Niegan amparo al Ayuntamiento de Victoria, deberá pagar diferencias salariales a trabajador

0

Ciudad Victoria, Tamaulipas.- El Ayuntamiento de Victoria deberá pagar horas extras, además de diferencias salariales, por concepto de vacaciones, prima vacacional y aguinaldo, desde el 14 de mayo de 1999 a un chófer de limpieza pública reinstalado el 2014, ya que mediante la ejecutoria 1388/20129, Magistrados Federales le negaron el amparo a la autoridad municipal por perder la oportunidad de alegar tal situación ante la autoridad laboral.

El Magistrado Daniel Ricardo Flores López, del Primer Tribunal Colegiado en Materias Penal y de Trabajo del Décimo Noveno Circuito, determino que, es evidente que al Ayuntamiento le precluyó la oportunidad para formular la violación procesal que ahora pretende hacer valer en contra de un segundo laudo, pues desde la emisión del primer fallo, esa infracción al procedimiento ya le afectaba; sin embargo, pasó por alto, plantearla en el amparo anterior, que promovió en contra de aquel primer laudo de 31 de mayo de 2018.

El 12 de noviembre del 2019, el Ayuntamiento de Victoria, acudió ante el Poder Judicial Federal en esta capital, para presentar demanda en contra del Tribunal de Conciliación y Arbitraje de los Trabajadores al Servicio del Estado y los Municipios (Tcatsem), por el Laudo 166/M/2015 y acumulado 758/M/2016, que lo condeno pago de horas extras, además de diferencias salariales, por concepto de vacaciones y otros desde el 14 de mayo de 1999.

El Magistrado Daniel Ricardo Flores López, a quien correspondió estudiar el asunto, determino que, el Ayuntamiento hace valer una violación al procedimiento laboral; asevera que el Tcatsem, desestima los medios de prueba ofrecidos con el propósito de acreditar la existencia de un doble pago, aduciendo que dicha infracción trasciende al resultado del fallo, dado que es a quien recae la carga probatoria de demostrar en juicio; y por tal motivo, se le condena a un doble pago, por considerar que no cumple con el debido procesal.

Por lo tanto, deviene inoperante la violación procesal alegada, en virtud de que fue consentida tácitamente al no haberse combatido en el anterior amparo (730/2018) promovido contra el primer laudo; por ende, el derecho a reclamarla en amparos posteriores, se encuentra precluido, ante lo cual propuso negar el amparo, lo cual fue aprobado por el pleno judicial, y ahora el Tcatsem deberá obligar al pago.

Compárte esta noticia:

Déjanos tu comentario