Denuncian por homicidio y lesiones culposas a funcionario del Issste en Tamaulipas

0

Ciudad Reynosa, Tamaulipas.- Un médico del hospital del ISSSTE en Reynosa, denunció penalmente a funcionarios de la Delegación Estatal del Instituto en Tamaulipas y de la Contraloría, con sede en Nuevo León, por homicidio y lesiones culposas.

La querella fue presentada el viernes ante la Agencia del Ministerio Pública Orientadora Adscrita a la Unidad de Atención Inmediata, por el médico Alfonso de León Perales.

En ella se denuncia a Oscar Alejandro Grajeda Villalobos, responsable titular del área de auditoría interna y del área de quejas del órgano interno de control regional del ISSSTE con sede en Nuevo León, así como Ariel Gámez Cruz encargado de la delegación estatal del instituto en Tamaulipas e Ignacio Moreno Valdés, director de la clínica-hospital «Baudelio Villanueva Martínez» de Reynosa, por homicidio, lesiones culposas y lo que resulte.

En el relato de los hechos que motivaron la denuncia, De León y otros médicos acusaron de un presunto incremento en las infecciones intrahospitalarias que han afectado a trabajadores y usuarios del servicio.

Los médicos también calificaron de medidas «arbitrarias» la colocación de un sistema de control de asistencia biométrico con huella digital, de uso obligatorio para 400 trabajadores, a sabiendas de que no hay agua potable y antisépticos para el lavado de manos en la unidad hospitalaria.

«La piel de los seres humanos es portadora de microorganismos en condiciones normales, en un hospital con mayor razón porque hay focos de infección en todos lados, hasta en el manejo de los pacientes, por lo que esos dedos que van al checador de huellas tocan infinidad de objetos y superficies contaminadas», señalaron médicos del hospital.

Detallaron que además, el agua de la cisterna que alimenta a todo el hospital está contaminada por basura y hasta animales muertos.

Los demandantes explicaron que existen múltiples focos de infección como la ropa hospitalaria que por falta de equipo y combustible, no se ha lavado desde hace meses, la acumulación de prendas y otros residuos peligrosos en diversos sitios de la unidad y que casi todo el mobiliario es viejo con moho y óxido.

«Hay excremento de palomas en todos los ventanales y por dentro en las marquesinas; aún así las bacterias y otros microorganismos virulentos, como el virus de la influenza, son llevadas, vía reloj checador de huellas digitales hasta los pacientes hospitalizados y a las casas de los trabajadores que van desde choferes, camilleros, técnicos en mantenimiento y calderas, almacenistas, recepcionistas, administrativos, químicos, lavanderos, cocineros, nutriólogos, enfermeras y doctores», precisaron.

El querellante dijo que en el hospital del ISSSTE en Reynosa se han presentado fallecimientos de trabajadores activos y jubilados, además la presunta causa de infecciones intrahospitalarias.

Compárte esta noticia:

Déjanos tu comentario