto Nacional Electoral (INE) y encontró que desde noviembre del 2015 fue designada integrante del Consejo General de Morena.

Raphael de la Madrid señala que hasta octubre del 2019 ni la señora Piedra Ibarra ni mucho menos el CEN de Morena habían notificado al INE que ya no era integrante del Consejo General, cuya omisión podría ser utilizada por los legisladores del PAN, entre otros políticos inconformes por la burda imposición como titular de la CNDH.

El analista político también indica que no se respeto el artículo 9° de la Ley de la CNDH, que establece como requisito indispensable para quien aspire a presidir el organismo: “no debe desempeñar, ni haber desempeñado cargo de dirección nacional o estatal en algún partido político en el año anterior a su designación”.

Y como una muestra de inconformidad ante la descarada imposición, ayer renunciaron María Ampudia González, Mariclaire Acosta Urquidi, Angélica Cuéllar Vázquez y María Olga Noriega Sáenz, al Consejo Consultivo de la CNDH.

Un día antes, lo había hecho el presidente del Consejo Consultivo de la CNDH, Alberto Manuel Athié Gallo en rechazo al procedimiento mediante el cual fue electa la señora Piedra Ibarra en el Senado.

Athié Gallo, quien también figuró entre los candidatos a presidir el organismo, adelantó que solicitará un amparo por la violación de sus derechos en el proceso que culminó con la designación formal de la hija de Doña Rosario Ibarra viuda de Piedra.

Correo electrónico: jagovea_53@yahoo.com

Compárte esta noticia:

Déjanos tu comentario