Barcelona se juega La Liga ante el Atlético con un vestidor roto en futbol de España

0

Madrid, España, Europa.- Tras dejarse cuatro puntos en los últimos tres partidos y ceder el liderato de LaLiga al Real Madrid, el Barcelona necesita ganar en el Camp Nou al Atlético de Madrid si quiere mantener las aspiraciones de revalidar el título, lo que tiene al equipo con poca confianza en su entrenador.

Aunque Quique Setién negó que hubiera mala sintonía entre el cuerpo técnico y la plantilla, lo cierto es que las aguas bajan revueltas en la entidad azulgrana.

Tras el empate ante el Celta (2-2), Luis Suárez responsabilizó al entrenador de los malos resultados fuera de casa, y minutos antes, en una pausa del choque en Vigo, un airado Leo Messi no quiso atender a las indicaciones que el segundo de Setién, Eder Sarabía, intentaba hacerle una y otra vez desde la banda.

“Siempre hay controversias. Cada uno tiene su manera de ver las cosas y es normal que haya diferencias en las opiniones. Yo tampoco era un jugador fácil y lo entiendo. Lo importante es que debemos convencer a todos de que la idea común es la que se debe defender”, sostuvo Setién, quien restó importancia al incidente entre Messi y Sarabia.

El equipo no gana ni tampoco convence con su juego, sobre todo en las segundas partes. Y las sensaciones no son buenas. No parece, por tanto, un buen momento para jugarse LaLiga ante uno de los rivales más incómodos del campeonato.

“Todos tenemos que ceder por el bien del equipo”, declaró el estratega culé, quien no es aceptado por el grupo y ante el rechazo de los líderes vive sus últimos partidos al frente de Barcelona, donde Xavi se perfila como el candidato principal para tomar las riendas la próxima temporada.

Compárte esta noticia:

Déjanos tu comentario