Viene una etapa muy ruda…

0

Por: Marco Antonio Vázquez Villanueva
En materia de seguridad pública todo el país atraviesa por una de sus peores crisis, se han roto todos los récords en asesinatos, ejecuciones o como usted guste llamarle, raros son los Estados que escapan de este fenómeno con el agregado de que en algunos la paz es ficticia, se rompe en cualquier instante.

El gobierno de Andrés Manuel López Obrador desde luego que trabaja en la materia sin embargo los resultados son magros y, lo que es peor, todo hace indicar que vienen cosas peores o por lo menos eso prevé uno de los encumbrados hombres en el gobierno de la Cuarta T.

Usted recordará a Manuel Espino, hombre de todas las confianzas de Vicente Fox, que lo hizo dirigente nacional de su partido, el PAN, y, posteriormente, se peleo con Felipe Calderón y renunció al partido azul para incrustarse en, lo adivino, Morena que lo cobijó y ahora lo nombró flamante Comisionado del Servicio de Protección Federal, pues él, desde su puesto y la información que tiene en la materia, adelanta que viene lo peor que hayamos vivido ya que la delincuencia se va a nutrir del hambre de los mexicanos que van a perder el empleo o sus dineros a causa de la pandemia de coronavirus.

“Viviremos una etapa muy ruda en materia de seguridad pública tras la pandemia, millones no tendrán trabajo pero si tendrán hambre”, pronostica Espino al hacer un llamado a los funcionarios de gobierno a que puedan mitigar los daños que se causen por la parálisis económica y social que estamos viviendo.

Por supuesto que no se necesita inteligencia para vaticinar que puede haber problemas si no se atienden el tema económico de forma inteligente, por lo pronto, urge cambiar todo el esquema que se ha seguido el cual como único resultado ha dejado más de 500 mil empleos perdidos en abril y los que se perderán en mayo que se estima será una cifra similar o mayor.

Además, no serán los únicos empleos que se van a perder durante este año y gran parte de la responsabilidad la tendrá el gobierno federal que se ha cegado a atender la contingencia económica de una forma más inteligente y práctica.

Hace unos quince días los bancos internacionales vaticinaron un retroceso en el país que equivale al siete por ciento de su economía lo que en términos llanos significaba más de ese millón de empleos perdidos y miles de empresas en quiebra con la dificultad de recuperarse en un corto tiempo, hoy los números que se ven en la perdida de empleos están dando credibilidad al pronostico y las cosas se vienen peor.

El Banco de América, para citar un ejemplo de lo que nos espera, ayer hizo proyecciones de la economía mundial y pronostico que para México este 2020 significará un retroceso del 10 por ciento, más de todo lo previsto, y atribuyó el hecho a que el gobierno federal se niega a dar apoyo a las empresas micros y pequeñas las que definitivamente van a cerrar si continúa al mismo ritmo el encierro producto del coronavirus.

Así de grave está la situación y peor se va a poner por la terquedad de la gente de no cuidarse, de seguir en la calle sin necesidad alguna, de llegar a la tontería de hacer largas filas por un six de cerveza.

Claro es que la pobreza no obliga a nadie a delinquir pero cuando no existen salidas ante la enfermedad de un hijo o la falta de tortillas para alimentarlos muchos se arriesgan a todo, vaya, les dará lo mismo morir de un balazo que del coronavirus pero no de hambre.

Viene una etapa ruda en materia de seguridad pública, ciertamente, y lo peor es que la única forma de prevenirla sería que el gobierno federal atendiera la contingencia económica lo que se ve no sucederá o por lo menos no de una forma eficiente, que los salve de la quiebra, así que, Dios nos agarre confesados.

Coloque en el buscador de Facebook @CENADeNegros1 y le agradeceré que me regale un Me Gusta, además nos puede seguir en la cuenta de twitter @gatovaliente y, como siempre, le dejo el correo electrónico a sus órdenes para lo que guste y mande… marcovazquez20001@hotmail.com

Compárte esta noticia:

Déjanos tu comentario