Burgos, España, realizará ofrenda floral a la Virgen por el fin de la pandemia

0

Este año, por la emergencia sanitaria, Santa María la Mayor no saldrá de la Catedral. / Foto: Archidiócesis de Burgos.

Madrid, España, Europa (Gaudium Press).- En el marco de la fiesta de los apóstoles San Pedro y San Pablo, que la Iglesia celebrará el lunes 29 de junio, la Archidiócesis de Burgos en España, realizará su tradicional ofrenda de flores a Santa María la Mayor, un acto de fervor popular que ocurre desde 1954.

Debido a la crisis sanitaria causada por el coronavirus, el Ayuntamiento de Burgos ha tomado la decisión de suspender las fiestas mayores de la ciudad, por esta razón el ofertorio a la Virgen ocurrirá este año en un acto a puerta cerrada con la participación de los fieles que posean invitación.

Así el homenaje mariano continuará, pero con un formato diferente, es decir lleno de fervor, pero con medidas de seguridad sanitaria.

Homenaje a los difuntos de la pandemia
Tal como ha detallado la Archidiócesis de Burgos en nota de prensa, la intención de la conmemoración a Nuestra Señora será especial: busca ser un gesto de homenaje a los difuntos de la pandemia y una rogativa la Patrona para que llegue el fin de la crisis sanitaria.

La fiesta se hará en el contexto de la celebración Eucarística que presidirá el Arzobispo de Burgos, Mons. Fidel Herráez Vegas, el próximo lunes 29 a las 11:00 en la Catedral, la cual estará dedicada a los apóstoles Pedro y Pablo.

Asistirán miembros de la corporación municipal, así como algunos representantes de asociaciones y de la sociedad civil.

Al término de la Misa se llevará a cabo la ofrenda y rogativa floral, y en la tarde el templo permanecerá abierto para que los fieles se acerquen a venerar la imagen de Santa María la Mayor.

Desde 1464
La venerada imagen de Santa María la Mayor, que preside el retablo Mayor de la Catedral de Burgos -la primera seo gótica de la península ibérica-, data del año de 1464.

Fue realizada por solicitud del entonces Obispo de Burgos, Mons. Luis de Acuña y Osorio, quien quiso dar mayores proporciones a la imagen de la Virgen, mandando sustituir a otra más pequeña que se encontraba deteriorada.

El deseo era que se realizara cubierta de plata, imitando otras obras sagradas medievales de Plasencia, Sevilla y Salamanca, muy cercana a los modelos franceses de ese tiempo.

No se sabe a ciencia cierta quién es su autor, algunos indican que fue Cristóbal de Valladolid, otros, Fernando de Oviedo, este último fue quien compuso la corona de la Patrona que data del 1488.

La imagen representa a la Virgen María sentada en un trono de plata mientras lleva en su regazo al Niño Jesús.

Por muchos años Santa María la Mayor salió de la Catedral sólo en circunstancias excepcionales. Ya con el paso del tiempo se instituyeron varias salidas, como la que ocurre cada año en la solemnidad de San Pedro y San Pablo, cuando tiene lugar la ofrenda floral.

Este año, debido la pandemia, la imagen deberá permanecer en su templo, como en antiguo, pero sin olvidar el homenaje del pueblo con la ofrenda de flores.
Con información de Archidiócesis de Burgos.

Compárte esta noticia:

Déjanos tu comentario