“Fuera Xico”

0

Por: Alejandro Govea Torres
Más de 500 personas participaron ayer en la marcha de protesta en contra de la administración municipal que preside Xicoténcatl González Uresti, ya que no sólo persiste el desabasto de agua potable en colonias, fraccionamientos y ejidos, sino también siguen deterioradas la mayoría de calles y avenidas, sin dejar de mencionar la falta de alumbrado público en diversas zonas de Ciudad Victoria.

Los manifestantes recorrieron varias calles desde la Plaza de los Héroes hasta el Palacio Municipal, en cuyo recorrido se escuchó constantemente el grito de “Fuera Xico”, “Fuera Xico”, como una muestra clara del descontento popular que hay en contra del alcalde victorense.

La marcha, organizada por el Movimiento Tamaulipeco de Dignificación y Democracia (MTDD), que preside José Dosal Hernández, quien a las afueras de la presidencia municipal demandó la inmediata conclusión de las obras que se realizan para garantizar el abasto oportuno del agua potable en toda la población.

Y como el alcalde González Uresti no salió a dialogar con las y los manifestantes, ellas y ellos entraron a la sala de cabildo para exigirle en forma directa que resuelva cuanto antes el problema del desabasto de agua, debido a que se espera una época de intenso calor en la capital tamaulipeca.

Nunca se imaginó que los victorenses dejarían atrás la apatía que les había caracterizado y ahora sí respondieran al llamado del MTDD para protestar por la falta de agua en sus casas, incluso algunos participantes recordaron aquella frase que hizo famosa el empresario Alejandro Martí García, cuando en una reunión del Consejo Nacional de Seguridad Pública celebrada en agosto de 2008, les dijo en forma directa: “si no pueden, renuncien”.

En aquella reunión durante la administración del entonces presidente Felipe Calderón Hinojosa, Martí García se encontraba dolido por el secuestro y asesinato de su hijo Fernando de 14 años de edad, por lo que en su desesperación clamó justicia ante la violencia desatada en nuestro país.

Ayer como ahora, la sociedad clama y reclama resultados a sus demandas, por lo que la manifestación de ayer es un claro indicio de que los victorenses ya no permitirán la apatía que hay en la administración municipal de González Uresti.

Luego de la manifestación de ayer, vamos a ver si el dirigente estatal del PAN, Luis René Cantú Galván, mejor conocido como “El Cachorro”, sigue diciendo que el gobierno de González Uresti ha dado resultados, que no hay indignación entre la población por la falta de servicios públicos.

En otro tema, la presidenta de la mesa directiva de la Cámara de Diputados, Laura Rojas Hernández del PAN, acompañada por legisladoras de todos los partidos políticos, se reunirán hoy con el titular de la Fiscalía General de la República (FGR), Alejandro Gertz Manero, a fin de instalar una mesa de trabajo con el propósito de hacer más eficaz la tipificación del delito de feminicidio.

El interés de las legisladoras de todos los partidos políticos creció luego de que un grupo de activistas convocaron a través de redes sociales a realizar un paro nacional el próximo 9 de marzo, en cuya fecha ninguna niña o mujer debe de salir a la calle, ni acudir a escuela o trabajo, luego de que el presidente Andrés Manuel López Obrador estaba más interesado en presentar el cheque por dos mil millones de pesos que le había entregado precisamente Gertz Manero en lugar de atender las demandas en contra del feminicidio.

Las organizadoras a través del hashtag o etiqueta #Undiasinmujeres, solicitan que el lunes 9 de marzo ninguna niña o mujer salga de sus casas, que la protesta propicie que sean escuchadas y tomadas en cuenta por las autoridades que están más interesadas en aspectos políticos en lugar de protegerlas de la violencia que se vive en nuestro país.

La propuesta ha sido respaldada por diversos sectores de la sociedad mexicana, como es el caso de cantantes y artistas, entre las que se encuentran Natalia Lafourcade y Mon Laferte, quienes de inmediato se sumaron a la protesta para demostrar el peso social de las mujeres.

De igual forma, dirigentes de organizaciones empresariales anunciaron que otorgarán todas las facilidades para que sus trabajadoras o empleadas participen en el paro que busca no sólo castigar con mayor severidad los feminicidios, sino también reducir la violencia en contra de las mujeres.

Conforme a un análisis financiero del Centro de Investigación de la Mujer en Alta Dirección (CIMAD), el costo de “Un día sin Mujeres” sería de poco más de 26 mil millones de pesos, debido a que más de 22 millones de mujeres participan en la actividad económica del país, lo que representa el 40% del personal que hay en las empresas mexicanas, según el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI).

El paro se realizaría un día después de la marcha por el Día Internacional de la Mujer, que se llevará a cabo el 8 de marzo y que partirá del Ángel de la Independencia hasta el Zócalo de la Ciudad de México.

Correo electrónico: jagovea_53@yahoo.com

Compárte esta noticia:

Déjanos tu comentario