No es conspiración

0

Por: Alejandro Govea Torres
Por más que el presidente Andrés Manuel López Obrador pretenda hacernos creer que la convocatoria “Un día sin mujeres” sea una conspiración de los conservadores en contra de su gobierno, resulta que el movimiento de colectivos y grupos feministas cada día cobra más fuerza entre la sociedad mexicana, como se puede constatar en el hecho de que 9 de cada 10 personas encuestas apoya en forma decidida el paro nacional propuesto para el próximo 9 de marzo.

Ni siquiera con el apoyo de sus principales colaboradoras ha logrado parar este movimiento, entre las que se encuentra la titular de la Secretaría de la Función Pública (SFP), Irma Eréndira Sandoval Ballesteros, quien ante la falta de argumentos e imaginación publicó en su cuenta de twitter una propuesta que ha sido duramente criticada por mujeres que han sufrido en carne propia la violencia de género o han perdido a una hija, una hermana o una amiga a causa del creciente feminicidio que se registra en el país.

Sandoval Ballesteros propuso que en lugar de que las mujeres no salgan el próximo lunes 9 de marzo se lleve a cabo un #parodehombres a través de un tuit publicado el sábado pasado y cuyo texto es el siguiente: “Para sacudir al país este #9 de marzo en lugar de que nos quedemos en casa tentadas a lavar platos y arreglar ropa, salgamos y ocupemos el espacio público sólo para nosotras. Mejor un #paro de hombres. Que ellos se queden en casa y no tuiteen, no acosen, no insulten y nos dejen en paz”.

La frase de “lavar platos” no sólo causó la indignación de colectivos y grupos de feministas, sino también de cientos de mujeres violentadas que criticaron la falta de solidaridad de la titular de la SFP, pero en lugar de reconocer su error se dio a la tarea de publicar más tuits injuriosos, como el que le escribió a la periodista Lydia Cacho Ribeiro.

El tuit dice en forma textual: “Pues a mí lo que me sorprende, querida @LydiaCacho, es que reproduzcas las manipulaciones de los medios, sobre todo tú que fuiste víctima de tantas”. “La evidente ironía de -lavar trastes- fue precisamente para llamar la atención de los retrógrada de una convocatoria que invita a…..

Más adelante, Sandoval Ballesteros señaló que quien crea que López Obrador y su gobierno “son adversarios a la digna causa de las mujeres se presta a la estrategia de golpe blando promovida por los peores intereses”.

Antes, la esposa de López Obrador, Beatriz Gutiérrez Müller primero se sumó al movimiento “Un día sin mujeres” en protesta a la violencia de género, pero luego cambio de parecer y subió en su cuenta de twitter el siguiente mensaje: ¡El nueve me mueve!, además de los hashtag: #UnDíaConNosotras y #NoAlParoNacional.

Y como era de esperarse, la señora Gutiérrez Müller recibió numerosas criticas de cibernautas que se imaginaron que tenía fueertes convicciones, pero más cuando aprovechó la oportunidad para proponer que hombres y mujeres porten un pañuelo blanco el próximo 9 de marzo en apoyo a López Obrador.

Una de las críticas que más llamó la atención de la sociedad mexicana fue la siguiente: “El paro ni siquiera es para estar en contra de AMLO”. Perdone las molestías, pero: ¡nos están matando!

Pero el colmo del oprtunismo político se vio con la actuación del presidente de la Comisión de Cultura de la Cámara de Diputados, Sergio Mayer Bretón, quien convocó a conferencia de prensa para solidarisarse con las mujeres, pero para demostrar que efectivamente apoya esta causa hasta dejó correr algunas lágrimas de sus ojos por el dolor que le causa la violencia de género.

Es por eso, que la convocatoria de “Un día sin mujeres” no es ninguna conspiración en contra del gobierno de López Obrador, sino más es un movimiento que surgió y que cada día cobra más fuerza para demostrar la creciente indignación que hay entre la sociedad mexicana por el flagelo de la violencia y el feminicidio que se registra en el país.

En otro tema, el rector José Andrés Suárez Fernández recibió al Comité de Evaluación de la Asociación para la Acreditación y Certificación de Ciencias Sociales, A. C., que coordina el maestro Juan José Sánchez Rueda, académico de la UNAM, que se encargará de evaluar el plan de estudios y revisarán indicadores de eficiencia, entre otras variables, con el propósito de otorgar la certificación de la licenciatura de Sociología que se imparte en la UAM de Ciencias, Educación y Humanidades de la UAT, Campus Victoria.

El comité, integrado también por María del Socorro Aceves, académica de la UNAM, además de Rosario Rogel Salazar y Corina Arriaga Marín, investigadoras de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM), realizarán entrevistas a docentes y egresados de la carrera, así como también constatarán la calidad de los servicios que se les otorga a quienes cursan la carrera de Sociología.

El director de la UAM de Ciencias, Educación y Humanidades, Rogelio Castillo Walle, destacó el esfuerzo que se realiza para certificar la calidad del programa educativo tanto en licenciatura como en posgrado de Sociología, con la finalidad de preparar mejor a las nuevas generaciones de la UAT.

Correo electrónico: jagovea_53@yahoo.com

Compárte esta noticia:

Déjanos tu comentario