“Hay gato encerrado”

0

“Hay gato encerrado”

Por: Alejandro Govea Torres
La insistencia del presidente Andrés Manuel López Obrador en señalar que todo ha cambiado cuando destacó la ausencia del presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Arturo Zaldívar Lelo de Larrea y del titular de la Fiscalía General de la República (FGR), Alejandro Gertz Manero, a la ceremonia de su Segundo Informe de Gobierno en Palacio Nacional, propició que analistas políticos coincidieran en señalar que hay “gato encerrado”, sobre todo cuando afirmó que “el poder presidencial se quedó en el pasado”.

Y sí, efectivamente “eso no pasaba en el pasado”, como él mismo lo comentó ante sus invitados en Palacio Nacional, pero resulta que nadie le creyó porque como nunca antes el presidente López Obrador ha ejercido un poder absoluto, gracias a que Morena tiene mayoría en el Congreso de la Unión y ha podido cambiar leyes a su antojo para lograr las metas de la 4° Transformación.

No debemos olvidar que el magistrado Zaldívar Lelo de Larrea asumió la presidencia de la SCJN por la afinidad que tiene con López Obrador, por lo que no se descarta la posibilidad de que se hayan puesto de acuerdo para hacernos creer que el “poder presidencial” quedó en el pasado.

Y más cuando el presidente del Poder Judicial de la Federación (PJF) no había ofrecido, todavía ayer por la tarde, una disculpa por dejar plantado a López Obrador en su Segundo Informe de Gobierno.

Con respecto a la ausencia del titular de la FGR, se puede mencionar que fue parte de la estrategia de difusión del Segundo Informe de Gobierno de López Obrador, puesto que no se quiso correr el riesgo de que Hertz Manero fuera entrevistado acerca de la reciente detención del presidente del patronato de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), Gerardo Sosa Castelán, si hubiera asistido ayer a Palacio Nacional.

La detención de Sosa Castelán llama más la atención de la opinión pública que el mensaje presidencial, debido a que se trata de un caso con varias líneas de investigación, entre las que destaca la llamada “Estafa Maestra” que se perpetro en la administración de Enrique Peña Nieto y que tiene en la cárcel a Rosario Robles Berlanga.

También se podrían conjeturar que la ausencia de Hertz Manero se debió a que no era oportuno dar a conocer el avance de la investigación en contra del exdirector general de Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya Austin, en torno a los sobornos que recibió de parte de la empresa brasileña Odebrecht.

Lógicamente que podrían haber asistido ambos funcionarios a Palacio Nacional y señalar que no podían dar información por respeto a la investidura presidencial, pero resulta que López Obrador despertó la sospecha de que “hay gato encerrado” cuando expresó en forma textual lo siguiente: “Miren como han cambiado las cosas, invité al Fiscal General de la República y al presidente de la Suprema Corte de Justicia y no pudieron asistir. En otros tiempos eso no pasaba, porque ellos tienen la arrogancia de sentirse libres este es el cambio, esta es la transformación”.

Y hablando de cambios, no se puede descartar la posibilidad de que la desobediencia a la indicación presidencial de la fracción Morena en la Cámara de Diputados sea parte de una estrategia política electoral para que López Obrador mantenga al PRI como aliado, puesto que el tabasqueño puede argumentar que pidió el respeto a los acuerdos, pero no le hicieron caso, ni siquiera el coordinador de la fracción, Mario Delgado Carrillo, quien se abstuvo de votar a favor de Dulce María Sauri Riancho para ser presidenta de la mesa directiva en San Lázaro.

Aunque las negociaciones siguen para que la diputada priísta reciba el apoyo de las dos terceras partes de la Cámara de Diputados, no se descarta la posibilidad de que el vicecoordinador de la facción del PT, Gerardo Fernández Noroña, sea apoyado por los legisladores radicales de Morena para tener otra vez la Junta de Coordinación Política (Jucopo) y la mesa directiva de la Cámara de Diputados, cuya infamia no se da por descartada.

Sería una verdadera vergüenza que un auténtico buscapleitos y soez legislador, como lo es Fernández Noroña sea presidente de la mesa directiva de la Cámara de Diputados, por defender el proyecto de la llamada 4° Transformación.

López Obrador presumió de supuestos logros alcanzados en su Segundo Informe de Gobierno, pero ante los hechos nada resulta creíble cuando van más de 64 mil mexicanas y mexicanos muertos por la crisis sanitaria del coronavirus y la peor caída de la economía, mucho menos cuando dijo que: “En el peor momento, México cuenta con el mejor gobierno”.

Y la respuesta no se hizo esperar por parte del dirigente nacional de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Gustavo de Hoyos Walther, quien aseveró que era todo lo contrario porque “México tiene el peor presidente en el peor momento de su historia”.

El dirigente empresarial esperaba que López Obrador diera a conocer propuestas para enfrentar la crisis económica y la recuperación del empleo, pero en lugar de ello sólo habló de supuestos logros que nadie cree, muchos menos aquellos que perdieron sus empleos y sus ahorros por la pandemia.

De Hoyos Walther aseveró que “el informe del segundo año de gobierno fue un informe desangelado, pareció más una conferencia mañanera de larga duración, pero sin preguntas”.

Correo electrónico: jagovea_53@yahoo.com

Compárte esta noticia:

Déjanos tu comentario