“Eso sí calienta”

0

Por: Alejandro Govea Torres
Está bien que nos trate de engañar con el cuento de que tiene otras cifras, de que organice consultas amañadas para imponer uno de sus caprichos con el argumento de que el pueblo decide, pero no se vale que el presidente Andrés Manuel López Obrador nos quiera manipular con la rifa del avión presidencial porque “eso sí calienta”, como él mismo dice.

Lógicamente que sus seguidores comprarán un boleto, incluso algunos de sus más allegados, como es el caso de la diputada Dolores Padierna Luna, tratarán de vender los billetes de lotería para participar en esta farsa para distraer la atención del fracaso del Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI), el aumento de las gasolinas, el encarecimiento de varios alimentos.

Con la rifa del avión presidencial, López Obrador pretende emular al presidente Lázaro Cárdenas del Río cuando pidió la colaboración económica del pueblo para la compra de Petróleos Mexicanos (Pemex) en 1938.

El tema se convirtió en “trending topic” (tendencia de lo que más se habla) desde el pasado viernes a nivel mundial, puesto que varios medios informativos de Estados Unidos, Londres, España, entre otros países, publicaron la noticia en tono de mofa de que el presidente de México se quería deshacer del avión presidencial.

La noticia generó miles y miles de “hashtags” (comentarios) en twitter, entre otras redes sociales, en donde se pitorreaban de la propuesta del presidente López Obrador, como aquel en donde señala que el colmo sería que Enrique Peña Nieto ganará el pretendido sorteo del avión presidencial.

Por su parte, expertos en finanzas públicas no dejaron pasar la oportunidad para señalar que el afortunado deberá de pagar 69 millones 832 mil 517 pesos tan sólo para cubrir por el Impuesto Sobre la Renta (ISR), es decir el 1% sobre el valor del premio, además del mantenimiento, entre otros gastos millonarios.

Se espera que la andanada de críticas, y sobre todo las burlas, logren que el presidente López Obrador se desista de organizar la rifa del avión presidencial, pero conociéndolo seguramente seguirá esta farsa para demostrar que el pueblo lo apoya a pesar de ser una francamente locura.

Ya trató de involucrar a los empresarios, quienes deberán de convencer a sus trabajadores para que compren boletos del sorteo, además no se descarta la posibilidad de que a los empleados de las dependencias públicas del gobierno federal se les obligue a cooperar con esta causa del político tabasqueño.

En fin, vamos a ver que resulta de la pretendida rifa del avión presidencial porque sus seguidores deberán de vender 6 millones de boletos de 500 pesos para juntar la cantidad de 6 mil 983 millones 251 mil 790 pesos que costo el Boing 787 conocido como “José María Morelos”, según el acuerdo aprobado en el Presupuesto de Egresos de la Federación (PREF) 2016.

En otro tema, elementos de la Guardia Nacional trataron de frenar la caravana de cerca de 1,500 migrantes provenientes de Honduras, que pretendieron entrar por la fuerza al puente internacional “Rodolfo Robles”, en la frontera entre México y Guatemala.

Y digo que pretendieron porque alrededor de unos 30 migrantes lograron entrar a territorio mexicano, en donde fueron atendidos por funcionarios del Instituto Nacional de Migración (INM).

Atrás quedó la política de “puertas abiertas” del presidente López Obrador luego de que Donald Trump impuso una serie de aranceles a las exportaciones mexicanas, puesto que ahora sólo podrán entrar a México con el compromiso de no ir a la frontera norte para pretender llegar a los Estados Unidos.

Ahora ya no se les extenderán salvoconductos como antes se hacía, ni siquiera con fines humanitarios, según advirtió la titular de la Secretaría de Gobernación (SEGOB), Olga Sánchez-Cordero Dávila.

En otro tema, el profesor Enrique Meléndez Pérez se lanzó en contra del actual dirigente de la Sección 30 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Rigoberto Guevara Vázquez, porque supuestamente pretende imponer a su sucesor, pero se olvida que ahora ya no será cuando él estuvo al frente de la organización sindical en Tamaulipas.

Antes llegaron a la dirigencia de la Sección 30 del SNTE los consentidos de la maestra Elba Esther Gordillo Morales, como fue el caso de Meléndez Pérez, quien no sólo fue diputado federal, sino también fue presidente de la Comisión de Educación en la cámara baja del Congreso de la Unión, gracias a su madrina.

En pago a esos favores, Meléndez Pérez pretende imponer a un allegado a la maestra Gordillo Morales para recobrar el control político de la Sección 30 del SNTE, además de promover la afiliación a Redes Ciudadanas Progresistas (RCP) que encabeza Fernando González Sánchez, yerno de su madrina política.

Correo electrónico: jagovea_53@yahoo.com

Compárte esta noticia:

Déjanos tu comentario