Astrónomos creen encontrar el origen de una rara señal proveniente de la Vía Láctea

0

© CC BY 4.0 / ESO/L.Calçada / The Hibernating Stellar Magnet

Ottawa, Canadá, América (Sputnik).- Una lejana estrella magnética de la Vía Láctea pudo haber contribuido enormemente a resolver uno de los misterios del universo: de dónde provienen las extrañas ráfagas rápidas de radio. El origen de este fugaz fenómeno cósmico ha desconcertado a los científicos durante más de una década.

Las ráfagas rápidas de radio (FRB, por sus siglas del inglés) representan uno de los misterios más fascinantes del espacio. Son una descarga de radiación electromagnética extremadamente poderosas, equivalente a la que emiten 500 millones de soles, usualmente provenientes de otras galaxias en el espacio profundo.

Descubierta por primera vez en el 2007, estas señales duran menos que un abrir y cerrar de ojos, tan solo milisegundos, y la mayoría nunca llega a repetirse, razón por la cual es difícil predecir, rastrear su trayectoria y, por lo tanto, entender su naturaleza.

Pero el pasado 28 de abril, el telescopio canadiense CHIME, diseñado para escanear los cielos en busca de eventos transitorios, logró detectar una señal tan poderosa que el sistema no pudo cuantificarla.

En ese mismo momento, otros observatorios alrededor del mundo detectaron una explosión de ondas de radio increíblemente brillantes proveniente del magnetar SGR 1935+2154, ubicado en nuestra propia galaxia, la Vía Láctea, a 30.000 años luz de la Tierra. Además, los observatorios de rayos X globales también registraron un considerable incremento de la señal.

El magnetar SGR 1935+2154, o magnetoestrella, es una estrella de neutrones con un campo magnético extremadamente fuerte. Su particularidad radica en que emite enormes cantidades de alta energía en forma de rayos X y rayos gamma en breves destellos relámpagos.

Los astrónomos no se apresuran en enlazar los diferentes eventos detectados y actualmente se encuentran analizando los datos para verificar su relación. Pero ahora muchos expertos parecen sospechar que las FRB podrían tener el mismo origen que las otras señales de radio detectadas.

El astrónomo Shrinivas Kulkarni, del Instituto de Tecnología de California, coincide en que el descubrimiento de una señal tan potente en nuestra galaxia puede corroborar finalmente la hipótesis de que los magnetares son las fuentes que producen las FRB.

“Esto, en la mente de la mayoría de las personas, establece que el origen de los FRB proviene de magnetares”, confirmó Kulkarni al medio especializado ScienceAlert.

El astrónomo subraya que todos las FRB detectadas hasta ahora han sido extragalácticas y nunca han estado acompañadas de señales de rayos X o gamma, porque ese tipo de ondas es indetectable desde tan lejos. Sin embargo, la señal del 28 de abril es diferente, debido a que proviene de una estrella ubicada en nuestra propia galaxia y así se pudo establecer la relación de la FRB con la señal de los rayos X y gamma.

Ciertamente, son casualidades para tener en cuenta. No obstante y de acuerdo a los científicos, todavía es temprano para sacar conclusiones. Los astrónomos continúan realizando observaciones de seguimiento de la estrella utilizando algunas de las herramientas más poderosas con las que cuentan. Independientemente de lo que nos diga SGR 1935+2154, aún estamos lejos de resolver por completo el complicado enigma que representan estas señales increíbles FRB, concluye el medio.
https://mundo.sputniknews.com/espacio/202005041091306974-cientificos-creen-encontrar-el-origen-de-una-rara-senal-proveniente-de-la-via-lactea/

Compárte esta noticia:

Déjanos tu comentario