Última llamada

0

Por: Alejandro Govea Torres
El presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Carlos Salazar Lomelín, acompañado por el presidente del Consejo Mexicano de Negocios (CMN), Antonio del Valle Perochena y el presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM), Luis Niños de Rivera Lajous, además del dirigente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), Francisco Cervantes Díaz, acudieron ayer a Palacio Nacional a fin de entregar al presidente Andrés Manuel López Obrador la propuesta de la iniciativa privada para enfrentar la crisis económica generada por la pandemia del coronavirus en el país.

En el cónclave estuvo también el Jefe de la Oficia de la Presidencia, Alfonso Romo Garza, quien fungía como intermediario entre López Obrador y los dirigentes empresariales, pero últimamente no había tenido ninguna intervención para frenar la ola de ataques del tabasqueño en contra de ellos.

Incluso, Romo Garza preside el Consejo Nacional para el Fomento a la Inversión, Empleo y Crecimiento Económico, que se creó hace casi un año para estrechar la relación entre el gobierno federal y los empresarios, pero no ha servido para nada porque hoy más que nunca están enfrentados.

Los dirigentes empresariales confían en que López Obrador cambie de actitud para que tome en cuenta sus propuestas, ya que saben, bien que saben, que está es la última llamada para lograr un acuerdo que evite se agrave la situación económica del país.

Insisten en que no están pidiendo la condonación de impuestos, pero si estímulos fiscales para salvar los empleos que tienen luego de que han dejado de tener ingresos por los paros en los sectores productivos en la búsqueda de frenar la expansión del coronavirus.

Por otra parte, el doctor Tofic Salum Fares dejó ayer la Subdirección Médica de la Delegación Estatal del ISSSTE, luego de enfrentar serios cuestionamientos por la falta de medicamentos y de insumos básicos para atender a los pacientes de la clínica hospital en Ciudad Victoria, según denuncias de los propios trabajadores.

En lugar de Salum Fares fue designado el doctor Ernesto Lavín Hernández, quien deberá de aprovechar toda su experiencia para sortear la crisis que hay ante el desabasto de medicamentos y de insumos médicos, como es el caso de las vacunas que se requieren para inmunizar a hijas e hijos de los derechohabientes en la entidad, además de proteger a trabajadores en las clínicas ante la pandemia del coronavirus en la entidad.

A propósito, la titular de la Secretaría de Salud en Tamaulipas (SAT), Gloria Molina Gamboa, anunció ayer en conferencia de prensa que 9 personas más resultaron contagiadas por el coronavirus, con los que de un día para otro se duplicó el número de casos registrados en la entidad.

Molina Gamboa reiteró la necesidad de que las personas se queden en sus casas para tratar de frenar el ritmo acelerado de contagios por coronavirus, es decir cumplir con las recomendaciones de las campañas conocidas como “Aislamiento Social” y “Susana Distancia”.

Indicó que las 9 personas contagiadas, son 6 hombres y 3 mujeres, de los municipios de Matamoros con 3, Tampico con otros 3, Reynosa con 1, Nuevo Laredo con 1 y Madero con 1.

De regreso con la designación del doctor Lavín Hernández como nuevo Subdelegado Médico del ISSSTE en Tamaulipas, no hay duda de que se sacó la “Rifa del Tigre”, como dice el viejo refrán, puesto que de inmediato deberá de solucionar el desabasto de medicamentos y de insumos médicos para reabrir cuanto antes la clínica hospital en Ciudad Victoria.

Desafortunadamente no es el único caso de desabasto de medicinas y de insumos médicos en clínicas y hospitales del Sector Salud en la entidad, ya que ayer doctores y enfermeras del Hospital General de Ciudad Victoria se quejaron de las carencias que enfrentan a diario, pero a pesar de todo tratan de organizarse ante la posibilidad de que lleguen personas contagiadas por el coronavirus.

No debemos olvidar que en marzo pasado el gobernador Francisco García Cabeza de Vaca firmó un convenio de no adhesión al Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI), a fin de manejar en forma independiente recursos y políticas del sistema de salud en la entidad.

Además de García Cabeza de Vaca, los gobernadores Martín Orozco Sandoval de Aguascalientes, Javier Corral Jurado de Chihuahua y Diego Sinhue Rodríguez Vallejo de Guanajuato, también firmaron el convenio de no adhesión y se comprometieron mantener una estrecha coordinación con el INSABI para brindar servicios médicos y asistenciales de calidad, aunque hasta el momento no se ha logrado porque no llegan los recursos de la federación.

Correo electrónico: jagovea_53@yahoo.com

Compárte esta noticia:

Déjanos tu comentario